Advierten nueva crisis por alza en deuda

0
162

Diputados y senadores de oposición advirtieron sobre el crecimiento de la deuda nacional, que representa el 44.9 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), y urgieron al Gobierno a dejar de contraer deuda y evitar el despilfarro de recursos.

Los diputados consideraron la situación alarmante, ya que recuerda a las peores crisis de los 80 y 90.

“Estamos regresando al pasado, a las crisis recurrentes de los 80 y 90; estamos regresando a la política económica de la irresponsabilidad que trae de nuevo la angustia a las familias mexicanas”, dijo el vocero de los diputados del PAN, Jorge López Martín.

En este escenario, añadió, el Gobierno debería estar racionalizando los recursos y disminuyendo el gasto corriente; en cambio, dijo, sólo aumenta viajes, sueldos y gastos suntuosos.

“Estamos prácticamente inmersos en una crisis económica nacional: el precio del dólar es histórico, igual que el endeudamiento, esto es muy grave porque endeudarse hoy significa aumento de impuestos mañana”, sostuvo.

-Publicidad-

REFORMA informó hoy que en los tres años que suma la Administración de Enrique Peña Nieto, la deuda como proporción del PIB aumentó en un 10.15 por ciento, más de lo que creció en los sexenios de Fox y Zedillo juntos, y más de lo que creció en todo el sexenio de Felipe Calderón.

El diputado Vidal Llerenas, secretario de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, aseguró que el nivel de la deuda nacional es superior al que reporta el Gobierno.

“Para empezar, no se están reportando los bonos de infraestructura educativa que se deberán pagar con los recursos de los estados”, afirmó sobre los certificados por 50 mil millones de pesos que la Secretaría de Educación Pública (SEP) comenzó a emitir en la Bolsa de Valores en diciembre pasado.

A esto se debe sumar el sistema de pensiones y el uso de activos de Bancomex, Pemex y fideicomisos para el gasto corriente, explicó.

“El Gobierno no está cumpliendo la Ley de Presupuesto y Responsabilidad Financiera. La legislación señala que la deuda de Pemex no se cuenta en el déficit.

“Sin embargo, para cumplir su meta de déficit, en lugar de aumentar ingresos o reducir gasto, el Gobierno excluye de la definición de déficit también la deuda de CFE y una cosa que se llama Proyectos de Alto Impacto, que nadie conoce y que en realidad es un gasto de inversión irregular”, opinó.

Lo peor de todo, valoró, es que la inversión en infraestructura no ha aumentado.

“En un contexto de crisis internacional, el Gobierno ha dejado que la deuda crezca hasta casi el 50 por ciento del PIB, además no reporta el total de la deuda y se está comiendo activos, como los remanentes del Bancomex que debería de ser para pagar la deuda.

“Todo se ha ido en gasto corriente del Gobierno y ahora estamos peor de endeudados y sin salida a corto plazo. Falta incluso sumar el costo que va a tener el nuevo aeropuerto. Lo van a financiar bursatilizando los derechos de operación, lo cual va a llevar que cuando funcione se tenga un pasivo contingente del Estado”, afirmó.

Vidal Llerenas afirmó que de 2000 a 2015 la deuda de los estados aumentó 329 mil millones de pesos; en contraste, en ese mismo periodo la deuda nacional, o los requerimientos financieros del sector público, incrementaron en 3 billones 200 mil millones de pesos.

“Ahora nos rasgamos las vestiduras con todo lo que hizo Humberto Moreira en Coahuila, pero a nivel federal la deuda está peor”, añadió.

La diputada de Morena Araceli Damián consideró que el escenario es igual al de 1994, al final del gobierno de Carlos Salinas de Gortari.

“A través del manejo discrecional de las finanzas, Carlos Salinas mantuvo al País en una aparente estabilidad que después se derrumbó y parece que eso mismo está por pasar.

“Se está comprometiendo el futuro del País y esto se va a volver insostenible con el petróleo a la baja y el dólar tan fuerte y sin anuncios de que algo vaya a mejorar”, alertó.

Senadores proponen evitar endeudamiento

Visto el nivel de crecimiento de deuda, que llegó a diez puntos porcentuales respecto del PIB, el PRD y el PAN en el Senado de la República urgieron al Gobierno a dejar de contraer deuda.

“Hacemos un llamado a las autoridades hacendarias a olvidarse del endeudamiento como una herramienta complementaria a los ingresos; ésta ya dio de sí, ya no es complemento. Ya es una carga y deben de parar ese endeudamiento”, planteó la senadora perredista Dolores Padierna.

Integrante de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, Padierna estimó que, ante una caída de ingresos muy importante por el desplome de los precios del petróleo, la actuación lógica de todo Gobierno responsable sería evitar el despilfarro.

“Para 2016, para un mediano plazo, si no se cambia la política de sobreendeudamiento y de hacernos dependientes de las importaciones, al País no le va a ir nada bien”, advirtió.

El senador panista Jorge Luis Lavalle coincidió en el diagnóstico de la senadora perredista.

“Se tienen que hacer ajustes mucho más importantes al presupuesto de egresos. Es momento de que gastemos menos y se tienen que hacer ajustes que desafortunadamente el Gobierno tendrá que evaluar, y reconocer que no todo tiene que ver con las coyunturas electorales.

“Pero sí necesitamos un manejo económico responsable y serio, acorde a la realidad que estamos viviendo como País y a los enormes retos que tenemos en materia económica”, consideró.

Lavalle opinó que el Gobierno no debe contraer más deuda.

“Nosotros desde el Congreso hicimos un ejercicio en materia de disciplina financiera y de deuda para evitar que en muchos estados se disparara la deuda de manera muy irresponsable, y ahora tenemos muy fresco el caso de Coahuila, con 36 mil millones de pesos.

Lavalle propuso tomar medidas más severas, gastar menos y generar un gasto mucho más eficiente, enfocado a la inversión y la infraestructura, y menos concentrado en el gasto corriente, salarios y nóminas.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí