Casi se triplicaron los homicidios de niños y adolescentes entre 2005 y 2011

0
145

La mortalidad en niños y adolescentes por homicidio en México casi se triplicó entre 2005 y 2011, ya que pasó de 4.6 a 11.8 menores por cada 100 mil y la tendencia va en aumento, señala el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) en el informe Alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio con equidad.

Guerrero y Chihuahua son los estados con la tasa más alta de homicidios infantiles, con 12.3 y 17.3, respectivamente, por cada 100 mil habitantes menores de 18 años, señala el documento, que se presentó ayer en la sede de Naciones Unidas en la ciudad de México. Estos datos pueden asociarse con el contexto de creciente violencia que ha experimentado el país en los años recientes, vinculado a la lucha contra y entre el crimen organizado, apunta el informe.

Además, el reporte advierte que los programas sociales no llegan a todos. Prospera (antes Oportunidades) llega a 52 por ciento de los niños, niñas y adolescentes en pobreza extrema. Ahí está faltando casi la mitad; estamos hablando de 6 millones de niños en pobreza extrema, y no se llega a poco menos de 3 millones, señaló Érika Strand jefa de Políticas Públicas del Unicef en México.

-Publicidad-

Dijo que pese a que México cumplirá con 84 por ciento de los indicadores de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), hay una tarea pendiente todavía, ya que hay fragmentación en las políticas públicas, muchos programas se duplican, llegan a la misma población y hay niños que carecen de cualquier apoyo. La brecha crece en niños, niñas y adolescentes del sur-sureste del país, de zonas indígenas o rurales, y en mujeres. Precisó que la violencia también impide el cumplimiento de otros derechos, por eso la incluimos en nuestro análisis, aunque no hay un indicador preciso.

El informe indica que sobre todo a partir de 2007 se observó un incremento de la mortalidad por homicidios entre los adolescentes. Los logros alcanzados para garantizar el derecho a la vida en los primeros años (…) se ven revertidos en parte por la tendencia ascendente de la mortalidad entre adolescentes.

En cuanto a los estados donde se reportan índices de homicidios de menores de 18 años superiores al promedio nacional, que es de 3.9 homicidios por cada 100 mil personas de ese grupo de edad, se encuentran Nuevo León, donde se reportan 9.3; Sinaloa 8.1, y Nayarit, 7.6, mientras que en Zacatecas, Coahuila y Tamaulipas es de 4.

El texto refiere que, con base en datos de la Presidencia de la República, entre diciembre de 2006 y 2010 en el país se registraron 34 mil 612 fallecimientos presuntamente relacionados con la delincuencia organizada; la mayor parte fueron en Chihuahua, 10 mil 135, y Guerrero, 2 mil 739.

Apunta que no existen datos oficiales del número de niños y adolescentes que han muerto en el combate contra y entre el crimen organizado, pero se estima que entre mil 200 y mil 600 menores murieron y alrededor de 40 mil niños quedaron huérfanos entre 2006 y 2010. Además, en tan sólo un año, entre 2009 y 2010, se incrementó 34 por ciento el número de adolescentes detenidos por su actividad en la delincuencia organizada por portación de armas y delitos contra la salud, indica el organismo internacional.

En su intervención, Miguel Székely, del Tecnológico de Monterrey, se refirió a que en los 125 municipios de menor índice de desarrollo humano, que se localizan en Oaxaca, Guerrero, Chiapas, Veracruz, Puebla, Nayarit y Durango, habita 30 por ciento de la población más pobre, y pese a programas sociales no han variado las condiciones de desigualdad. Así, aunque en promedio el país cumpla con los ODM en esas localidades esto no ocurrirá, dijo.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí