El voto interno y las decisiones internacionales

0
118

En muchas de las decisiones nacionales más trascendentes no siempre interviene el pueblo. Mucho menos lo hace el ciudadano común, por lo que el asunto se encuentra completamente fuera de su alcance. Tales cuestiones rebasan su posibilidad real de influir, salvo que él ocupe una posición de autoridad. Esta realidad puede resolverse si el sistema democrático abre la puerta a la consulta popular encauzada por la vía de las urnas.

Es necesario introducir la participación ciudadana  en todas las decisiones públicas porque, de lo contrario, se regresaría a la etapa de un presidencialismo absoluto.

El caso es claro tratándose de las decisiones que se toman en materia de las relaciones internacionales, y que siguen tomándose desde la cúspide oficial. La relación de las decisiones de política exterior con la voluntad popular no es, ciertamente, directa. En la multitud de definiciones que hay y que el Senado toma en el campo de las relaciones internacionales, el sentido de sus decisiones debe ser fiel al mandato político que resultó de los comicios nacionales. Es evidente la importancia del voto ciudadano depositado en las casillas para recoger el sentir de la ciudadanía.

Tómese como ejemplo de lo anterior la concatenación aludida a la necesidad que debe tener el gobierno mexicano al definir su posición en cuanto a participar en la creación del Área Transpacífico de Libre Comercio, conocido como el TPP, activamente promovido por Estados Unidos. Las dificultades que obstruían su camino parecen irse desvaneciendo, especialmente los diferendos que separan a Japón y Estados Unidos en varios aspectos cruciales, como el de propiedad intelectual o el proteccionismo agropecuario.

-Publicidad-

Es alta la probabilidad de que, pese a las muchas reservas del Partido Republicano, al presidente Obama se le autorice presentar al Congreso su propuesta de Tratado sin tener que sujetarla a un debate detallado sobre cada trozo de su contenido. Un tema que explica el recelo de la oposición es que la misma facilidad se aplique al conflictivo caso de la reglamentación migratoria que está en proceso legislativo. Vencidos los escollos, para muchos países importantes aflora la conveniencia de crear el TPP creando el mercado común más grande de la historia con sus 12 miembros, incluyendo a México.

Los efectos económicos del eventual TPP son de alcance mundial. Resalta el mal disfrazado propósito norteamericano de crear una fuerza política basada en la gran alianza frente al poderío chino. El que México, socio del bloque TLCAN, suscriba dicho acuerdo, podrá  deslindarnos de las opciones en materia de comercio, inversiones, financiamientos y tecnologías que pueda ofrecernos Beijing.

Hay otras cosas que hay que considerar. Si no tenemos más destino que afianzarnos a nuestra integración a la comunidad norteamericana, definida por el TLCAN, pareciera completamente lógico el que, junto con Canadá, sigamos la suerte de nuestro socio regional más poderoso. Estas realidades son un hecho.

La grave decisión que se tome dependerá del resultado de una detallada discusión en el Senado de la República, que se derivará de las diversas posiciones de los partidos políticos que componen esa Cámara legislativa producto de los comicios. De esta manera, la preferencia ciudadana en materia internacional incide a través del voto.

Sabiendo que el rumbo que México tome en las críticas decisiones sobre la forma en que han de decidirse cuestiones como, nuestra pertenencia en el TPP, que definirán el rumbo del desarrollo nacional, hacen que los mandatos a nuestros representantes en el gobierno sean siempre claros.  

Las cuestiones que están por decidirse en los comicios intermedios del próximo mes de junio definirán cómo queremos manejar y disciplinar el uso de  nuestros recursos, lo que inevitablemente afectará también nuestras relaciones con el exterior. No debemos dejarlas al azar. Somos responsables de nuestras decisiones en las urnas.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí