Querer cambiar: Por la razón o la fuerza

0
156

Cierto que la distancia ofrece perspectiva. Analizar la propia realidad a los ojos del otro permite el contraste. Comparar…cuestionar, valorar …en última instancia siempre interpela. A irse o a quedarse, esta última opción siempre con cargas de nuevos bríos, con la ilusión y la esperanza de que las cosas pueden cambiar. Pero esa esperanza no es eterna, tiene necesidad de verse materializada pronto al menos en cambios graduales que aseguren que se avanza.

En Chile lo han entendido bien. El lema de su escudo nacional así lo atestigua "por la razón o la fuerza"…una sociedad que ha prosperado y ha avanzado en su consolidación en base a un código de honor y de respeto a la ley…primacía del derecho…siempre la razón primero…luego, sólo su restablecimiento por la fuerza…en segundo lugar, pero con legitimidad y decisión…por el bien de la colectividad.

En verdad que lo que pasa en Michoacán es delicado, no podemos tolerarlo ni justificarlo, ese sistema de ataque del pueblo contra sí mismo debe movernos.

-Publicidad-

Sin orden no avanzaremos jamás. El paradigma no puede ser otro que reconocer que tenemos la oportunidad – y la responsabilidad- de construir el estado y la ciudad que queremos y que el límite de actuación de todos debe ser la ley y la consolidación de un auténtico estado de derecho.

Cambiar implica querer cambiar. Hoy no estoy tan seguro de que todos queramos cambiar, ni por la razón ni por la fuerza, más aún si quien está legitimado para usarla renuncia a ella para restablecer el orden mínimo.

Así cualquier intención de cambio se ve seriamente desincentivada.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí