En espera de la baja participación

0
489

De cara a la elección para la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México, en distintos medios se puede leer que se tratará de comicios con baja participación del electorado, pese a que se trata de un órgano que generará una carta magna que plasmará los derechos y obligaciones de los ciudadanos de la capital del país, entidad que con esto recobra su estatus de un estado más de la federación, lo cual explica la importancia de la medida.

Interés ciudadano

Algunos columnistas anticipan una participación cercana al 20% del padrón electoral de la Ciudad de México en la próxima elección de los integrantes de la Asamblea Constituyente. Entre los argumentos que esgrimen para justificar el pronóstico tenemos la escasa difusión que se le ha dado a esta votación, así como a la importancia de la nueva carta magna, además de traer a la memoria ejemplos como la consulta para aprobar o desechar el corredor cultural Chapultepec, que contó con una baja asistencia de los vecinos de las colonias afectadas a las urnas.

Además, se suma el hecho de que en el ex DF se presentan altos índices de rechazo a la política y a los partidos, además de que el año pasado se tuvo un proceso para elegir jefes delegaciones y diputados locales y federales, lo que generaría cansancio entre los electores.

Lo que es un hecho es que la elección de los integrantes que aprobarán la nueva Constitución de la Ciudad no es un tema que se encuentre en el ánimo de los habitantes de la urbe, interesados en asuntos como el Hoy no Circula, la inseguridad o las marchas, razón por la cual algunos partidos apuestan por estas banderas para atraer a los ciudadanos a sus campañas.

-Publicidad-

Tampoco se puede apreciar en las calles la propaganda de los partidos de cara a la elección, aunque algunos ya empezaron a utilizar las redes sociales para anunciar a sus candidatos y algunas de sus propuestas.

Pero el ánimo ciudadano no está con la nueva Constitución, como tampoco está con uno que le permita generar una cultura vial pese a los esfuerzos por promover otros sistemas de transportes como los autos eléctrico o las bicicletas, al igual que no se ven esfuerzos por difundir una cultura de respeto en medio de acusaciones por los acosos en contra de las mujeres en sistemas de transporte como el Metro, pese a lo cual ya se destinaron cientos de policías a cuidar los vagones.

El dato que 40 de los 100 integrantes del nuevo órgano serán designados directamente por la Presidencia de la República, la Jefatura de Gobierno de la Ciudad, la Cámara de Diputados y la de Senadores, quizá contribuya a que el habitante de la metrópoli no se muestre dispuesto a participar en este proceso.

Tampoco se aprecia una discusión de los proyectos a incluir en el documento que se aprobará este año, a excepción de algunos artículos aislados en las páginas editoriales de los medios, como no se ve una oposición de los partidos minoritarios a que la próxima Carta Magna capitalina sea de “izquierda” como declarara el jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera.

En redes sociales o medios digitales, la discusión y difusión es escasa a no ser por los memes por el nombramiento de Rulo y Sopitas –dos populares generadores de contenidos en Internet–, que generaron más que burlas como integrantes de la comisión de asesores de la jefatura de gobierno sobre el tema.

Además de algunos puntos de vista expresados en redes y una que otra publicación en blogs y portales informativos, la discusión sobre lo que debe ser el nuevo ordenamiento es reducida, a lo que se suma que sólo ha surgido una iniciativa en el sitio change.org para que en el texto se incluya un mínimo de áreas verdes por habitante https://www.change.org/p/constitución-cdmx-garantía-de-un-mínimo-de-áreas-verdes-por-cada-habitante-de-la-ciudad

A lo comentado, se suma que queda un mes para campaña antes de ir a las urnas a votar, pues ni siquiera la postulación de ocho candidatos independientes has despertado interés, en particular por las acusaciones de que la mayoría de ellos recurrieron a tácticas poco escrupulosas para recabar las firmas necesarias para obtener el registro, como contar con los datos de personas fallecidas, lo cual ha opacado las posibles propuestas que presentarán, además de que de estos abanderados sin partido todos tienen antecedentes en otros institutos políticos, además de que sus respectivas plataformas recuerdan los propuesto por las fuerzas electorales en las que se formaron, como hace poco comentamos en este espacio.

Así que no es de extrañar que lo que se perciba respecto a la Asamblea Constituyente sea la noción de una baja participación y la expectativa de que cerca del 20% del padrón acudirá a las casillas para elegir a los 60 integrantes, algo que debiera preocupar al principal promotor de este tema, Miguel Ángel Mancera, para poner en marcha un programa de difusión para apoyar la participación ciudadana, aunque después de ver sus reacciones luego del tema de las contingencias ambientales, uno no puede esperar que salga de su burbuja y atienda a la realidad.

Del tintero

Como estará el tema de la integración de la Asamblea Constituyente, que para algunos lo más llamativo es la cantidad de personas que no nacieron en la Ciudad pero que estarán aprobando la Carta Magna. Para todo hay opinión.

 

Twitter: @AReyesVigueras


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí