Las multas del PRD

0
285

Con perspectivas electorales negativas, con problemas financieros que implican estar en el equivalente de un buró de crédito con reporte negativo, el PRD es el segundo partido con más procesos de sanción en contra durante 2015. El caso perredista es un buen ejemplo de lo que los partidos han hecho de sus contabilidades: una zona de desastre que se refleja en cuanto el INE comienza los procesos de fiscalización y, de ahí, las sanciones por la irregularidades.

Más problemas

Al igual que el resto de los institutos políticos auditados por el INE, el del sol azteca también ha omitido la entrega de la documentación requerida de acuerdo al marco legal que rige el sistema de partidos en México. Si bien esto ya se ha convertido en una costumbre que la autoridad electoral castiga con multas de distintas cantidades, la reiteración en este tipo de faltas ha obligado a las distintas fuerzas políticas a ver, en la práctica, reducido su financiamiento público en algunos casos por más de 100 millones de pesos.

         Si las faltas fueran esporádicas y con montos reducidos, se podría alegar que eso es parte de la dinámica a la que se enfrentan los partidos ante un marco legal complejo y varias elecciones estatales al año, combinado con faltas en la capacitación de los funcionarios partidistas y equipos de campaña en temas como la comprobación de gastos o la atención de la fiscalización de las actividades proselitistas.

-Publicidad-

         Pero la realidad indica que se trata de conductas reiteradas que consumen grandes cantidades de recursos, técnicos y humanos, así como de tiempo para revisar las cuentas de los partidos, lo que se suma a finanzas emproblemadas que incluso obligan al partido a recurrir a la banca comercial para obtener recursos que se sumen a las aportaciones de sus militantes.

         Este es el panorama en lo que respecta al PRD y las multas que recibió en 2015, las cuales vinieron a complicar aún más sus finanzas en un escenario adverso en el terreno electoral.

         Para comenzar, el año pasado el PRD enfrentó 140 procesos en contra, derivados de distintas faltas cometidas. Para ejemplificar este aspecto, la resolución del Consejo General del Instituto Nacional Electoral “respecto de las irregularidades encontradas en el dictamen consolidado de la revisión de los informes de campaña de los ingresos y gastos de los candidatos a los cargos de diputados federales, correspondiente al proceso electoral federal 2014-2015”, INE/CG771/2015, apunta claramente que “no sólo los partidos políticos son sujetos obligados en materia de fiscalización; derivado del nuevo modelo de fiscalización también lo es el candidato de manera solidaria, por lo que es dable desprender lo siguiente:

  • “Que los partidos políticos son directamente responsables, en materia de fiscalización, respecto de sus ingresos y egresos, sin importar si el origen es público o privado.
  • “Que respecto a las campañas, se advierte una obligación específica de los partidos políticos para que sean ellos quienes lleven un control de la totalidad de los ingresos recibidos, así como de los gastos efectuados por todos y cada uno de los candidatos que hayan postulado, resulten o no ganadores en la contienda.
  • “Que los candidatos son sujetos de derechos y de obligaciones en el desarrollo de sus actividades de campaña; en este sentido el cumplimiento de las disposiciones legales en materia de rendición de cuentas es extensiva a quien las ejecuta y obtiene un beneficio de ello, consecuentemente los candidatos son responsables solidarios respecto de la conducta materia de análisis”.

Es por lo anterior que la gran cantidad de multas y procesos de sanción que han recibido los partidos se debe a la creación de una gran cantidad de equipos de campaña que no cuidad debidamente este tipo de temas, de ahí que sea recurrente la omisión en la entrega de comprobantes, recibir aportaciones que rebasen los límites fijados, entre otras faltas, lo que refleja falta de supervisión del propios partido así como de capacitación para los funcionarios partidistas o de campaña –pues en ocasiones el candidato coloca ahí a un conocido, quien no necesariamente es militante– para realizar algún trabajo de campaña.

Tan sólo en 2015, los procesos de sanción que la autoridad electoral impuso al partido amarillo representó una suma de 40 millones 318 mil 123 pesos con 5 centavos, en medio de una inestabilidad financiera en este instituto político con una tendencia electoral a la baja, es decir, un panorama desolador para la principal fuerza política de la izquierda.

Si las posturas ideológicas diferencian a los partidos unos de otros, las prácticas en los procesos electorales, como es la comprobación de gastos, los unen en un mismo sector: el que no se preocupa por cumplir los ordenamientos de carácter legal, además de que los legisladores que emanan de los partidos que no cumplen la norma fueron los encargados de elaborarla y negociarla para su aprobación. Es decir, están cayendo en su misma trampa.

Del tintero

De nuevo Anonymous –al menos eso dice el video difundido en YouTube– exhibe a otro candidato. Ahora tocó el turno a Benjamín Robles en Oaxaca. A este ritmo, luego de tantas filtraciones y exhibición de lo que los candidatos esconden, la pregunta no será por quien votar sino que tipo de militantes ha producido nuestra sociedad, porque los políticos no vienen de Marte.

 

Twitter: @AReyesVigueras


There is no ads to display, Please add some

Deja un comentario