No habrá nueva refinería

0
227

El anuncio del secretario de Energía, Pedro Joaquín, no dejó lugar a dudas: "no habrá nueva refinería, se reconfigurarán las existentes, eso es lo que establece el plan de negocios de PEMEX". Como consecuencia de la Reforma Energética, el gobierno federal da señales encontradas. En vez de ofrecer soluciones constructivas, desecha la construcción de la primera refinería que se construiría en México desde 1979 (sin tomar en cuenta la que PEMEX construyó en asociación con Shell en Deer Park, Texas, en 1995). Como si no hiciera falta capacidad adicional a la existente.

Pero la demanda de gasolinas está ahí: cada día más mexicanos requieren de mayor movilidad, más fábricas requieren mayores cantidades de energía y ocupan más transportes para llevar cada vez más productos. Para ello, el gobierno federal se ha comprometido a construir más obras civiles (carreteras, puentes, aeropuertos, etc.) pues sabe que la demanda futura será mayor que las capacidades actuales.

El más somero análisis no sólo muestra que requerimos aumentar la capacidad de refinación para atender la demanda en el futuro, sino que se ha requerido por décadas. México, décimo productor y noveno exportador de petróleo en el mundo lleva décadas importando gasolinas. Actualmente requiere importar diariamente cerca de medio millón de barriles de gasolinas (incluyendo diésel), lo que representó una erogación para el país de casi 17 mil millones de dólares en 2012.

-Publicidad-

Para poder paliar la falta de refinación, el secretario de Energía ofreció "reconfigurar" las existentes, Cadereyta, Salamanca, Salina Cruz y Tula. Si bien dijo que se requerirían los mismos 12 a 13 mil millones de pesos previstos para la nueva refinería para poder llevar a cabo esas mejoras, no dijo en cuanto tiempo podría PEMEX ya contar con suficiente oferta para reducir las importaciones. Y sobre todo, omitió mencionar cómo se cubrirá la demanda adicional que se generarán en los próximos años. Para cuando se terminen de reconfigurar las refinerías existentes de cualquier modo se requerirá capacidad adicional que sólo podrá proporcionar una nueva refinería.

A pesar de la decisión anterior, se sigue necesitándose una mayor capacidad de refinación. En el mejor de los casos sólo se estará atrasando la construcción de la nueva refinería, aunque estará desaprovechando lo que ya se pagó en compra de terrenos, construcción de la barda perimetral y diseño de ingeniería. No aclaró las razones de este cambio de estrategia, pudiera ser que encontró más conveniente mejorar la eficiencia de las plantas existentes que construir, aunque tarde o temprano se requerirá la capacidad adicional. Sólo es de esperar que no haya intervenido el factor político en la decisión porque sería muy grave para el futuro de México.

Toda decisión política debe emplear criterios técnicos sustentados correctamente, y la llegada al poder de un partido distinto al anterior no es razón para revertir una decisión técnica. Cambiar una decisión en la que se invirtieron tiempo y recursos debido a razones políticas es desperdiciar bienes de la nación, lo que no puede aceptarse.

Solamente una mente pequeña desprecia los esfuerzos que realizó un gobierno emanado de otro partido. Si no debe darse a nivel municipal ni estatal, menos debe suceder a nivel federal, aunque la alternancia apenas se haya dado en los años recientes. Cierto que el que una administración decida hacer una obra pública no obliga a la siguiente a mantenerla, pero abandonar un proyecto bien realizado técnicamente sí obliga a una seria declaración de el porqué se abandona.

La Autopista del Sol fue muy mal realizada por el gobierno de Carlos Salinas, pero ninguno de los gobiernos que lo sucedieron declaró que era necesario hacer una nueva autopista y olvidarse de la original. Ni la llegada de gobiernos surgidos de otro partido llegó a esos extremos. ¿Por qué el gobierno de la segunda alternancia democrática pacífica en la historia de México desea tirar por la borda valiosos recursos de la nación?

La Secretaría de Energía debe aclarar razones para esta decisión, y explicar por qué decide desperdiciar lo invertido. También debe dar fechas de disponibilidad del volumen de refinación adicional para convencer de la calidad de la decisión. Y de paso, explicar porqué la gasolina cuesta ahora más en México que en Estados Unidos, que es de dónde la importamos.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí