La alegría de votar

0
297

Por: Margarita Zavala

Hemos ya llegado al final de una campaña. Una campaña contra la dictadura y a favor de la democracia en la que hemos sembrado en el corazón de los mexicanos semillas de esperanza y libertad, con una buena dosis de valentía. Enfrentar a un gobierno claramente autoritario no es fácil, sabemos además que vendrá una semana de ataque y de mentiras dirigidas o autorizadas desde el poder. Muchos ciudadanos tendrán que enfrentarse a la boleta y deshacerse de la presión que existe contra la libertad, particularmente para los beneficiarios de programas sociales.

Las campañas cierran después de un esfuerzo en equipo y a todos les tengo gratitud: familia, miembros de México Libre, del PAN, de la Alianza, a quien es suplente de la fórmula, Verónica Rubín, y a todos los que nos ayudarán en las casillas.

Juntos saludamos a miles de ciudadanos y tuvimos encuentros con innumerables familias; tocamos y compartimos el dolor que se vive, pero también pudimos sentir la esperanza que les dejaba nuestro mensaje.

-Publicidad-

No ha sido fácil, el régimen dictatorial se extiende. Hay quienes han optado por dejarse engañar. En ocasiones es más fácil ser víctimas del engaño y negar una realidad terrible porque es más cómodo esconderse detrás de un discurso que miente y somete. Para ellos también hemos hecho esta campaña, porque de lo que se trata es de rescatar a México.

Tenemos que rescatar la historia de México. Soy parte de la generación que puso en marcha la transición democrática, que hoy el gobierno se empeña en borrar de los libros de Historia. La historia de nuestros padres y abuelos que dieron la batalla para que existiera la democracia, la misma que permitió que ganaran los que hoy detentan el poder y que, paradójicamente, ahora quiere destruir.

Las elecciones del 6 de junio deben tener como objetivo que la oposición obtenga la mayoría absoluta, lo que nos permitirá contrarrestar la única voz que se oye en esta omnipotente mayoría que hace que todo el aparato de poder calle y obedezca mientras pone a México al borde del precipicio.

La disyuntiva es entre dictadura o democracia. La democracia está en riesgo, porque se pretende acallar quienes no pensamos igual y que también somos pueblo.

Por eso seremos la voz de las familias, la voz de los niños con cáncer que no tienen medicina, la voz del personal de salud que habla de la falta de apoyo y del déficit hospitalario y de personal. Seremos la voz de los jóvenes que reclaman una economía sustentable, la voz de quienes luchan por la justicia en la libertad; seremos la voz de las mujeres, la de los papás que ven con preocupación la escuela de sus hijos sin infraestructura física ni tecnológica; seremos la voz de las personas con discapacidad.

Estamos a tiempo. Vamos a votar y hay que hacerlo con alegría porque no es poca cosa devolverle a un pueblo la esperanza y la libertad, porque no es cualquier cosa devolverle a México el amor y la alegría.

Este 6 de junio votemos con alegría, con valentía, con decisión. Pongamos todas nuestras esperanzas y nuestro amor a la patria en esta tarea de salvar a México.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí