Michoacán no tiene partido… es de los ciudadanos

0
152

A poco tiempo de que inicie formalmente el proceso electoral, causó revuelo entre los dirigentes de los partidos políticos la propuesta del Presidente de Coparmex de perfilar un proyecto ciudadano a la gubernatura. Una ola de declaraciones no se hizo esperar…

Señores: Levantemos las miras, nadie quiere –ni podría- anular la competencia electoral ni la posibilidad de que los ciudadanos elijamos a nuestros gobernantes. El tema de fondo es la búsqueda de coincidencias, el <empoderamiento> y el compromiso de los ciudadanos para participar y fijar los compromisos básicos y la ruta que deben seguir las próximas autoridades estatales, independientemente de quién sea el que las encabece, e independientemente del partido al que pertenezcan.

Reconozcamos primero que podemos –y debemos- ponernos de acuerdo. Es el rescate del acuerdo y de los lugares comunes lo que debe impulsarnos… Un esfuerzo por privilegiar la coincidencia, pero con un proyecto claro y definido…cercano a los ciudadanos. ¿Qué estado queremos a 30 o 40 años? ¿Cómo lo lograremos? ¿Qué estamos haciendo para que así sea? Al final del día Michoacán no tiene partido, concretemos una propuesta de agenda común. No vayamos solos…ni unos ni otros.

-Publicidad-

Hoy por hoy, lo único que no se vale es no hacer nada…mucho menos descalificar de antemano. Preferible pecar de idealistas que sucumbir a la condición de seres inertes… ¡la agenda la marcan los ciudadanos!

En un extraordinario discurso en la convención del partido demócrata en la que resultaría electo como candidato presidencial, Barack Obama cuestiona fuerte a sus propios compañeros de partido y los insta a

elevar las miras más allá del aspecto meramente electoral: “…no nos preguntemos cómo ganaremos, preguntémonos más bien porqué tendríamos que ganar…”

En estos momentos que los partidos empezarán a trabajar a su interior los proyectos de sus plataformas políticas, es una oportunidad importante para pedirles que realicen la misma reflexión sugerida por Obama a sus correligionarios en 2008. Es imprescindible que adopten en sus programas las propuestas que generemos como ciudadanos, que reflejen nuestra realidad y nuestros problemas. Que adopten una auténtica agenda ciudadana y que nos digan en base a ella en el próximo proceso electoral, por qué tendríamos que votar por ellos.

Caigamos en cuenta de que los difíciles tiempos por los que atraviesa el Estado son al mismo tiempo una grandísima oportunidad para recomenzar y sumar… hay demasiado en juego para seguir el mismo guión. No esperemos resultados distintos si actuamos de la misma manera. Animémonos a innovar, animémonos a proponer -por muy descabelladas que sean nuestras ideas- animémonos a soñar, animémonos a tener esperanza, animémonos a luchar por <eso mejor> que viene ahora.

Te dejo nuevamente con Obama …”pero siempre hemos sabido que la esperanza no es lo mismo que optimismo ciego. No es hacer caso omiso de la enormidad de la tarea que tenemos por delante o de los obstáculos que se interponen en nuestro camino. No es hacerse a un lado ni rehuir la pelea. La esperanza es algo que insiste dentro de nosotros en que, a pesar de todas las evidencias que indican lo contrario, nos espera algo mejor si tenemos el valor de ir por ello y de trabajar por ello y de luchar por ello”.

Estos tiempos requieren nivel y categoría humana de los actores políticos… y de los ciudadanos también. ¡Te invito a tener “el valor de ir por ello y de trabajar por ello y de luchar por ello”!


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí