No habrá otro verano caliente, pero sí un quiebre: Javier Corral

0
49

Buscamos a Miguel Fernández para que fuera candidato y no quiso, tampoco Pablo Cuarón

Método me permitió entrarle cuando antes no había condiciones; el más afectado fue Blanco

Javier Corral viene por la segunda vuelta, bajo el slogan de “ahora sí”. Siente que las condiciones han cambiado, que el PAN tiene amplias posibilidades de rescatar el Gobierno, que entregó desde que Francisco Barrio fue gobernador, y al que defiende sobre el tema de si fue competente o no. Corral es el político del discurso fuerte, elocuente y que ahora defiende sus expresiones, casi por cumplir los 50 años de vida. Defiende su decisión de competir, cuando en su momento reclamaba que no había las condiciones internas dentro del panismo. Suaviza los términos de corrupción aplicados al mismo panismo y advierte que ya hizo las paces con actores como Gustavo Madero, quien es su pieza estratégica como coordinador de su campaña. Habla de sus rivales internos y salpica de anécdotas el camino recorrido.

Advierte del riesgo de los intereses que están detrás de los candidatos independiente y califica al competidor por la gubernatura del Estado de ese perfil, José Luis Barraza, como “un pony”. Advierte de los factores que están detrás, como son los empresarios, de los que pinta su raya sobre los que buscan sin partido competir por el poder, para terminar queriendo hacer uno. Revela que se buscó a Miguel Fernández Iturriza para que fuera el candidato a la gubernatura, pero rechazó la propuesta, lo mismo que Pablo Cuarón. Esta es la conversación de Primer Nivel con el abanderado albiazul a la gubernatura del Estado:

LCC.- De lo que fue el proceso interno que siempre sí iba, que siempre no iba se sumó una figura, Juan Blanco y los grupos, que andan muy inquietos en el PAN, empiezan a mover sus armas. Finalmente sí decide ir porque las encuestas y el perfil dan el criterio de decisión al Comité Ejecutivo Nacional. ¿Qué pasó en esa arena interna y por qué sí, por qué no?, porque eso también llevó a que grupos inconformes actualmente con el PAN evidentemente coquetearon con “Chacho” Barraza porque usted no iba, la señal era por otra, por Blanco. Insistimos siempre sí ¿por qué ese juego si pudiéramos llamarlo así?

-Publicidad-

JC.- Realmente yo mantuve siempre la decisión de no participar todavía hasta principios de este año porque aunque estaba consciente del posicionamiento en el estado y las encuestas, dije que yo no iría a un proceso interno al que calificaba anticipadamente que podría ser un herradero interno, pues yo ya había tenido la experiencia en la campaña por la presidencia del partido y realmente los grupos, la dinámica de grupos interna, termina nunca asegurando el mejor escenario hacia fuera. Entonces yo dije: Bueno. La verdad es que no tenía interés de participar, aunque resulta que un candidato que puede estar muy bien posicionado fuera y que puede estar en la preferencia incluso del electorado, resulta que hay otro, se le puede poner otro tipo de trabas, o incluso tener que enfrentar al adversario que se nos mete, cómo se nos metió en el proceso para la Senaduría.

Entonces el partido fue cambiando las cosas, fue modificando el proceso hasta que hubo un planteamiento de los dirigentes, decir a ver si el proceso se basa en una designación que tenga como base de la decisión, encuestas y valorar otros elementos como presencia en redes sociales, criterios más objetivos, entonces pues yo dije voy a valorarlo y decidí entrarle. Ahora porque yo no quería al principio, porque yo lo que andaba buscando y realmente buscando era una candidatura externa, no independiente, una candidatura externa que pudiera arropar por todos los partidos para formar lo que convocamos incluso a la formación del frente por la unidad democrática de Chihuahua, pensando en que podría ir toda la oposición y que podíamos armar un polo de los opositores en Chihuahua, pues para ir en mejores condiciones de competencia eso no se dio porque, aunque mucha gente sí veía con ella, nunca encontramos al personaje que queríamos, yo le insistí mucho a Fernando Miguel Fernández Iturriza, incluso hablé con él, nos juntamos Jaime García Chávez, Víctor Quintana un servidor y le dijimos Miguel eres el personaje que puede ser transversal a muchos sectores de la sociedad chihuahuense, obviamente al mundo empresarial, pero también a organizaciones sociales, porque Miguel pues tiene una transformación muy interesante como empresario.

LCC.- A pesar de que no participaba, ¿la experiencia para la Alcaldía no?

JC.- Así es y bueno Miguel no quiso, insistimos con otras personas, como Pablo Cuarón, yo le insistí también, yo hablé Cuarón por teléfono le dije: Oye queremos que vengas a Chihuahua, tenemos que platicar, me dijo, no Javier yo tengo decidido que no voy a participar en esa búsqueda. Y de alguna manera se me regresó a mí.

LCC.- Frente a esos dos, más prospectos, ¿hubo un tercero?

JC.- Se dieron muchos nombres, pero los que yo personalmente busqué fueron esos dos, ahora en el seno del frente se empezó a decir Javier éntrale tú, es muy importante que tú le entres, fue cuando yo dije no veo condiciones en el partido para que realmente se atienda lo que la gente quiere, fue cuando sentí un acuerdo muy importante por el Consejo Estatal en donde se resuelve un método de selección de candidatos por designación, con base en encuestas. Y bueno me aumentó la presión de la gente, porque hubo incluso expresiones muy duras de gente que me paraba en el mercado, en las tiendas y que me decía oiga a usted qué le pasó, está muy raro eso de que usted no quiere entrarle, no es que realmente no, pero es que este real debe entrarle, estamos esperanzados. Pues mira realmente sí se me fue generando un ambiente incluso hostil verdad y en ciertas personas de manera dura decían oiga qué le pasó, la gente como diciéndome se está rajando no, fue cuando ya acepté y bueno…

LCC.- ¿Fue una parte clave para ser aceptado?

JC.- Comenzando una presión en el propio grupo de enfrente.

LCC.- Porque estaban los dados cargados también en el PAN hacia Blanco.

JC.- Pero mira yo fui viendo que en el partido se estaban creando las condiciones para sacar la mejor decisión, yo sí empecé a ver que al partido le empezó a preocupar varias cosas, por supuesto la presencia de los independientes, porque el PAN empezó a modificar su proceso, empezó a tomar otras decisiones cuando ven venir a los independientes. Yo no sería hoy propiamente candidato del PAN sin esa presencia, porque hizo que el PAN se pusiera las pilas.

LCC.- ¿Fue algo de rebote entonces?

JC.- Sin duda, porque el PAN tenía la vista en las encuestas, las tenían Blanco y Borruel y todos, ya había encuestas para noviembre y diciembre del Comité Nacional del PAN, que siempre me ponían en primer lugar, incluso siempre sobre el candidato del PRI.

LCC.- ¿Sobre Serrano?

JC.- No la que me ponía ella, porque ya la que me ponía a mí sobre Serrano fue la de diciembre, y en esta última también que nos colocó arriba de él, pero siempre que se ponía mi nombre en las encuestas, se aparecía una ventaja porque todavía no está decidido, pero ya andaba Graciela, Serrano, en los careos siempre sale arriba. Entonces eso también el PAN yo creo que fue buena la decisión y creo que cuando, no creo, estoy seguro de la generosidad con la que actuaron los aspirantes quien realmente la buscó fue Blanco, se movió mucho por el estado; Angulo visitó muchos municipios, el propio Beltrán del Río, pero yo siempre dije de Jaime, siempre vi que él no iba a permanecer en el proceso, que fuera el resultado que fuera él iba a criticar el puntaje, porque realmente lo veía queriendo ser el candidato, pero debo reconocer que los que se hicieron campaña fuerte fueron Angulo, este Juan y para quien sin duda fue más dura la decisión fue para Juan.

LCC.- Ya se veía, ¿no?

JC.- Pero ahí no está madura la cosa, porque ahí es donde está la meritoria de la cosa porque Juan Blanco fue el primero que me dijo voy contigo.

LCC.- ¿Hubo alguna negociación para ofrecer algo más aparte de lo de diputado federal?

JC.- No, no entramos en una negociación alguna, siempre dijimos antes cómo íbamos a leer las encuestas, entre todos decidimos la empresa encuestadora, Anaya nos puso tres encuestas y Juan dijo que le interesaba una, yo dije la que Juan puso y luego los demás nos sumamos.

LCC.- ¿Y cuál fue esa empresa?

JC.- Varela y Asociados y luego por una encuesta telefónica se decidió Álex, un encuestador de Reforma que no le falla una, es buenísimo. Pero el encuestador de Reforma tiene 15 años de matemático el camarada, tiene una precisión; en la interna del PAN cuando sacó Reforma la encuesta donde había una clara ventaja de Anaya, ¡híjole, dije yo, este va a ser el resultado, porque no le falla¡ Y él nos hizo la encuesta telefónica, la militancia y en otros instrumentos muy por arriba el panismo quería que yo fuera el candidato gobernador, muy claramente contó de que yo no me moví ni una semana en un municipio para decir yo quiero entrar, al contrario me descarté dos o tres veces públicamente, que si yo le iba a entrar a la candidatura dije no, yo no le voy a entrar, voy a apoyar a quien el PAN escoja, esa era mi posición claramente cuando lo dije. Yo estaba en otra onda, andaba con Cinthia allá en Mazatlán, andamos en el Malecón en patines y allá nos enteramos del destape de Serrano, de que Barraza se había inscrito para candidato independiente.

LCC.- Es un estilo clásico del político: Me voy a dar a querer, veo las piezas en la mesa y luego ya ahí voy yo; así fue, ¿no?

JC.- Fíjate que ahorita las cosas no están como para darse uno a querer, porque más bien yo pensaba que no se iba a lograr el acuerdo de unidad en el PAN, nadie en serio, o no va a ser imposible que el PAN pueda reconocer quién está afuera mejor posicionado, pues porque también acababa de competir contra Anaya.

LCC.- ¿Y qué experiencia le dejó eso? Como dijo un político, en política la circunstancia modifica el discurso, usted se dejó caer con todo contra ellos y ahora anda bien acaramelado con ellos.

JC.- Tengo un respaldo indiscutible de Anaya, de Santiago Creel, de Madero a quien yo tanto le cargué la mano en la campaña interna, la generosidad de Madero.

LCC.- ¿Y ya no son corruptos?, hasta habló del consorcio y lo denunció.
JC.- Nunca los acusé de corruptos, yo hablé del consorcio, pero nunca los acusé de corruptos.

LCC.- Iba implícito en la expresión, ¿no? Es muy elocuente, muy destacado en eso, entonces sus expresiones muy contundentes ¿ahí se quedan?

JC.- No porque lo que yo criticaba son los acuerdos cupulares, nunca acusé de corruptos a nadie, porque no tendría motivo para hacerlo, lo que dije y es una crítica que he enderezado, es como los partidos que han sido secuestrados por grupos y cúpulas, cacicazgos grupales, donde se han desvirtuado todos los procedimientos eleccionarios y cómo estos cárteles o estos grupos han sustituido realmente el vínculo de la gente con el PAN, o lo han deteriorado y sobre todo el abandono de formación, de capacitación ideológica.

El consorcio, lo que yo llamé el consorcio de los distintivos grupos, pero de ello se recibe un gran apoyo. De Madero debo decirte tiene una gran claridad sobre lo que está viviendo en Chihuahua, incluso con la convicción de todos porque hasta ellos están de acuerdo con la crítica que yo he hecho en el PAN; Anaya me lo ha dicho varias veces, si no hubieras tú competido y si no hubieras dicho lo que dijiste yo no hubiera podido hacer mucho de los compromisos que hice para corregir cosas en el PAN. Y mira qué bueno, qué bueno que por lo menos una presencia como la que yo tuve ahí influye, incida para hacer compromiso, por ejemplo de depuración del padrón del partido, de formación de una comisión.

LCC.- ¿Viene una nueva depuración?

JC.- Está en marcha en el partido un proceso de depuración del PAN a nivel nacional.

LCC.- ¿Se van a quedar sin registro?

JC.- No, no se trata de eliminar a los miembros activos reales, sino de depurar aquel panismo de filiación emergente interesada, que se llevó fundamentalmente para engrosar convenciones o asambleas, porque el panismo militante ahí está, ha seguido, el problema no es el panismo.

LCC.- ¿El panismo está muy decepcionado?

JC.- Hoy por ejemplo yo lo veo muy reentusiasmado, no sabes de qué manera me ha recibido la gente en los municipios. Tuvimos dos extraordinarios eventos, en Coyame, que es un municipio muy pequeño, mil 600 habitantes quizá y teníamos el local del partido abarrotado, con un entusiasmo. Ha vuelto la esperanza, también del propio PAN, yo veo un PAN alegre, entusiasmado con ganas de volver a ganar, posponiendo rencillas, diferencias, colocándose por encima de muchas cosas que había. En Rosales, conoces a Miguel Ángel Abundis que fue en Delicias, Abundis describió muy bien el ambiente que se está viviendo en el PAN porque fuimos a Rosales el sábado en la mañana y dijo mira este ambiente que estamos viviendo, es como la segunda vuelta de Barrio a la gubernatura, el PAN está alegre, está animado porque efectivamente ya teníamos mucho batallando.

LCC.- ¿Se advierte un verano caliente otra vez?

JC.- No, no es, no son las mismas condiciones, pero sí viene un nuevo quiebre en la vida de Chihuahua. En términos de una oportunidad de transformación real, estamos colocados realmente ante la oportunidad de volver a ser gobierno y por ningún motivo podemos fallar, porque volviendo a tener el Gobierno del Estado, vamos a tener que ser ejemplo en muchas cosas, a muchos del PAN les dije ya nadie ya cree, podemos recuperar no solamente la confianza ciudadana al PAN, sino al PAN mismo si volvemos a ser un gobierno ejemplar, transparente del que se sienta orgulloso.

LCC.- Si volvemos. ¿Barrio lo fue ejemplar, transparente?

JC.- Claro, en muchos sentidos, es uno los gobiernos que hemos tenido y sin duda un gobierno que hoy por hoy a la larga está muy valorado o muy revalorado en términos de un gobierno para todos, Barrio no fue faccioso, los recursos fueron bien aplicados donde había realmente necesidad.

LCC.- Pero, ¿no fue muy competente en el ejercicio del poder?

JC.- No, yo creo que sí fue competente.

LCC.- Porque entregó el poder, ¿verdad?

JC.- Bueno son un conjunto de múltiples variables, en un asunto, como ese obviamente, siempre el no entregarle a otro de su partido se considera un fracaso no, pero un conjunto de cosas también interno que tuvo que ver. Barrio hizo un gran gobierno en mucho de los niveles de deterioro en Chihuahua, en lo económico tiene que ver con haberse suspendido de tajo mucho de los programas que Barrio puso. Por ejemplo, yo siempre he lamentado muchísimo cómo se interrumpió el Chihuahua Now, que era un modelo de desarrollo económico integral para desarrollar la vocación productiva de las regiones y organizar a las personas en términos de una economía solidaria, desde cooperativas, hasta pequeñas, medianas empresas, poniendo en práctica modelos de producción y de valor agregado a la producción y me parece que eso era una gran idea llevarla a 15, 20 años; se interrumpió, habrá que ver qué retomamos de eso para volver a ponerlo en práctica en Chihuahua.

LCC.- Javier en ese previo a la precandidatura vimos la imagen del restaurante, de la tableta con Madero, qué estaban viendo una tableta en México, cuando ya hace las paces con Gustavo, muy felices los dos, muy compas otra vez, a trabajar a pesar de los dichos y están viendo la tableta, qué estaban viendo en la tableta, ¿la estrategia?, y luego previo al Super Bowl en ese momento.

JC.- No ya sé, hay una filtración, hay una columna que por cierto es cuate mío Hugo Páez en impacto. Déjame decirte que en un café estamos viendo una tableta, no estamos viendo en específico nada, porque Madero usa una tableta de este tamaño, que así no plática nada sin estar dibujando y escribiendo cosas, hace sus diagramas y te dice, porque presumen el uso de la tecnología además es una tableta la nueva de Apple la que trae ahí su lápiz. Y entonces es lo que estaba haciendo, no me acuerdo qué estaba dibujando. Todavía no estamos hablando de estrategia porque todavía no estaba la decisión del partido, e incluso ahí Madero me seguía insistiendo de que yo le entrara en esa reunión, me decía Javier tú puedes dar el campanazo. Madero me explicó siempre su lectura que cuando ya me propusieron, me acuerdo al primero que hablé fue a Madero le dije te necesito Gustavo.

Por cierto es nuestro presidente de comité de campaña, nuestro coordinador estratégico, luego está Jorge Camacho que es el coordinador general, el delegado; luego está Fernando Álvarez Monje que es coordinador operativo y luego ya se desprenden todo un organigrama con distintos coordinadores de área. Está Miguel Riggs en el tema de giras, está Pinedo en Comunicación Social en todo lo que tiene que ver con comunicación, medios de información, entonces estamos integrando a diferentes compañeros, está por ejemplo Carlos Angulo en la coordinación de programa de Gobierno.

LCC.- ¿Juan Pablo Adame está en el área de política digital?

JC.- En estrategia digital nosotros tenemos un gran estratega digital, pero obviamente Juan Pablo nos va ayudar. Por cierto uno de los elementos que el Comité Nacional revisó de los elementos a valorar a los precandidatos fue un estudio digital sobre redes y manejo, dicen que yo conozco parte del estudio, pero dicen que la presentación que hizo Adame de mi posicionamiento en redes, la repercusión que tengo en redes y sobre todo lo que las redes opinan llamó mucho la atención y eso lo hizo él, lo hizo de todos los aspirantes, pero a profundidad. Ya hay un equipo ahí en el PAN muy interesante que está analizando esto, como un factor de competencia electoral eso es lo que no teníamos hace 12 años, tú lo sabes perfectamente. Yo estaba vetado por la televisión, vetado, pero tenemos ya las redes sociales.

Él se ha especificado muchísimo, es hijo de Marco Adame el exgobernador, fue diputado federal y presidió la Comisión de Política Digital de la Cámara de Diputados y de ahí se enganchó él en los temas de telecomunicaciones, internet y se ha metido, no sólo a la cuestión legislativa, se ha metido a conocer el uso de las tecnologías y la relación entre campañas, política, gobierno y redes, que es ya no el futuro sino ya estamos en el presente, no van a dejar de existir los periódicos, lo mismo leer un libro, una novela a leerlo en una tablet.

LCC.- De los independientes, porque es una parte importantísima, expresiones contra esta figura de los independientes, declaró ser el más independiente de los independientes. ¿Qué pasa con la figura de los independientes, porque también hay una relación directa con el fenómeno del caso “Bronco” en Nuevo León?

JC.- Bueno yo no me he declarado en contra de la figura, al contrario yo la voté a favor en el Congreso y tengo un discurso amplio sobre el tema de cómo reglamentar los independientes. Yo creo en la figura, tampoco le concedo todas las bondades que se le conceden por el hecho de ser independientes, o por llamarse independientes, porque bueno pueden ser independiente del sistema de partido, pero muy dependientes de otros intereses.

LCC.- ¿“Chacho” Barraza?

JC.- En general la figura puede caer en manos de intereses estrictos también.

LCC.- ¿No sería el caso de él aquí en específico?

JC.- Aquí lo de Barraza es más bien una candidatura de élite, de los empresarios que han ido a buscar una plataforma, pues de negociación directa con el poder, pero parece como de muy de clase. Yo pienso que el gran riesgo de las candidaturas independientes es que terminen en manos de los grupos económicos, son los que pueden.

LCC.- Pero ganan, ¿los que apoyaban al PAN, no?

JC.- Alguno de ellos, pero bueno estoy a favor de la figura, sí estoy a favor, yo la voté, pero también deben decir con toda claridad por qué quieren ser, para qué quieren ser, quiénes los apoyan, quiénes los financian, eso es muy importante para que se aclare como lo digo de intereses muy estrictos. Sin embargo, creo que hay un gran error, no se vaya a pervertir, terminar convirtiéndose en un instrumento. Los independientes quieren ser un partido, se organizan a nivel nacional se ponen de acuerdo, independientes municipales con estatal, van a perder esa frescura de un planteamiento que bien hecho puede servir mucho el sistema de partidos, puede ser un verdadero acicate. Bueno ya te dije al principio el PAN no hubiéramos hecho un acuerdo del tamaño que lo hemos hecho, si no hubiéramos visto el fenómeno de Nuevo León. Allá los agarraron desprevenidos a todos, ahora ya no ya que el PAN se puso las pilas y obviamente mira Antonio tú lo sabes: Chihuahua no es Nuevo León y Barraza tampoco es el “Bronco”, Barraza ni a pony llega. La verdad es que cuando dije que yo era el más independiente de todos, te lo digo sinceramente, no nomás mi independencia al interior del propio partido, en disposiciones en mi persona ya lo decía no. Tengo independencia con relación al poder económico, que quizá en un momento como el que vive el país es la independencia más importante, porque lo que se trata es de ir a un nuevo modelo de desarrollo económico con un sistema de distribución más justo, tanto de los ingresos fiscales, como del mercado laboral.

*”Intereses de negocios detrás de los independientes”
Javier Corral hace algunas pausas antes de dar respuestas. Es más reposado aunque no pierde el brusco movimiento de manos que le caracteriza en su elocuencia para rematar con frases que buscan la contundencia. Con un saco informal azul, el precandidato panista a la gubernatura da un panorama de sus convicciones y motivaciones para ser el gobernador de Chihuahua. Habla de sus rivales políticos, situándolos en una situación fuera de rencillas personales y aspiraciones políticas y dijo estar preparado para el “ahora sí” de su segunda experiencia de buscar ser gobernador. Toca ampliamente el tema de las candidaturas independientes, las que descobija advirtiendo que detrás de ellas hay intereses empresariales que buscan proteger sus negocios, apartando a los partidos de las negociaciones directas con el Gobierno.

LCC.- En este esquema de precampaña, donde las reglas electorales dictan que no puede hablar o tocar ciertos temas de proyección a la sociedad, porque lo tiene que hacer estrictamente al plano interno, ¿cuál es su estrategia, cuál es su discurso, el mensaje al panismo que lo va a hacer candidato?

JC.- Esto es muy interesante, porque yo veo incluso una estrategia no de uno, si no de varios candidatos que dicen: “No puedo hablar, estoy impedido para hablar”, pero no es cierto. Yo he preguntado ¿en qué ley está impedido a un precandidato, así sea único, que tenga prohibido decir, porque quiere ser candidato a gobernador? Eso no es cierto. A los únicos que puedes pedirle el voto es a los votantes y adherentes o participantes que se involucrarán en el proceso de ratificación, nada más a ellos puedes pedirles el voto, no puedes pedirle el voto a los demás todavía, es lo único que puedes hacer, esa una línea de cierta ficción; pero uno sí puede fundamentar en todo momento para qué quiere participar, lo pude hacer, y una de las tareas de un precandidato es mostrar por qué queremos participar, un diagnóstico de lo que queremos cambiar de la realidad y luego entrar a hacer una propuesta programática con sentido de justicia para darle sentido a la búsqueda del voto. Eso es un poco lo que hay que hacer.

A mí me dicen: “Oye, no puedes hablar del salario” y les digo ¿por qué no?; si hay chihuahuenses que son miembros del partido que me van a ratificar o no en un asamblea, porque viene una ratificación de la Comisión Permanente y una reunión de la Asamblea Estatal el 11 de marzo.

¿Cómo está siendo mi estrategia?, reforzando primero este acuerdo de unidad en el PAN. Yo me encuentro en los municipios a liderazgos de chile, tomate y cebolla y eso me da mucho gusto porque, veo mucha generosidad, con actitud sincera lo veo, porque se cree que sí podemos volver a ganar y porque se ve el ambiente y porque se ha dicho ¿por qué nos hemos peleado por migajas?, vamos a pensar en grande y ese ambiente lo detecto, entonces estoy reforzando la unidad, estoy atendiendo todas aquellas propuestas y planteamientos que tienen que ver con estructurar una propuesta de gobierno, la gente tiene muy buenas ideas y los sectores informados en la problemática de hace muchos años, tienen la mejor solución.

LCC.- “Chacho” Barraza dijo que va muy fuerte en las firmas y en sus proyecciones, y en este sentido espera que usted decline a favor de él, porque por parte de él no podría ser a la inversa.

JC.- Sinceramente es más propaganda lo que está haciendo Barraza que lo real, las encuestas están diciendo los números.

LCC.- Iba por 200 mil y logró 150 mil.

JC.- En primer lugar, me parece que tener una expectativa no aterrizada y se está actuando con mucha ingenuidad. Primero el déficit de lo que dijeron que iban a conseguir, porque hablaban de 250 mil firmas. Dijo que iban a pulverizar a los partidos, se dieron cuenta que no fue así, porque además han tenido que contratar operadores, fueron a hacer exactamente lo que critican de los partidos con bastante dinero.

El gran problema de las candidaturas sin partido, es que terminan en manos de empresarios que pueden cumplir los requisitos, son los que tienen lana, y yo creo que lo que quieren es quitar a los partidos de sus negociaciones directas con el Gobierno.

LCC.- ¿Son de proveedurías y económicas? o ¿qué propósito de hacer las cosas, de hacer un cambio real y retomando un hartazgo de gobierno?

JC.- No creo que todos los que están en torno a esos proyectos tengan esos intereses, pero evidentemente que quienes financian estos esfuerzos están más en una agenda de defender los intereses empresariales que los democráticos, o los de combate a la corrupción, entre otras cosas porque nunca los hemos visto en todos estos años pelear contra la corrupción política de Chihuahua, más bien se acomodaron, incluso estaban resguardando su patrimonio y sus negocios, mientras a Chihuahua se le postraba en el abandono, impunidad, y de repente se crea esto. Creo hay otras personas, con recta intención, porque yo conozco a varia de la gente que apoya a Barraza, Terrazas o Javier Mesta y es gente muy valiosa, con buenas intenciones… A muchos se los llevan al baile y se han dedicado a criticarnos a nosotros más que tocar a Duarte y eso me llama la atención.

LCC.- ¿Lo veían en el escenario y se cambia la correlación?

JC.- Paré la desbandada hacia Barraza, incluso muchos de los que estaban allá se han venido regresando, porque no veían, íbamos a tener ese escenario e incluso muchos de ellos les dije que efectivamente no iba, al mismo Pablo le dije, “no, no voy a ir”. Pancho Barrio me dijo: “¿No va ir?”, “no, no voy a ir”.

LCC.- Y se fue con Barraza.

JC.- No, Pancho Barrio está con nosotros.

LCC.- Pero le coqueteó a Barraza ¿no?

JC.- No, no, Pancho Bario antes de cualquier cosa, téngalo por seguro que primero me pregunta a mí. Pancho Barrio estuvo en mi arranque de precampaña, su mensaje además fue muy vibroso.

LCC.- ¿Es el ahijado político de Barrio?

JC.- No, me gustaría mejor que se considere a Pancho Barrio una especie de mi papá más que padrino, ha tenido a lo largo de mi vida un carácter más de padre, porque nuestra relación más intensa es en lo personal, familiar, más personal que política, yo amo mucho a Barrio como mi padre y él me trató mucho tiempo como su hijo mayor y además somos muy amigos.

LCC.- De la estructura, de lo que se está haciendo ¿cuál sería su slogan? lo que va a caracterizar a Corral.

JC.- Bueno hemos planteado el “Ahora sí” con varias etapas, “Ahora sí, unidos por Chihuahua, “Ahora sí, seguridad para Chihuahua”; “Ahora sí, empleos con salarios dignos”; “Ahora sí, un gobierno honesto”; “Ahora sí, servicios de salud con calidad”; “Ahora sí, cuentas transparentes”; “Ahora sí, combate efectivo contra la corrupción”; “Ahora sí, libertad de expresión para los periodistas”.

El Ahora sí marca ruptura con este presente y el pasado. Los chihuahuenses queremos ahora sí un gobernador honesto que hable con la verdad, que no haga distingos ni de procedencia religiosa, partidista, empresarial y social, ahora sí un gobernador que sea respetuoso al pueblo, porque no lo tenemos porque esto no ha estado presente en Chihuahua y esa es la fuerza del ahora sí.

Uno no puede llegar a gobernar un estado si traes cargando agravios y lista de adversarios y enemigos. Nadie gobierna en el odio, diferencia en la rencilla o venganza, eso es imposible, se gobierna cuando estás listo para trabajar, querer a tu pueblo, cuando estás listo.

LCC.- Y Javier Corral ¿está listo?

JC.- Estoy listo, absolutamente listo para ser el gobernador de Chihuahua y trabajar con cariño, sensibilidad, pasión y entrega por la gente.

LCC.- ¿Es un nuevo Javier Corral?

JC.- No soy nuevo, soy el fruto del tránsito de la vida.

LCC.- Porque era muy fuerte en el discurso y le da la dosis todavía más intensa el uso del adjetivo y calificativo ¿no?

JC.- No, mi discurso político tiene una evolución hacia la propuesta fundamentada en los últimos 5, 6 años. Soy el legislador que más propuestas ha hecho en el Senado de la República, de cuantos tú te puedas imaginar, cargado de ideas, propuestas de transformación, corrección de ley, mejoría de artículos, ratificación de párrafos, he propuesto mucha cosas.

Uno de los grandes privilegios que puede tener un político, un legislador en toda su vida, es ver su pluma en la Constitución. Los artículos 6 y 7 de la Constitución que presentó Peña como iniciativa son redacciones mías, que yo le entregué en el mecanismo del Pacto por México, entonces mejor satisfacción que esa no se puede tener, tu forma de redactar vista en la Constitución.

Estoy listo para ser gobernador, sin aspiraciones ilegítimas sin revanchas, para nada. El tema Duarte no lo tengo como un asunto personal, ni de revancha política, el tema Duarte lo ubico en una plena condición de justicia, la necesidad de fundamentar un precedente nacional, de castigo ejemplar a la corrupción en México, porque ese es el cáncer que destruye la vida del país y vengo con ganas hacer las cosas, lleno de propuestas, de soluciones, estoy con el mejor ánimo, con la mejor intención de hacer un gobierno ejemplar.

LCC.- ¿Trae priistas simpatizando con usted? ¿Lilia Merodio, Patricio?

JC.- No, realmente las expresiones de priistas que recibo no son públicas, son mensajes que me llegan de aliento, de ánimo.

LCC.- ¿De los citados?

JC.- No, de los citados no -ríe-. No, con ellos tengo buena relación. Por ejemplo te puedo decir que recompuse mi relación con Patricio, hemos ido a comer.

LCC.- De ratero lo acusaste.

JC.- Bueno, el enfrentamiento de Patricio conmigo está documentado, y la época de Patricio no fue de alfombra con flores, fue una época de las más duras de Chihuahua y él lo sabe.

Yo no declino mis convicciones, las matizo quizá, hasta eso se logra afinar. Todo se puede decir y no es necesariamente la dureza de las palabras las que convencen, sino la frescura del pensamiento y la inteligencia con la que uno puede plantear las ideas.

Con Patricio Martínez llevo una buena relación, intercambiamos libros, traemos ahorita un debate sobre Cuchillo Parado, el inicio de la Revolución; y con Lilia Merodio, es una muchacha muy agradable, trabajadora, le tengo gran respeto a su trabajo; a Graciela Ortiz no se diga, es una mujer muy talentosa, pensé que ella sería la candidata, tenía todo para hacerlo, es una mujer muy preparada, pero bueno, yo creo que se le atravesó Duarte fuerte, pero tengo buena relación con los tres senadores, ellos me han visto trabajar y yo los he visto trabajar a ellos.

Con Graciela, la conozco ya de hace mucho años, pues desde el 92 que fuimos diputados, yo fui Presidente de la Comisión de Justicia en el Congreso del Estado y ella mi secretaria y en el Senado yo fui su secretario se cambiaron los papeles. Yo la recuerdo en el Senado con mucha inteligencia, muy precisa en la Ley de Alcoholes, le Ley de Notariado, en la Ley para Prevenir el Delito, la Ley Orgánica del Poder Judicial de Chihuahua, la Reforma Constitucional del 94, donde reformamos 113 artículos, monumental la Reforma Constitucional que hicimos.

LCC.- Se dice, el PAN y el PRI es lo mismo.

JC.- Lamentablemente eso se dice y lo reconozco, debemos diferenciarnos del PRI, de verdad, como me puede que se esté planteado esto. Yo soy panista, mi formación se la debo al PAN.

LCC.- Es un panista muy izquierdista.

JC.- Bueno, ahí es donde yo reivindico mi panismo, yo soy hechura del PAN, un panista que se tomó en serio la tesis y actitudes sociales que el PAN proyectó en 1970 con Efraín González, el solidarismo que es propio del PAN. No es una combinación de comunismo y capitalismo que se meten en una licuadora, no es una síntesis neutralizada de dos disparates, es solidarismo, es una posición propia que atiende derechos individuales y sociales y que hacen del valor de solidario la conjugación de esos intereses.

Entonces yo soy solidario de siempre, el problema son las desviaciones últimas, y luego resulta que a todo al que le preocupa la desigualdad social, es AMLO, se le da esa titularidad exclusiva. Ese es el gran error del apartido, asumir que la agenda social y el encuentro con la gente que más necesita, es un tema de izquierda, y Corral por eso es muy izquierdista ¿por qué?, sólo reivindico mi postura con los intereses de la gente que menos tiene.

LCC.- ¿Cuál sería el mensaje final?

JC.- Los periodistas de Chihuahua bajo mi gobierno van a disfrutar de la libertad que no han conocido, la libertad de expresión. Vamos a apoyar que la actividad periodística tenga éxito, transparentando el apoyo, porque ese es el mejor sistema de ayuda a la prensa, con mecanismo gubernamental que permita la pluralidad y diversidad de opinión.

Las verdaderas democracias provienen del ejercicio de la crítica. La verdadera democracia no es controlar a los medios como un signo de autoritarismo, en eso lo van a notar.

Y por último, no habrá un verano caliente, pero sí viene un nuevo hito que va a ser un parteaguas, porque hay gente muy joven. Hace 30 años va ser en este julio de ese acontecimiento. Vamos a regresar los fundamentos de un gobierno democrático y vamos a pelear un sistema que democratice el respeto, no me refiero al voto, sino a la rendición de cuentas, transparencia y acceso a la información.

A 30 años de aquella gesta cívica, en donde yo tenía 19 años, a la vuelta de 3 décadas, puedo decir que estoy listo para ser gobernador de Chihuahua, siendo fiel a ese origen, que fue sacrificio también, estoy para honrar esa gesta civil y política, que haciendo un excelente gobierno me tocará encabezar una reconstrucción democrática e institucional, reconstruir entramados constitucionales y devolverlos a los chihuahuenses democratizados en otras condiciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí