Desabasto de medicinas llega al propio ejército

0
423

Pese a ser una de las dependencias de mayor atención por la actual administración, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) también ha visto reducido su gasto en compra de medicamentos año con año, lo que ya cobra factura en la salud de los elementos activos y retirados y de sus familiares, quienes denuncian que no se les está surtiendo en tiempo y forma sus recetas. La pandemia de Covid-19 empeoró la situación.

Durante 2019, la dependencia militar desembolsó 21 mil 618 millones de pesos para la compra de medicinas, de acuerdo con una revisión de los contratos de las Fuerzas Armadas. Al año siguiente, en medio de la emergencia sanitaria por el coronavirus, la Sedena sólo gastó mil 473 millones de pesos para el mismo propósito; y durante el primer semestre de este año apenas ha erogado 185 millones

La problemática de desabasto afecta a los pacientes de los hospitales y clínicas militares, ya que algunas enfermedades o padecimientos crónico degenerativos como hipertensión, diabetes o cáncer, dependen de un control de por vida o un largo periodo.

Los derechohabientes se ven obligados a adquirir sus medicamentos por fuera y con sus propios recursos, sin que se les reembolse el dinero, aseguran pacientes y representantes de la Federación de Militares Retirados General. Francisco J. Mujica.

-Publicidad-

“A partir del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, para acá se empezó a ver esta problemática, y se incrementó al momento de la pandemia”, asegura Rafael Bustos, presidente de la Federación y Subteniente retirado de la Sedena.

Coincide en el diagnóstico el teniente retirado de la Secretaría de Marina (Semar), Freddy Calleja Santiago: “A finales del sexenio anterior (comenzó la problemática) y se viene acentuando con los cambios de gobierno. Hay un desfase en la logística, sin embargo, se vino a acentuar más con la contingencia. Algunos medicamentos que solicité me dijeron que no los tenían en existencia, no te lo dicen directamente que lo adquieras, pero por la necesidad de tu padecimiento tienes que hacerlo”.

El desabasto de fármacos también afecta a integrantes de la Marina, ya que a los elementos retirados y sus familiares se les da el servicio médico en los hospitales de la Sedena, al haber un acuerdo intersecretarial.

“Eso es un acuerdo intersecretarial donde se combina que hay lugares que la Marina no tiene dónde darle atención a sus derechohabientes. Ejemplo, el servicio regular de nuestra dependencia, en este caso de la Naval, no tiene la especialidad, y no puede darme atención. Entonces, entre los acuerdos se hace una hoja de referencia y se solicita la atención para mí en el Hospital Militar”, explica el Maestre retirado Javier Leyva, delegado de la Federación en Progreso, Yucatán.


There is no ads to display, Please add some

Deja un comentario