Seguridad vial, la agenda olvidada

0
200

Según datos de la organización de ciclismo urbano Bicitekas, por lo menos 14 ciclistas han muerto en la Ciudad de México desde el 2009.

El jueves pasado un ciclista murió atropellado sobre el corredor Chapultepec Reforma aquí en la Ciudad de México, la primera muerte del sistema de transporte individual en bici ECOBICI.

Quienes interactúan conmigo en redes sociales compartieron su indignación. Me sumo a su exigencia pidiendo justicia para la víctima. La comunidad ciclista de la capital está de luto y nos unimos a su pérdida. Con estos hechos queda al descubierto la falta de inversión en infraestructura segura para ciclistas y peatones.

Curiosamente este fatal accidente ocurrió a tres días de conmemorarse el Día Mundial en recuerdo de las víctimas de accidentes de tránsito (16 de noviembre).

-Publicidad-

No debemos permitir que la persona que murió el jueves pasado pase a ser un número más que engrosa las estadísticas. Porque pudiste haber sido tú, lector, o pude haber sido yo.

En nuestro país, 251 ciclistas murieron en  2011, otros 4 mil 531 resultaron gravemente heridos, y en total se reportaron 7 mil 453 accidentes, según el último reporte del Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes (CONAPRA) que depende de la Secretaría de Salud federal.

Según datos de la organización de ciclismo urbano Bicitekas, por lo menos 14 ciclistas han muerto en la Ciudad de México desde el 2009. Sus números indican que el DF es  la quinta entidad con menor mortalidad del país por accidentes de tránsito.

¿Cuánto cuestan los accidentes de tránsito a México?

CONAPRA y ONU Hábitat tienen registro en México 455 mil 85 accidentes viales en promedio ocurren anualmente, de los cuales, 16 mil 615 acaban en fatalidades y 172 mil 186 producen lesiones.

Los accidentes de tránsito son la principal causa de muerte en edad escolar (de los 5 a los 14 años) a nivel nacional y la segunda causa de muerte de los jóvenes mexicanos entre 15 y 34 años

Expertos estiman que los accidentes de tránsito y sus consecuencias representan para la economía mexicana un costo superior a los 150 mil millones de pesos al año, es decir, el 1.7% del Producto Interno Bruto (PIB).

A pesar de que el gobierno mexicano asumió el compromiso de cumplir el objetivo del Decenio de Acción para la Seguridad Vial 2011-2020 (un acuerdo convocado por la ONU donde firmaron más de 100 países) de reducir en 50% las muertes por siniestros de tránsito, éstas siguen en aumento. De 16 mil 615 muertes en 2011 aumentaron a 17 mil 600 muertes en 2012.

No podemos seguir así. A los gobiernos locales, estatales y al Federal debería avergonzarles que tantas personas mueran a causa de mala infraestructura para peatones y ciclistas.

Necesitamos que todos los involucrados en disminuir estos números tan alarmantes hagamos la tarea. Que busquemos propuestas de solución que erradiquen de raíz el problema de la inseguridad vial en nuestro país.

Propuestas…

Yo, por convicción y desde mi trinchera como diputada local en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) estoy haciendo lo propio. Tengo dos iniciativas trabajando, que pretende disminuir los accidentes viales, dar seguridad a los peatones y fomentar la cultura de movilidad urbana en la Ciudad de México.

Primero, queremos que las autoridades ya no entreguen licencia para conducir un automóvil de manera permanente, y que a quien le sea otorgado un permiso para manejar, tenga los conocimientos necesarios para hacerlo.

La segunda propuesta, retomando las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), buscamos disminuir la velocidad máxima permitida en la ciudad para los automóviles. En París se ha fijado en 30 kilómetros por hora, en Londres en 40. Para el DF buscaríamos un límite de 30 o 40 kilómetros por hora, ya que hacer zonas de tránsito calmado beneficiaría a personas con discapacidad y de la tercera edad, quienes son los que más tienen complicaciones en el uso de la vía pública.

¿Qué sigue?. Es urgente que mejoremos nuestra cultura vial, todos por igual. Es un cambio que exige pensar distinto nuestra convivencia en la calle y nuestro papel en ella, el cambio cultural nos compete a todos. Una persona con mala educación vial va ser un mal peatón, mal ciclista, mal conductor y mal gobernante o funcionario.  El gran reto en la ciudad en los siguientes años es el cambio cultural, a través de la información con un nuevo esquema de movilidad.

Dentro de las acciones que estamos emprendiendo en la Ciudad de México está la aprobación de la nueva Ley de Movilidad, y con ella el cambio en la inversión del gobierno en la calle.

Uno de los logros es que el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, anunció que el gobierno destinará una parte del dinero del Fondo de Capitalidad para invertirlo en Movilidad. Enhorabuena.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí