No es lo mismo atrás que en ancas

0
155

Sabemos los de a caballo que no es lo mismo atrás que en ancas.

Esa precisión, mutatis mutandis, es válida ante hechos y circunstancias que se presentan en la vida de personas e instituciones. Sensato será distinguir el verdadero significado de las ideas, de las palabras y de las conductas, así como la naturaleza y explicación de acontecimientos o simples sucesos sobre los cuales ha de recaer opinión o juicio.

Es necesario, también, diferenciar al perspicaz del suspicaz. El primero tiene ingenio agudo y penetrativo; el segundo es propenso a concebir sospechas y a tener desconfianza. La perspicacia es una virtud, la suspicacia es un vicio.

Lo anterior viene a colación porque a no pocos amigos y conocidos míos les ha cogido de sorpresa el apoyo que he dado a la llegada de candidatos para cargos de elección sin que sean postulados por partidos políticos. Les parece inconcebible que con militancia en Acción Nacional —que cubre y cubrirá mi vida toda— pueda lastimar con esa actitud a mi partido. Dicho coloquialmente: estiman que apedreo el tejado de la que ha sido, es y será mi casa.

-Publicidad-

Muy lejos estoy, de hecho y de intención, de la tal pedrea. Múltiples argumentos justifican mi posicionamiento. Entre ellos, los siguientes:

1) He reiterado privada y públicamente mi adhesión a los ideales, principios y valores del PAN, así como la gratitud que le profeso por el ejemplo, la enseñanza y la confianza que he recibido de muchos dirigentes y militantes de acrisolada honestidad; pero también he repudiado diversos comportamientos de panistas, trátese de directivos o funcionarios. Conductas que los asemejan a los de otros partidos, y que laceran la vida de México.

2) El indebido proceder de funcionarios emanados de esas instituciones ha obligado a los ciudadanos a buscar afuera de ellas a quiénes confiar el poder público.

3) Nadie creerá, si tiene dos dedos de frente, que los candidatos independientes serán la panacea, o que sustituirán a los partidos políticos; pero sí un acicate para que éstos se corrijan.

4) Por supuesto que habrá calamidades adicionales si tal apertura no queda bien regulada o si la sociedad, por mero castigo a los partidos, se entrega a brutos, sinvergüenzas, mesiánicos y bravucones, para sumarlos a los que se cuelan con procedencia partidista.

5) Resultará contraproducente y nefasto que la apertura lleve dedicatoria en favor o en contra de una persona; peor aún si se hiciera de manera subrepticia, lo que sería, además, inmoral.

Por ello, saludo la reciente iniciativa de reforma constitucional de Ricardo Anaya, presidente del PAN, y sus legisladores. Busca, con adecuada regulación, la competencia real que incluya a candidatos independientes, sin obstrucciones en códigos locales.

Ese acto de valor y congruencia honra a sus promotores, y fortalece en los panistas nuestra esperanza de alcanzar para todos los mexicanos una vida mejor.

Quedó atrás la dictadura de partido, pero hemos caído en la oligarquía partidocrática que debemos superar.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí