La hora de la verdad

0
21

El gran fraude de las encuestas quedará al descubierto en la noche del próximo domingo.

Hemos padecido varios meses de un bombardeo artificial en el que se nos ofrecieron decenas de encuestas en las cuales se nos trataba de vender la idea de que el candidato de la izquierda era ya prácticamente el ganador de las elecciones.

Los medios oficialistas (Televisa, TVAzteca, Milenio, El Universal, Reforma) por medio de sus «comentaristas» y «analistas políticos» a falta de una verdadera preparación académica que les permitiera entender los fenómenos sociales, han caido en la trampa de repetir lo que creen que es lo «políticamente correcto» lo cual los ha llevado a hacer crecer una idea que no tiene ningún sustento.

-Publicidad-

Cuando vemos en retrospectiva los «pronósticos» de las casas encuestadoras y los resultados reales de las elecciones nos llevamos una gran sorpresa y aquí algunos ejemplos reales de lo que ha sucedido con las encuestas en México y alrededor del mundo.

  1. Las encuestas decían que Inglaterra no aceptaría el Brexit.
  2. Las encuestas decían que Colombia aceptaría el acuerdo de Paz entre el gobierno de Colombia y la guerrilla de las Farcs. El pueblo de Colombia nunca aceptó que se perdonara a aquellos que habían lastimado tanto al pueblo colombiano, por eso echó abajo la firma de la paz en la que se anmistiaba a los verdugos de tantas familias y ciudadanos colombianos.
  3. Las encuestas en las elecciones de 2015 en México daban por hecho que el PRI aplastaría a la oposición y el resultado fue catastrófico para el tricolor. Por primera vez en la historia la oposición gobierna mas estados de la república que el partido en el poder.
  4. Las encuestas daban por ganadora indiscutible a Hilary Clinton.
  5. Las encuestas decían que el 16% de los Vascos querían la independencia del país Vasco, el resultado del referéndum fue que el 95% estaba a favor de separarse de España.
  6. Las encuestas daban por ganador al partido izquierdista de Colombia y en la elección quedó en quinto lugar.
  7. En Costa Rica las encuestas favorecían a Fabricio Alvarado con un aplastante margen y en la elección su opositor, Carlos Alvarado Quesada, ganó con el 60%

Podemos seguir enumerando los sonados fracasos recientes de las encuestas, pero la intención del presente es señalar que los partidos políticos y sus dirigentes deben entender que la sociedad si puede discriminar entre las ofertas que se le presentan y elegir lo que le conviene.

La publicidad tendenciosa y el manejo deshonesto de las casas encuestadoras que venden y fabrican resultados a favor de quien les paga o les ofrece favores han dejado muy claro que los ciudadanos no son esos seres manipulables que algunos asesores de candidatos dibujan a sus contratantes, ya se ha demostrado hasta el cansancio que los ciudadanos no son estúpidos y se pueden dar cuenta de quién es quién, no por los comerciales que pagan los políticos, sino por los hechos que cada persona lleva a cabo a lo largo de su trayectoria o vida pública.

La incongruencia, la falta de ética, el cinismo con la que los candidatos han llevado su carrera política no se puede ocultar, está a la vista de todos, y unos pocos comerciales o muchas promesas de que ahora si son diferentes, que van a perdonar  no pueden engañar a la sociedad.

Los ciudadanos son capaces de elegir, falta que los partidos muestren al fin un poco de madures y aprendan la lección, no es con mentiras, ni simulando con encuestas que se tiene la preferencia electoral.

Los candidatos deben de aprender que una vida de cinismo, incongruencia y engaños no se puede maquillar.

{loadmoduleid 30}

¿Por qué a pesar de que la experiencia muestra que no se puede engañar a la sociedad con encuestas hechas a modo las siguen contratando los políticos?

Es simple, la desesperación,  saberse mentiroso, cínico, corrupto e incongruente obliga a los políticos a tratar de engañar a sus electores, los fuerza a creer que los ciudadanos son estúpidos y es ahí donde se vuelven presa fácil de los charlatanes.

Este domingo llega la hora de la verdad y veremos como dos candidatos despiertan de un sueño  inducido por los vendedores de quimeras de las redes, de los medios que vendieron el vestido invisible del emperador, vestido que sólo pueden ver los fabricantes de encuestas y sueños opiáceos y el político que las compra.

Este domingo demostrará la sociedad que sabe elegir lo que le conviene.

 

@EnriqueDavilaV

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí