Eduardo Medina Mora, el Operador de Televisa

0
145

Texto original publicado en 2006

El consorcio Televisa cuenta con un operador de lujo, discreto, muy poderoso, integrante de los consejos de administración de decenas de empresas, amigo desde la infancia del vicepresidente de la empresa, Bernardo Gómez y, por si fuera poco, accionista junto con TV Promo en la empresa Grupo Crea TV, otra de las empresas “pantalla” de la televisora dedicada a “la producción y desarrollo de espectáculos y eventos artísticos de cualquier índole”.

Se trata de Eduardo Medina Mora Icaza, ex director general del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) y secretario de Seguridad Pública, desde que el 27 de septiembre de 2005 sustituyó al Ramón Martín Huerta, fallecido en un sospechoso accidente, durante el gobierno de Vicente Fox

-Publicidad-

A pesar de ocupar cargos de primer nivel en la administración pública federal desde el inicio del gobierno de Vicente Fox, Medina Mora Icaza aparece todavía en el acta del 14 de enero de 2004 como vocal del Consejo de Administración del grupo Crea TV, creada originalmente el 18 de marzo de 1999 con un capital mínimo de 50 mil pesos.

Sus principales accionistas son el Consorcio Interamericano de Entretenimiento (CIE), encabezado por Alejandro Soberón Kuri, y el Grupo TV Promo, representado por Carlos Quintero Iñiguez, hermano de Alejandro Quintero, vicepresidente de comercialización de Televisa, el escritor y conductor de Zona Abierta, Héctor Aguilar Camín y el propio Medina Mora.

De acuerdo con el acta de registro público de la propiedad de la empresa, en el folio 249801, Medina Mora aparece como vicepresidente y apoderado de la empresa, mientras que Aguilar Camín es designado vocal y apoderado de la misma, al igual que Carlos Ignacio Martín del Campo González, otro de los socios originales de TV Promo.

Los demás miembros del Consejo de Administración son los socios y ejecutivos de CIE, uno de los consorcios de espectáculos y entretenimientos más grandes de América Latina: Alejandro Soberón Kuri, Rodrigo González Calvillo, Eduardo Pérez Vázquez y Roberto Diez de Sollano Díaz.

El distanciamiento de CIE con Televisa, a raíz de la polémica entrega de 130 permisos para que la televisora operara centros de apuestas y salas de sorteos de números, distanció a ambas empresas que habían operado como socias en el terreno del entretenimiento y el espectáculo.

En la asamblea de accionistas de la empresa, del 14 de enero de 2004, se revocaron los poderes de varios apoderados, entre ellos, Medina Mora a quien se designa como vocal, pero el 14 de diciembre de 2004 la empresa nombró como presidentes y apoderados a los principales accionistas provenientes de CIE.

De los pocos datos públicos que se tienen de CreaTV, se cuenta con su dirección en la ciudad de Monterrey, en la calle América 807, donde funge como director Luis Eduardo Morales. En esa misma ciudad se han impartido cursos sobre “creatividad y técnicas de iluminación”, dirección de cámaras y producción, como el que se impartió el 5 y 6 de septiembre de 2002 en el campus del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM).

Medina Mora y Luis Téllez

Además de esta empresa, Medina Mora aparece como accionista de una decena más de consorcios, creados, compartiendo asiento con otro viejo amigo y ex secretario de Energía de la administración de Ernesto Zedillo, Luis Téllez Kuenzler. Actualmente, Téllez es ejecutivo del Grupo Carlyle, uno de los fondos de inversión catalogados como los más poderosos de Estados Unidos.

Carlyle tiene intereses múltiples en sectores de energía, salud, armamento, industria automotriz y bienes raíces. Se calcula que ha invertido más de 18 mil millones de dólares en 23 fondos de inversión en todo el mundo y en Estados Unidos, la prensa ha acusado al grupo de contar con “información privilegiada” y hacer tráfico de influencias para conseguir jugosos contratos.

La amistad de Medina Mora y Téllez es casi tan antigua y sólida como la relación que mantiene el actual secretario de Seguridad Pública con el vicepresidente de Televisa, Bernardo Gómez, según distintos conocedores de su trayectoria.

Ambos coincidieron en el Grupo Desc, corporativo vinculado a la industria agroquímica, autopartes y sector inmobiliario, donde Medina Mora realizó una amplia labor de más de diez años como director adjunto y director corporativo de Planeación Estratégica.

En el registro público de la propiedad existen diversas empresas donde tanto Medina Mora como Téllez aparecen indistintamente como accionistas o miembros del Consejo de Administración. Son los casos de:

-Agroken, creada el 3 de febrero de 1999 y dedicada a “promover, desarrollar, administrar y operar toda clase de alimentos y de cualquier otra naturaleza” en el país y el extranjero.

-Servicios Corporativos Arcos, creada en octubre de 1997 para asesorar, diseñar, desarrollar proyectos, mantenimiento y operación “de toda clase de bienes inmuebles”.

-Demeter Corporativo S.A. de C.V., creada el 25 de septiembre de 1992, para “participar en la dirección, administración y operación de empresas de todo tipo, nacionales o extranjeras, inclusive la prestación de toda clase de servicios”. Todavía el 27 de marzo del 2001, Medina Mora aparecía como apoderado de la empresa. El 22 de agosto del mismo año la asamblea de accionistas nombró presidente a Luis Téllez.

-La tenedora de acciones de capital Grupo Irsa, creado el 19 de agosto de 1988, bajo la batuta del empresario Fernando Senderos, del Grupo Desc. El 6 de julio, Medina Mora y Luis Téllez renuncian como consejero propietario y presidente, respectivamente.

El secretario de Seguridad Pública en tiempos de Felipe Calderón es accionista también de la empresa Aquanova Corporativo S.A. de C.V., creada el 23 de septiembre de 1993. Todavía el 13 de diciembre del 2000, Medina Mora presidía la compañía dedicada a “participar en la dirección, administración y operación de empresas de todo tipo nacionales o extranjeras”, inclusive las prestaciones de toda clase de servicios. De ella se derivan otras como Aquatecnología, para proveer servicios técnicos y de ingeniería en la producción del camarón; Operadora Aquanova; Granjas Aquanova de Sinaloa y Nutrientes Aquanova, dedicadas a la producción de alimentos balanceados para especies de animales actuáticas y terrestres.

En julio de 1989 fue socio y administrador general de la compañía Investigación Prospectiva y Desarrollo S.A., creada junto con Laura Pérez Vázquez. El objetivo de la empresa antecedió a las labores que después desarrolló al frente del área responsable de la seguridad nacional: “realización de estudios, proyectos e investigaciones en ciencias sociales, económicas y administrativas que contribuyan al desarrollo de México, América Latina y, en general, el mundo en desarrollo”.

Los Favores a la Pantalla

La red de intereses financieros y empresariales de Medina Mora no se limita a este grupo de empresas. Una de sus principales labores de gestoría han sido a favor de Televisa.

En el cabildeo y aprobación de la polémica Ley Televisa, cuyo dictamen se discutirá en febrero en la Cámara de Senadores, Medina Mora ha jugado un papel clave, al igual que antes lo hizo con el famoso “decretazo” del 10 de octubre de 2002 o en otros eventos que han beneficiado los intereses del consorcio, como el otorgamiento de 130 permisos a Televisa para operar centros de apuestas y salas de sorteos de números, seis días antes de que Santiago Creel abandonara Gobernación.

El ex secretario de Seguridad Pública, ex director del CISEN y ex procurador hizo “discretas” llamadas a varios de los académicos e intelectuales firmantes de los desplegados del 12 de diciembre para convencerlos de las bondades de las reformas que le otorgarían al consorcio el control del espectro radioeléctrico por más de cuarenta años, e informarles que la iniciativa “sí pasará”.

Los vínculos de Medina Mora Icaza con Televisa no son extraños para quienes los conocieron durante su paso por el CISEN. A pesar de ser el responsable de la seguridad nacional, Medina Mora veía personalmente los asuntos delicados relacionados con Televisa y TV Azteca desde su llegada a la Secretaría de Gobernación, a pesar de que esta materia le correspondía al entonces subsecretario de Normatividad de Medios, José Luis Durán.

Ajeno públicamente a las negociaciones que durante año y medio se realizaron en Bucareli entre el 2001 y el 2002 para impulsar una reforma integral a la Ley Federal de Radio y Televisión, Medina Mora abogó ante Santiago Creel a favor de las reformas al reglamento de la misma ley y de un nuevo decreto que desaparecía el 12.5 por ciento. Esa iniciativa se conoció como el decretazo.

Mientras coordinaba las acciones contra el terrorismo y para preservar la seguridad fronteriza, el responsable del Secretariado Técnico de la Alianza para la Frontera México-Estados Unidos y de los Grupos de Alto Nivel de Seguridad Fronteriza México-Guatemala y México-Belice, también se dio tiempo para concretar los vínculos entre Santiago Creel, aspirante a la candidatura presidencial, y Televisa.

Ese acercamiento fructificó en varios frentes. Creel le otorgó a otros seis grupos, el más numeroso a Televisa, un paquete de más de 200 permisos para operar centros de apuestas y salas de sorteos de números, aún cuando el reglamento de la Ley de Juegos y Sorteos que amparó esta entrega es objeto de una controversia constitucional con la Cámara de Diputados.

La urgencia de Televisa para aprobar las reformas a la Ley Federal de Radio y Televisión y a la Ley Federal de Telecomunicaciones está ligada también con su interés para comenzar a operar las tele-apuestas, a través de sus próximos canales digitales.

De acuerdo con el especialista Gabriel Sosa Plata, a través del canal 48, asignado a Televisa por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes como el “canal espejo digital”, el consorcio comenzó a ensayar la transmisión de bingos y otro tipo de servicios interactivos desde el 30 de agosto del 2005.

Para esto contrataron los servicios de la empresa sudcoreana Aircode, quien ha desarrollado la tecnología Advanced Common Application Platform (ACAP) que permite a los usuarios recibir los servicios adicionales mediante una computadora personal o a través de un receptor digital.

A través de un comunicado de prensa distribuido el 7 de septiembre de 2005 por el sistema de televisión digital estadounidense ATSC, adoptado por México en julio de 2004, “el proyecto de transmisión digital de Televisa es parte del futuro de la industria… y está recibiendo mucha atención de los involucrados en la industria de la televisión. Televisa ayudará a hacer de la convergencia digital parte de la vida de todo el mundo y a crear continuamente beneficios a través de preparar y proveer varios servicios de información y entretenimiento a los televidentes de México con multimedia asociado a DTV (televisión digital)”.

Televisa no puede arriesgar que su inversión con la empresa sudcoreana Aircode se quede a la deriva si su iniciativa de ley no se aprueba. Por eso, una vez más, ha solicitado los buenos oficios de uno de sus principales contactos en la administración pública: el ex director del centro de inteligencia y seguridad nacional.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí