Unión Ciudadana: Esperanza presente

0
139

A finales de noviembre pasado, se constituyó en la ciudad de Chihuahua un movimiento ciudadano con características especiales y esperanzadoras. Se trata del acto fundacional del movimiento libertario contra la corrupción e impunidad en el estado de Chihuahua: Unión Ciudadana.

Algunos amigos míos que tuvieron la oportunidad de asistir, me comentan que el Auditorio Municipal de la ciudad de Chihuahua fue insuficiente para albergar a todos los ciudadanos que de manera libre asistieron y otros muchos que se quedaron fuera por el lleno total a la convocatoria del comité organizador.

Estoy convencido que una de las razones del éxito en el arranque de esta organización es su pluralidad; hay mucha gente sin partido, pero con mucha convicción: estudiantes, campesinos, intelectuales, amas de casa, profesionistas, empresarios, activistas sociales y políticos de varios partidos.

-Publicidad-

Unión Ciudadana se está conformando por ciudadanos que con entusiasmo y sin más membrete que el de la exigencia de la honestidad y de la justicia han acudido al llamado esperanzador para formar un nuevo capítulo en la historia de la formación cívica del chihuahuense por hombres y mujeres que anhelan mejores niveles de gobierno.

El comité organizador conformado por varias personalidades entre las que destacan tres distinguidos chihuahuenses como Jaime García Chávez, Francisco Barrio Terrazas y Javier Corral Jurado, tuvieron el cuidado y el tino de no partidizar este movimiento genuino y esperanzador para todo Chihuahua.

Todos los asistentes a este evento democrático hicieron el firme compromiso de levantar la voz y trabajar incansablemente contra la corrupción, injusticia e impunidad en todos sus ámbitos y de no permitir que siga el debilitamiento de las instituciones y la subordinación de los poderes en el estado de Chihuahua.

Eso fue, a grosso modo, la primera asamblea constitutiva de la organización Unión Ciudadana. Sin duda alguna, un evento meramente cívico, pacífico y hasta ejemplar para varios partidos políticos, ya que Chihuahua necesita de algo así, porque es necesario el equilibrio y los contrapesos de manera más firme y convincente en la vida pública de nuestra entidad.

Estoy convencido que este movimiento se puede convertir en un espacio perfecto para aquellos que no quieren involucrarse necesariamente en la vida partidaria y que desde esa trinchera se puede trabajar incansablemente para un mejor estado, un mejor país y una mejor sociedad, a través de la participación ciudadana en libertad.

Debo puntualizar que este movimiento de Unión Ciudadana no puede ni debe darse el lujo de confundirse y mucho menos de que se pervierta su esencia, ya que hay mucha expectativa al respecto, pues los ciudadanos ven una esperanza presente, en este y otros movimientos para que haya cambios de fondo y forma en la vida pública y gubernamental de nuestro estado.

Por eso, tampoco se debe distraer el objetivo central y mucho menos con los ataques primitivos e infundados como el desplegado tan rupestre que hoy aparece en varios medios de circulación local, donde sobra decir de dónde salió la autoría del mismo.

Por último, confío en que poco a poco este movimiento irá despertando más conciencias y generando mayor participación ciudadana, y a la vez la misma ciudadanía debe obligar a los partidos políticos a estar a la altura de las circunstancias y en la medida en que eso suceda, todos ganamos.

Estoy convencido que se debe dar una nueva relación entre los ciudadanos, la política y el gobierno. Chihuahua puede y debe cambiar, están por venir nuevos y buenos tiempos para todos, esto hay que puntualizarlo…


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí