No es venganza personal, pero Duarte debe ir a la cárcel: Corral

0
850

{youtube}54dmobmUBCM{/youtube}

Javier Corral Jurado, el candidato del Partido Acción Nacional (PAN) al Gobierno de Chihuahua se ha convertido en uno de los principales detractores del actual mandatario estatal, el priista César Duarte Jáquez. Ahora, desde la arena electoral, denuncia que en su estado existe hartazgo por los partidos políticos, pero también por la corrupción, el aumento de la deuda pública y el crimen.

Ciudad de México, 11 abril (SinEmbargo).– En la primera semana, la competencia por la gubernatura de Chihuahua estuvo marcada por la guerra sucia y así seguirá, acusó el candidato del Partido Acción Nacional (PAN) Javier Corral Jurado, quien a través de una campaña de alianzas con líderes de partidos de oposición y representantes ciudadanos busca romper con 18 años de Gobierno del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la entidad.

Corral no sólo ha señalado al actual Gobernador César Duarte Jáquez de ser responsable de llevar a Chihuahua al borde de un precipicio. Ahora, en campaña, también lo señala como responsable del uso de programas sociales, entre otras estrategias cuestionables, para amarrar a favor del PRI las elecciones del 5 de junio.

-Publicidad-

“Estamos integrando un expediente y vamos a ir a la Fepade [Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales]. Hay un programa que se llama ‘Las primas’ y que maneja el programa de desarrollo social Oportunidades para el amarre de votos. Con este, incluso, a la gente se le está condicionando el apoyo. Tenemos los formatos y algunos datos más que pronto [‘en tan sólo días’, dijo después] se van a dar a conocer en una denuncia”, adelantó el aspirante a Gobernador a SinEmbargo.

Además de enfrentar a las autoridades estatales, Corral compite en un estado apático, donde las elecciones del pasado 7 de junio hubo un abstencionismo histórico del 67 por ciento. Y el PRI, junto a sus partidos aliados, busca mantener 41 de las 67 presidencias municipales conseguidas en las elecciones del 2010.

Sin embargo, la indignación hacia la clase política se agravó en los últimos seis años, han dicho las fuerzas de oposición, ante la mala administración de un PRI que ha estado lejos de la agenda social.

César Duarte ha sido cuestionado por el manejo de las arcas de la entidad. Al inicio de su administración la deuda sumaba 12 mil 547 millones de pesos. Ahora, el monto ascendió a los 41 mil 309 millones de pesos, para convertirse en la más endeudada del país.

Este hecho, espera, será un factor decisivo en la mente de los votantes del próximo 5 junio. Aunque, la apuesta fuerte radica en las alianzas y respaldos de diversos sectores políticos y ciudadanos, que buscan iniciar en Chihuahua un modelo único de gobernanza.

Corral señaló que su proyecto de Gobierno se caracteriza por el combate al que parece ser el cáncer del país: la corrupción.

LA CORRUCIÓN Y CHIHUAHUA

 

— ¿Qué incidencia cree ha tenido la corrupción en Chihuahua? Por ejemplo, en el caso de la deuda, la más alta de las 33 entidades respecto a su Producto Interno Bruto (PIB)?

— El problema fundamental del país y de nuestro estado es el tema de la corrupción política. Chihuahua ha sido burlado, atropellado, vejado, y asaltado por un vulgar ladrón, que se enriqueció personalmente con recursos públicos, y producto del lavado de dinero. Porque la fortuna de César Duarte, es una que no sólo tiene que ver con el uso de recursos públicos, la obtención de tajadas, ganancias, servicios, obras, sobreprecios, o el agandalle de negocios, sino también de su asociación con personajes del crimen organizado. El problema es tan generalizado que toca a las filas del propio Gobernador.

–¿De ser el caso, cómo hacer para que no quede en la impunidad? ¿Qué denuncias son pertinentes?

–Yo ofrecí en mi campaña hacer justicia en Chihuahua. No es un asunto de venganza personal, o de revancha política. Sino como un antecedente para atajar la impunidad frente a quienes disponen indebidamente de los recursos públicos. Y me parece que en el caso de Chihuahua tenemos un elemento muy importante, una denuncia que se constituye como un gran activo para el nuevo Gobierno, que es la denuncia presentada ante la PGR [contra César Duarte] por los delitos de enriquecimiento ilícito, peculado, uso abusivo de funciones y facultades, ejercicio abusivo de funciones, por parte del Gobernador de Chihuahua, y que debe ser adicionada con nuevos elementos por el nuevo gobierno, tratándose del tema del lavado de dinero y otros. La corrupción tiene su principal activo no tanto en las sanciones penales, como meter a la cárcel a Duarte, obviamente: el objetivo mayor es regresar lo que se ha robado. Regresar al patrimonio de Chihuahua los bienes que Duarte ha asaltado.

–¿Qué acciones concretas están dentro de su plan de Gobierno para combatir la corrupción?

–Uno de los objetivos más importantes es la transparencia. Generar un Gobierno abierto, no sólo a partir de consolidar el derecho al libre acceso a la información publica en la entidad sino, fundamentalmente, transparentar los ingresos personales del Gobernador y de los funcionarios del gabinete estatal. Voy a hacer obligatorio en Chihuahua que todos los miembros del gabinete, por supuesto, el Gobernador, transparenten su declaración fiscal, su declaración patrimonial, y sus posibles conflictos de interés. Pero por su puesto, que tenemos que desarrollar nuevas figuras jurídicas que terminen cerrándole el camino o las salidas a quienes atentan contra el patrimonio público. Y luego, no hay como establecer los observatorios ciudadanos en torno a los procesos de licitación, de obras, el presupuesto público, los planes montos de obras, de infraestructura, deben de estar en Internet. Tenemos que generar un programa donde la gente pueda opinar sobre los modelos que se ofrecen.

–Regresando al tema de la deuda. Esta compromete al Gobierno entrante. ¿Cómo saldarla y a la vez cumplir con sus obligaciones?

–Efectivamente el último reporte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) sobre endeudamientos de entidades federativas señala a Chihuahua con 41 mil millones de pesos. Sin embargo, información que nos llega por distintas fuentes advierte que el Gobierno de Chihuahua puede terminar con una deuda de más de 50 mil millones de pesos, entre lo que es la deuda a los proveedores y la de paraestatales, que son los fideicomisos. Duarte trató de burlar reclasificando los fideicomisos como no deuda. Lo que hay que hacer es una reingeniería financiera. Una revisión muy exhaustiva de cada uno de los contratos. Muchos de ellos son frutos de las irregularidades, también de la corrupción. La deuda no sólo es la más alta del país, también es está contratada a altos costos. Lo que hace que Chihuahua despliegue casi mil 500 millones de pesos anuales al pago de la deuda. Esto nos obliga a renegociar la deuda, y esas condiciones. Pero primero hay que hacer esa auditoría. En Chihuahua el Gasto público está orientado a gastos improductivos, hay que advertir que ahí es donde está otra fuente de la corrupción. Chihuahua tiene en asesorías administrativas un mundo de dinero, cuando el Gobierno debe de orientar el gasto a proyectos productivos. En Chihuahua el programa de fomento agrícola tiene destinados 4 millones 200 mil de pesos, cuando en telefonía celular se gastan 50 millones, en asesorías administrativas otros 50. Pero así como esos rubros hay otros más que son absolutamente inútiles.

–¿Cuál sería su política hacendaria, en un gobierno con tan poco margen de maniobra por la deuda?

–No vamos a la persecución de los errores de los contribuyentes, porque ahora se hace de los errores de los contribuyentes mecanismos de recaudación fiscal. Lo que vamos a hacer es eficientar la recaudación de ingresos propios, y una reorientación del gasto.

LA FEDERACIÓN, LOS INGRESOS Y LA INSEGURIDAD

–Muchos gobernadores prefieren tener que negociar con la federación, en vez de aumentar impuestos en casa. ¿Cómo ser menos dependientes de la Federación?

–Yo sí creo que el sistema fiscal y federal hacendario, que el Pacto Federal, debe ser revisado.

–Efectivamente se requiere que las entidades asuman de alguna manera su responsabilidad y no seguir dependiendo de las participaciones federales. El tema es que sus estados cedieron prácticamente en el pacto federal sus facultades de ingresos, desde hace 100 años. Urge revisar ese modelo redistribución de esos ingresos. Tenemos pensando, generar un sistema de coordinación fiscal que redistribuya de mejor manera los ingresos a los municipios, porque hoy Chihuahua es uno de los cuatro o cinco estados, no más, que carecen de una legislación en materia de coordinación fiscal hacia al interior. Entonces depende mucho del criterio del Gobernador, diría del humor del Gobernador, o de la oriundez, cómo el vayan a los municipios. Esto hay que cambiarlo. Pienso que con una buena ley de coordinación fiscal tendremos una mejor plataforma y calidad moral, para exigir a la federación.

–En el caso de la inseguridad los índices de homicidio siguen siendo altos. Ciento cuarenta muertes en enero y febrero. ¿Cuál es su plan para remediar esta situación?

–La gran estafa de Duarte, no sólo en Chihuahua sino en el país es el tema de la seguridad pública. Ha tratado de engatusar de que está resuelto el problema de la seguridad, lo que ha bajado son los delitos de alto impacto. Fruto del programa de participación ciudadana Todos Somos Juárez. Y yo estuve en las mesas de seguridad en donde se representaron sectores, que visibilizaron los problemas, abordaron soluciones, en el que se obligó a la coordinación interinstitucional, y se le dio seguimiento a las políticas de obligación. Ese modelo lo vamos a replicar en el Estado, a través de un programa. Todos somos Chihuahua que mantenga que una mesa en el estado, y se reproduzcan en los municipios. Porque el problema sigue siendo delicado. La convivencia de las actuales autoridades con el crimen organizado está a la vista, los capos tienen asolada la sierra de Chihuahua. De eso el PRI iba a lanzar a varios personeros vinculados con narcos a las presidencias municipales en Gomez Farías, Riva Palacio, Chinipas…Les echamos la luz y tuvieron que bajarlos a varios de ellos. Obviamente nosotros queremos construir la seguridad humana global.

–¿Consideraría la opción del Mando único?

–No estoy de acuerdo con el Mando único, sí creo en la dignificación y de limpiar a sus corporaciones mediante asignaciones presupuestales que les garanticen algo digno, tener vivienda. Generar la posibilidad de que los hijos de los policías puedan llegar a tener un nivel universitario. Tenemos que generar un sistema de seguridad social adecuado, que brinde seguridad a las familias. Y que cree un sistema de pensión digna, de seguro de vida a quién hace bien su trabajo, y de castigo a los malos policías, que también los hay. Lo importante es el combate a la impunidad. La impunidad es un aliciente a la reiteración de las conductas de corrupción. Y tenemos que replantear la ‘policía de proximidad’ con un enfoque más comunitario y social. Una medida que hay que fortalecer es el ministerio público autónomo. En lo que se refiere a los servicios periciales. Es muy importante que tenga autonomía técnica y administrativa para que la prescripción de los delitos no esté a del manejo político y electoral. O de las revanchas partidistas, incluso intramuros del propio gobierno. El consejo de seguridad hay que replantearlo, bajo el esquema de mesas de seguridad.

–¿Qué otras propuestas tiene en materia de seguridad?

–Quiero promover con el Gobierno federal una Universidad de Seguridad pública, a fin de promover todas las políticas de seguridad pública, y en contraprestación obtener un campus digno, para dignificar esta área de la ciudad. Y desarrollar esta área de la ciudad. Obviamente el tema de la seguridad pública debe poner énfasis en la prevención del delito. Una política no sólo de orientación, de educación, sino la prevención requiere mejores condiciones económicas. Y dentro de ello un programa muy integral de combate a las adicciones, y sobre todo de reinserción. En Chihuahua calculamos que hay más de 200 mil jóvenes adictos. Necesitamos generar una política de seguridad pública basada en todos estos ejes. El tema va vinculado con un nuevo sistema de Justicia en Chihuahua, tenemos que sancionar delitos, delitos de corrupción, como el enriquecimiento ilícito. Y tenemos que impulsar y vigilar la especialización, la profesionalización, la independencia de fiscales y autoridades judiciales. La violencia también ha generado violaciones a los derechos humanos. Hay mil 700 personas desaparecidas en Chihuahua. Y más de 300 en Ciudad Cuauhtémoc.

–¿Qué papel debe desempeñar el estado? Hasta ahora el Gobierno estatal no ha hecho para encontrar a los desaparecidos. Permitiría la ayuda de otros entes como los forenses argentinos?

–Cuando yo hablo de transitar a una fiscalía autónoma, también refiero la sujeción a escrutinio de la sociedad civil, de modo que no haya repetición de negligencias, de selectividad. Hay una resistencia del Gobierno al escrutinio de entes y de entidades internacionales. La sociedad son los mejores coadyuvantes del MP. El delito de la desaparición forzada esta a cargo de las propias víctimas. Son quienes viajan a recoger pruebas, y autonomía de servicios periciales.

LA GUERRA SUCIA

–¿Teme que haya guerra sucia durante la campaña?

–Está montada desde el primer día del PRI, [Enrique] Serrano [candidato del PRI] en estos días, ha demostrado ser tan o más sucio que Duarte, es un personaje porque quiere pasar como otra cosa, pero le ha metido a la guerra sucia a todo lo que da. Desde el primer día ha seguido la estrategia de Duarte en el Senado, con calumnias que me pretendió relacionar con el narco, Serrano ha seguido el plan de Duarte. Y quieren vincularme con el narco. Incluso presentaron una denuncia penal en de la PGR que es una verdadera payasada.

–¿No ha denunciado estos hechos?

–El control de medios en Chihuahua es vergonzoso. Tienen un control de las informaciones. ¿A qué nivel ha llegado Serrano?, ¿cuál es la conducta baja de este personaje? Ayer tuvimos en Ciudad Juárez un gran evento que contó con la presencia de una alianza ciudadana por Chihuahua, con organizaciones sociales, activistas, políticos, miembros de otros partidos, campesinos, fue una pluralidad inusitada. Llegaron líderes campesinos independientes. Fue algo inusitado en nuestro estado PRD [Partido de la Revolución Democrática], y Morena [Movimiento Regeneración Nacional], a título personal. El PRI mandó a dos personas para desplegar una manta sobre el tema las adopciones en parejas gay, incluso uno de ellos intentó pasarme la lona. Han hecho toda una manipulación, la adopción de parejas gay, eso no es cierto. La alianza no tiene como compromiso este tema. Por supuesto que respeto a la comunidad gay, no estoy de acuerdo con algunas de sus demandas, pero la inescrupulosidad que manejó el PRI para comprometer una agenda que merece un debate serio. Y generar dudas dentro del PAN que tienen posiciones muy claras, para el golpeteo político. Pero en lo medios pagados de Duarte esta fue la nota que difundieron, en un oportunismo brutal, pero también en un manejo irresponsable y un enfoque sobre un agenda que es muy vulgar. Entonces, la guerra sucia está a todo lo que da. Sacar publicaciones apócrifas, con el tema del narco. En su cinismo político, ante el deterioro que viene, ante el mal candidato que escogieron, y el mal ladrón que gobierna el estado le han apostado a la Guerra sucia. ‘A Corral le tenemos que bajar los positivos’. Y están decididos a como dé lugar a bajar mi imagen. Obvio esto pinta de cuerpo entero a Serrano. Se ha dedicado a cubrir a Duarte. O sea es lo mismo.

¿ALIANZA?

–Desde febrero se hablaba de una alianza de facto con el PRD. Aunque en días recientes Agustín Basave [el presidente nacional] afirmó que la candidatura a respaldar por ese partido es la de Jaime Beltrán del Río, ya algunos políticos de izquierda se habían manifestado a favor suyo. ¿Le parece necesaria esta coalición?

–El PRD en Chihuahua está cooptado por el Gobernador del estado; Duarte les puso a Beltrán del Río como candidato, porque los dirigentes locales están maiceados por el Gobernador de Chihuahua y es un asunto que trasciende a muchos factores. Nosotros no hicimos una alianza de partidos, sino de demócratas opositores, estén donde estén, y hemos sido capaces de generar un movimiento de competencia política, plural muy potente, puede ser incluso un esquema pionero en el país. Un esfuerzo que represente una semilla, de un esfuerzo nacional para sacar al PRI del Gobierno, y volver a tener un Gobierno democrático. El gran asunto es la actitud que están asumiendo varios militantes del PRD, morena, Movimiento Ciudadano, han dado el paso a coincidir con este proyecto opositor. Pero sobre todo democratizador de la vida de Chihuahua. Obviamente hemos ido a generar un programa común, que retoma la agenda social de Chihuahua. Una lista de cerca de 30 compromisos en distintos temas, y me parece que es una alianza de carácter moral que militantes de partidos distintos toman la decisión de superar estas diferencias y rescatar a Chihuahua para rescatar al Gobierno.

¿Cuál es la diferencia entre el 2004 y ahora?

–La gente ha visto como los partidos se han deteriorado, el mensaje es muy potente. Es superar diferencias para colocar a la política como un instrumento de servicio, para redignificar, para volver a creer. Y la nueva condición, que yo veo en esto, es que la función de las redes sociales. A ver, eso no lo podemos dejar pasar. Sigo siendo un político vetado por la televisión, pero hoy está la plataforma de las redes sociales, en donde podemos transmitir, aclarar, podemos tener una retroalimentación de la gente, incluso para nuestro ejército en tierra, entonces, hay mejores condiciones. La estrategia es el mensaje y la propuesta, ser capaces de llegar a la gente y convencerla de que es hora de un cambio. De que tenemos la posibilidad de transformar su realidad con sentido de justicia. Que es lo que me parece que es lo más importante. Pero también es un reto de tierra, tenemos que motivar, conmoverlos, e inhibir las formas de acarreo que el PRI pone en marcha el día de la elección o días antes.. El gran asunto de despensas por votos, comida por votos, láminas por votos.

–¿Cuál será su postura en el tema de los feminicidios?

–Uno de los compromisos de a la alianza que hicimos fue destinar recursos suficientes para fortalecer los centros de justicia para mujeres, y los centros de las mujeres con perspectiva de género. Vamos a combatir toda esta violencia de género: la violencia doméstica, las formas de acoso. A partir del acoso sexual, forman parte de una violencia generaliza en nuestro estado. Por supuesto que vamos a generar un programa de atención especial a las víctimas de violencia de género.


There is no ads to display, Please add some

Deja un comentario