Multas: todos coludos

0
274

Los partidos políticos continúan recibiendo multas casi siempre por los mismos motivos, los tres grandes institutos políticos son los que más reciben aunque los pequeños no se quedan atrás. 2015 es un año que ejemplifica muy bien el descuido de las fuerzas políticas por tener sus cuentas en orden y a su personal capacitado para poder cumplir con todos los requisitos que exige el INE.

Todos fallan

Al revisar las multas que el INE impuso a los distintos partidos en 2015, varias conclusiones se pueden sacar en este ejercicio de revisión que exhibe a los partidos como unos entes que no cuidan adecuadamente el cumplimiento de la normatividad electoral.

         Cierto que el marco legal que rige los comicios en México es complejo y hasta se podría hablar de una sobre regulación, que los requisitos son abundantes para la comprobación de gastos –en particular los relativos a las campañas electorales– y que la forma en que se debe entregar la información a la autoridad electoral puede ser algo engorroso, pero la experiencia nos señala que llegamos a este punto de complejidad jurídica por los constantes intentos de sacar provecho de las lagunas legales para ganar una elección.

-Publicidad-

         Episodios como los del Pemexgate, los Amigos de Fox y, más recientemente, el apoyo en redes sociales de personajes del espectáculo y el deporte al Partido Verde han generado que en cada reforma electoral los requisitos a cumplir se endurezcan.

         Pero tal parece que a los partidos esto les resulta algo trivial. Las omisiones en la entrega de comprobantes de gastos, recibir aportaciones mayores a las que permite la ley, no entregar la documentación de la forma en que la solicita el INE, contratar con proveedores que no están registrados en el padrón, omitir gastos hechos o no justificar egresos o ingresos son la constante en los procesos que se abren para sancionar a los partidos.

         Las multas, de acuerdo a la cifra que implica la falta, se acumulan a lo largo de los doce meses del año para sumar millones al llegar a diciembre, cantidades que se descuentan de las prerrogativas que reciben los partidos mensualmente, razón por la que los dirigentes partidistas no se preocupan por cumplir la ley, pues su bolsillo no es el que sufre, además tienen la posibilidad de recibir aportaciones de simpatizantes –quizá algunas por debajo de la mesa– o contratar algún crédito bancario para paliar la escasez de recursos.

         Esto también implica que los partidos no preparan adecuadamente a su personal respecto a la manera en que deben cumplir los requerimientos de la autoridad electoral. Si bien algunos de ellos solicitan cursos para capacitar a sus colaboradores para las campañas electorales, en vista de las omisiones constantes algo mal deben estar haciendo para que esta situación se repita una y otra vez.

         Además, la falta de coordinación entre los equipos de campaña y los comités directivos de los partidos se hace evidente al revisar las razones por las cuales se les impone a los partidos multas. Incluso algunos institutos políticos apelan al Tribunal Electoral para que no se les sanciones bajo el argumento de que no fue su personal, sino el del candidato, a lo que el TEPJF ha sentenciado que eso no es motivo para exculpar a los partidos.

         Así, es posible imaginar que en la conformación de los equipos de campaña de la mayoría de los candidatos, el partido queda excluido de la organización interna y la coordinación es sólo una palabra que se usa en reuniones internas o discursos pero no en la realidad.

         Claro que hay otras razones por las cuales se le multa a los partidos. Como hemos descrito en este espacio, algunos han afiliado ciudadanos sin su consentimiento, en tanto otros

 

         Incluso las sanciones han llegado a los candidatos independientes, por razones similares a las de los partidos, aunque sin multas económicas pero sí con amonestaciones públicas.

         En resumen, el sistema político mexicano cuenta con partidos que no cumplen adecuadamente con la entrega de informes de gastos o son omisos para cumplir con los requisitos contemplados en el marco legal.

         595 procesos de sanción en 2015 para los partidos por parte del INE que implican multas, en conjunto, por 284 millones 428 mil 708 pesos con 46 centavos es la dimensión de este tema. La respuesta de los partidos es continuar con las faltas, recibiendo más millones de financiamiento público.

         Que luego acudan a las campañas pidiendo nuestro voto alegando a la legalidad o presumiendo su honestidad, es parte del cinismo que ya los caracteriza.

Del tintero

En redes sociales se da una batalla singular, pues muchos usuarios se dedican a sacar los “trapitos” al sol de los candidatos que no son de su preferencia, exhibiendo –con pruebas o sin ellas– las supuestas corruptelas o irregularidades en su vida política. Lo malo de este tipo de ejercicios, es que al final el ciudadano que no participa activamente de este tipo de activismo digital se queda con la impresión de que todos son unos corruptos que no merecen el voto, de ahí que muchos piensen que su mejor opción en abstenerse y dejarle el camino libre a las maquinarias partidistas que llevarán a sus clientelas a las urnas, quizá el verdadero objetivo de tantas acusaciones y filtraciones.

 

Twitter: @AReyesVigueras


There is no ads to display, Please add some

Deja un comentario