Cuentas pendientes

0
206

El PAN está cada vez más quemado, hasta llegar a tostado. Hay una larga lista de fallas graves que están quedando sin reparación. No solamente no hay liderazgo, sino que además sigue haciendo todo lo que le criticaba al PRI, y peor aún. Para rematar, parece ya tener candidata para el 2018 en la persona de la anterior Primera Dama, Margarita Zavala, como si su marido hubiera salido tan querido y respetado. Es el colmo.

Del PAN que concibieron y procrearon Gomez Morín y un centenar de abogados ya no queda prácticamente más que la doctrina, como un triste recordatorio de lo que se propuso hacer y nunca logró. Las ideas muy bellas, la práctica totalmente disfuncional.

El PAN nació en un ambiente hostil, en el que el PRI era la agencia electoral del Gobierno y simulaba elecciones. El PAN nació con todo eso en contra, razón por la cual Gómez Morín habló de que su lucha sería una brega de eternidad. No se veía para cuándo el PAN pudiera acceder al poder.

Puede decirse que el PAN nació para luchar, no para ganar. Las derrotas le espantaban a algunos clientes, pero siempre había otros ilusos que entraban al quite. El problema es que esta mentalidad llega a hacerse costumbre. El PAN mantuvo una élite cerrada que lo manejaba y buscaban entre la ciudadanía líderes naturales con buena imagen para ser candidatos. Cuando éstos exigían defender sus triunfos, el PAN los hacía a un lado por rebeldes y buscaba a nuevos líderes.

-Publicidad-

Las circunstancias obligaron al PAN a abrirse, no mucho, pero lo suficiente como para generar esperanzas reales. Así, entraron a las contiendas personalidades con gran arrastre popular como Francisco Barrio, Manuel Clouthier, Ricardo Villa Escalera, y eventualmente Vicente Fox. Fueron estos héroes civiles, quienes con grandes sacrificios personales lograron poner al PAN en posición de ganar.

Tras la victoria de Fox en 2000; sin embargo, los dueños del partido que nunca ganaron una elección vieron su oportunidad de gobernar. Así es como llegó de candidato uno de ellos, de los miembros de la familias panistas como Felipe Calderón. Santiago Creel no tenía ese pedigrí.

El tiempo demostró; sin embargo, que el estilo de Calderón fue nefasto. El dogmatismo de los panistas de cepa ha sido una derrota total para el partido. Obsérvese lo que ha sucedido. Surgieron los moches a granel, y surgió una burocracia interna más cerrada y corrupta que la del mismo PRI. El PAN se convirtió en comerciante con los puestos públicos.

Los intentos por sanear al PAN han fracasado de la manera más rotunda. Primero, Madero se apoderó del partido, negándose a convocar a elecciones; y luego cediéndole el poder a Ricardo Anaya, quien ni tardo ni perezoso le jugó chueco. Ahora está el PAN en quien prometió aclarar los moches y no ha hecho otra cosa que consolidar su poder. Sí, desgraciadamente el PAN es otro ejemplo puro del presidencialismo más descarado. Lo que es tener acceso a cientos de millones del presupuesto del INE sin tener que trabajar.

Ahora la esposa de Calderón, tiene ya meses en campaña abierta para la Presidencia de la República. Yo le doy la bienvenida y hago votos de que gane la candidatura para que luego pierda las elecciones frente a algún independiente.

El PAN está tan cegado que no se ha dado cuenta de que se quedó sin clientela, sin votos, porque simplemente ha producido gobiernos fracasados. Se gasta tanto esfuerzo en sus grillas internas que lo que menos sabe es cómo gobernar.

El PAN fue la esperanza frente al PRI en los años setenta, ochenta y noventa. En la segunda década del primer milenio es un claro ejemplo de una democracia que nunca prosperó. Totalmente controlado y clientelar. Solo así se puede entender que Jorge Castañeda pueda anticipar desde ahora que Margarita será la candidata del PAN a la Presidencia. Por mi parte, bienvenida, para que no haya duda de que las ideas de Gómez Morín están muertas y enterradas.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí