Como sucedió en Venezuela, militarización de Guardia Nacional en México sería un paso hacia la dictadura

0
425

El Partido Acción Nacional (PAN) advirtió que la propuesta del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, sobre hacer que la Guardia Nacional sea parte de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) sería peligroso porque es un “paso hacia la dictadura“.

Marko Cortés, presidente nacional del PAN, señaló que la militarización de las fuerzas policiales fue lo que sucedió en Venezuela y consideró que el país debe tener “policías civiles bien capacitadas”.

“Queremos policías civiles. No a la militarización de la seguridad. (…) No (queremos) una policía como en Venezuela porque finalmente eso es muy peligroso y es un paso más hacia la dictadura que ha venido queriendo impulsar López Obrador“, aseveró Cortés.

El dirigente de Acción Nacional también acusó a la actual administración de “desmantelar” a las policías, luego de que supuestamente les retiró el subsidio para fortalecer la seguridad en los municipios de los estados de la República.

-Publicidad-

En este sentido, el panista señaló que desde la alianza que su partido conformó con el PRI y el PRD en la Cámara de Diputados, buscarán “el fortalecimiento, el equipamiento y la capacitación de las policías civiles”.

Esta mañana, el presidente López Obrador adelantó que presentará una reforma constitucional para que la Guardia Nacional sea una rama más de la Sedena.

“Queremos que la Guardia Nacional se siga consolidando. (…) Por eso voy a proponer en su momento que forme parte de la Sedena, como existe la fuerza aérea de la defensa, una rama”, dijo el mandatario.

En febrero de 2019, el Senado aprobó la creación de la Guardia Nacional, la cual quedó a cargo de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC).

En mayo de 2020, el presidente publicó un decreto para que las Fuerzas Armadas participen en temas de seguridad pública hasta 2024, ya sea directamente o designando a personal militar para la conformación de la Guardia Nacional.

La reforma que permitió la creación del organismo de seguridad estableció que debía tener un mando civil y no uno militar. Además, se estipuló que los militares que buscaran adscribirse a la Guardia debían darse de baja de las Fuerzas Armadas del país.

Tras su creación, Amnistía Internacional advirtió que “hay que mantener los ojos bien abiertos para levantar la voz si la Guardia Nacional comenzara a ser una amenaza para los derechos de las personas que viven en México”.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí