Deudas, afiliaciones dudosas y ataques

0
480

Tres hechos recientes confirman que la política no cambia en México. Partidos que pese a los millonarios recursos que reciben del INE recurren a créditos con los bancos para sus actividades electorales, padrones que lejos de reflejar la convicción de sus militantes son fuente de sospecha por afiliación ilegal y debates en los que sobran las acusaciones y faltan las propuestas, son sólo parte del anecdotario mexicano que confirmamos cada semana, en especial en época de campañas.

Las 3 de la semana

En este espacio hemos abordado por separado varias de las características que describen a nuestro sistema de partidos, eso que ha generado rechazo entre los ciudadanos. La realidad nos ha confirmado que lejos de que se modifiquen este tipo de cuestiones, siguen presentándose sin que alguno de los partidos busque un cambio.

Pasemos primero a los créditos que los partidos solicitan a la banca comercial. En una colaboración anterior, mencionamos las millonarias cifras de dinero que los partidos reciben de la autoridad electoral para sus actividades, así como los sueldos de los funcionarios partidistas, además de algunos de los gastos –que se disfrazan, pues de lo contrario se tendría un escándalo diario– que de manera cotidiana se llevan a cabo en las instalaciones partidistas con variados motivos: comidas, cenas, incluso festejos de la fuerza política o de alguno de sus personajes históricos.

El recibir miles de millones del Estado, ha generado que los propios partidos gasten en cosas que no tienen sentido y que no van a redituar en las tareas que, al menos en teoría, tienen asignadas, pues el dinero que se dedica a los sueldos no es comparable con lo que se gasta en cursos –a menos que eso implique alguna ganancia para los propios dirigente y sus amigos.

-Publicidad-

Es así que en estos días, mediados de abril, nos enteramos que el Partido Acción Nacional contratará un crédito por 119 millones de pesos para apoyar las campañas estatales.

En enero de 2015, el PAN solicitó un préstamo por 342 millones de pesos; en 2011, Gustavo Madero, como presidente nacional del Partido, reconoció una deuda de 250 millones de pesos; su antecesor, Germán Martínez Cázares había endeudado al Partido por 400 millones de pesos, todos los montos siempre bajo el mismo argumento: apoyar el tema electoral.

Hablamos de que en esta breve revisión de las deudas contratadas por el panismo, las cifras ascienden a cerca de 850 millones de pesos, para unos resultados electorales que han ido a la baja, pues desde la gestión de Martínez Cázares a la de Ricardo Anaya, el saldo en lo electoral es pobre, considerando la derrota en 2009 que forzó a la renuncia de Martínez, el cuarto lugar en la elección presidencial en 2012 y pocos triunfos estatales. Es decir, escasos resultados por deudas cuantiosas.

Sin embargo, es el partido que mejor paga a sus dirigentes.

Pasemos ahora al tema de los padrones partidistas. El PAN en la sesión de su Consejo Nacional del pasado 16 de abril confirmó a Ernesto Ruffo Appel como encargado de la reingeniería del padrón azul, además de dar a conocer que se contemplan medidas como la incorporación de la huella digital de los militantes para dar una mayor confiabilidad del listado.

Cabe recordar que la relación de militantes panistas fue objeto de debate entre quienes contendieron el año pasado por la dirigencia nacional, Javier Corral y Ricardo Anaya.

Pero si las sospechas sobre el padrón del PAN no fueran suficientes, ahora nos enteramos que el PRI tiene mayores problemas.

Según una nota de El Universal, el tricolor tiene 5 millones de registros de sus militantes validados por parte del INE, faltando otros 5 millones de recibir el visto bueno. Lo anterior luego de que reportes de medios indicaron que entre los 2.2 millones nuevos afiliados al PRI se encontraron personas reportadas como desaparecidas, fallecidas, militantes de otros partidos y hasta presas por delitos contra la salud, esto en el marco de una campaña priísta para superar los 10 millones de afiliados.

Sobra decir que el Partido no ha aclarado este tema.

Finalmente, los debates. En el contexto de las elecciones estatales para renovar 12 gubernaturas, se han presentado un par de debates en Durango y en Veracruz.

En la primera entidad, la constante fue la descalificación de los adversarios, como en otros encuentros de esta naturaleza que buscan exhibir los errores del contrario, dejando de lado las propuestas.

Pero en donde se dieron hasta “con la cubeta” fue en Veracruz, pues los candidatos de las alianzas PRI-PVEM y PAN-PRD, Yunes ambos, llegaron al extremo de sugerir vínculos con la delincuencia organizada.

Es previsible que los demás debates que se presenten conforme avancen las campañas tengan la misma intención de exhibir a los demás candidatos, en una lucha de lodo y no de propuestas, aunque puede darse alguna excepción.

Así, la política mexicana continua impasible y sin mostrar deseos de cambiar.

Del tintero

También un signo de la forma en que se desarrollan las campañas estatales es la escasez de “memes”, lo que implica que para los usuarios de redes sociales hay poco que utilizar en este campo, por no decir que éstas están siendo aburridas y con pocas novedades. Habrá que esperar.

 

Twitter: @AReyesVigueras


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí