A Contraflujo

0
122

04 de agosto del 2015.- Hace algunas semanas decíamos en esta columna que la tan anunciada candidatura de Miguel Ángel Martínez Espinoza para la presidencia estatal del PAN no tenía el consenso de todos los liderazgos que dialogan en la famosa Mesa de Unidad y que era cuestión de tiempo para que se derrumbara.

Reportábamos el descontento de algunos de los pastores de diversos grupos que veían en la postulación de Martínez Espinoza una jugada de gatopardismo, en la que este personaje se vería reducido a simple presidente de escritorio, pero la Secretaría General, y por ende, la operación logística y financiera seguiría en manos del mismo grupo que ha reducido al PAN a su mínima expresión.

Pues bien, leí con interés un análisis del periodista “Chema” Pulido en la revista Conciencia Pública, en el que detalla que antes de la cuarta ronda de pláticas, el tema no solo se estancó, sino que al sacar sus cuentas, varios liderazgos se dieron cuenta -con razón o sin ella- que podían irse a la contienda y haciendo ciertos amarres hay quienes pueden ganar y por ende, quedarse con todo el pastel sin tener que compartir. Esto embona con las versiones ya difundidas en esta columna en el sentido de que, por ejemplo, el grupo del senador José María Martínez, con las alianzas correctas, podría ganar la dirigencia

-Publicidad-

El buen “Chema” Pulido se me adelantó, pues pensaba yo en esta entrega desmenuzar la abrupta sobrepoblación de aspirantes a la dirigencia estatal. Pero aún así todavía vale la pena enumerarlos. Además de Miguel Ángel Martínez Espinoza, Faviola Martínez Martínez (hermana del Senador José María Martínez), y Cesar Madrigal Díaz, ya mencionados en esta columna, ahora se suman a la carrera personajes como la diputada federal Lucy Pérez Camarena; el ex alcalde de Ocotlán, Absalón García Ochoa; el Secretario del Comité panista de Guadalajara, Juan Pablo Colín; el alcalde de Encarnación de Díaz, Felipe de Jesús Romo y el diputado local Elías Iniguez Mejía, el único panista de Jalisco que pudo ganar una curul federal en las urnas.

¿Quién o quiénes de ellos tienen verdadera fuerza para aspirar a dirigir el partido? Creo que el lector es lo suficientemente inteligente para descartar a la mayoría. Si acaso dos o tres, tienen argumentos. Los demás, como dicen en política: “Le tiran arriba para caer enmedio”.

Faviola Martínez tantea el terreno

Quien no ha oficializado sus intenciones pero es un secreto a voces que buscará la dirigencia, es Faviola Martínez, quien en los últimos días ha intensificado el trabajo previo a su postulación.

Ya habíamos dicho que ella se perfila como la candidata del equipo de Chema para buscar la dirigencia estatal. Arrancó con sus acercamientos con la militancia, pues desde hace un par de semanas visitó municipios de Los Altos y del sur del estado.

<p»>En sus redes sociales ella sube ya fotografías de esas reuniones donde “los panistas le han pedido que la dirigencia estatal retome trabajo con las estructuras”.

Diferendo por la fecha

Uno de los últimos jaloneos que se dio en la famosa mesa de unidad panista que integran 14 liderazgos, es el de la fecha en que habrá de llevarse a cabo la elección del nuevo dirigente.

Mientras que el grupo del Comité Estatal pretende que la elección se realice en el mes de noviembre o incluso hasta diciembre, hay otros que pretenden que sea lo más pronto posible. A finales de setiembre de preferencia.

Argumentan que es mejor que se defina al nuevo dirigente y a los integrantes del Comité antes de que empiece la 61 legislatura y entren los alcaldes, para que sea el próximo líder quien defina estás posiciones.

De lo contrario, si el actual presidente Gustavo Macias nombra coordinador parlamentario, luego el nuevo dirigente estará muy acotado para cambiarlo, con el riesgo de generar nuevas fracturas y eso es lo que menos hace falta en el PAN, argumentan.

Sin embargo, al grupo que actualmente ostenta el control del Comité le interesa alargar lo más posible la fecha de la elección para alcanzar a designar posiciones. Eso acusan sus opositores.

En esa y algunas otras rebatiñas estaban cuando se interrumpieron las charlas de la Mesa de Unidad, que por lo pronto cerró la cortina hasta que no se defina primero la contienda nacional, en la que Javier Corral y el candidato oficial Ricardo Anaya se están dando hasta con la cubeta.

Molestia con “Bebeto”

No gustaron nada en la famosa mesa de unidad las declaraciones que Alberto Cárdenas Jiménez dio al reportero de este diario, Aaron Estrada, durante una visita a Tlajomulco para promover la candidatura de Javier Corral a la dirigencia nacional.

“Zánganos” y “Tipejos”. Así llamó “El Bebeto” a los que ostentan el control del PAN Jalisco. Pero además de los improperios, los lideres panistas con los que platiqué se quejan de que Cárdenas rompió un pacto de silencio y no agresión al cual se habían comprometido los integrantes de la mesa de unidad, a fin de no generar más ruido innecesario.

Pero una vez más, al ex gobernador le ganó ese carácter explosivo que le caracteriza. Y de paso, le puso sabor al caldo.

Además de Alberto Cárdenas, integran la Mesa de Unidad Francisco Ramirez Acuña, José Antonio de la Torre Bravo, Antonio Gloria Morales, Miguel Monraz Ibarra, Gustavo Macias Zambrano, Hernán Cortés Berumen, José Luis Munguía Cardona, Pilar Pérez Chavira, Absalón García Ochoa, Guillermo Martínez Mora, Miguel Ángel Martínez Espinoza, Carlos Arias Madrid y Elías Iñiguez Mejía.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí