Alternancia y candidatos independientes

0
197

Es probable que conforme vayan transcurriendo los días, iremos contando con mayores elementos para realizar un análisis objetivo acerca de lo ocurrido durante el pasado proceso electoral -que a pesar de la complejidad que representó la implementación de la reforma político-electoral y sobre todo las amenazas de boicot, pudo llevarse a cabo con lo que el INE demostró una vez más su solidez-, a partir de las diversas vertientes que se presentaron.

Como ejemplo, me parece que todavía hay mucho que abundar respecto a los efectos que realmente tuvo el voto nulo en esta elección, ya que hasta el momento han prevalecido posiciones casi fundamentalistas algunas de las cuales pretenden atribuirle todos los males incluyendo la obtención de la mayoría del PRI y sus aliados en la Cámara de Diputados, en tanto que otras lo han tratado de convertir en máxima expresión de virtud ciudadana.

Tampoco debemos pasar por alto la incidencia que pudieron haber tenido en la equidad de la contienda y en sus resultados, las conductas en que incurrió el PVEM con las que además de contravenir la legislación electoral en forma recurrente, asumió una actitud retadora frente a las autoridades administrativas y jurisdiccionales (INE y TEPJF) al desacatar sus resoluciones.

-Publicidad-

Por su parte, es pertinente que los principales partidos de oposición inicien un proceso de reflexión interna que les permita identificar las causas que impidieron un mejor desempeño electoral, en un contexto en el que el gobierno federal enfrenta uno de los menores índices de aprobación en nuestra historia reciente y que lejos de aprovechar, sufrieron un retroceso difícil de entender

Pero en lo que no debe caber duda, es en el mensaje de hartazgo que mandaron los ciudadanos a los partidos políticos a través de las urnas, principalmente en aquellas entidades con señalamientos graves de corrupción, complicidad y abuso de los gobernantes en turno.

No es casual que en cinco de los nueve estados en que se disputaron las gubernaturas la ciudadanía haya decidido emitir un voto de castigo y optar por la alternancia, y que entre ellos se encuentren Nuevo León, Guerrero, Michoacán y Sonora que han ido de escándalo en escándalo, o que en San Luis Potosí y Colima los resultados sean sumamente cerrados y que seguramente se resolverán en tribunales. También en Jalisco y el Distrito Federal se modificó sustancialmente la conformación política tanto a nivel municipal (delegacional) como en el ámbito legislativo. En cada uno de estos casos la explicación se antoja evidente.

Otro dato relevante es el triunfo de los candidatos independientes por quienes nadie apostaba por las clara desventaja en que compitieron, como El Bronco quien encabezará el gobierno de Nuevo León, Manuel Clouthier en la diputación federal en Sinaloa, Pedro Kumamoto próximo diputado local en Jalisco o Alfonso Martínez que ganó la presidencia municipal de Morelia. Lo anterior implica de nueva cuenta una severa llamada de atención a los partidos, que cometerían un grave error si hacen caso omiso y se empecinan en mantener el status quo, a la vez que sienta un precedente importante de cara a la sucesión presidencial de 2018. Reitero, es mucho lo que aún falta por analizar, pero la gente se pronunció y debemos escucharla.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí