Rebelión en el PAN

0
142

El senador Javier Corral Jurado, quien compitió con Ricardo Anaya para la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional del PAN, afirma en su columna Rotafolio que se han dado ya importantes bajas en el panismo nacional, primero con Ana Teresa Aranda luego de 26 años de militancia.

“Sin demora para la acción cívica, y entrona desde siempre, Ana Tere Aranda ha librado en los últimos años una batalla contra el autoritarismo de Moreno Valle, acaso porque fue formada precisamente en el PAN, donde tuvo los más diversos cargos: integrante del Comité Ejecutivo Nacional; secretaria de Acción Ciudadana y Promoción Política de la Mujer. En 1997 Ana Tere fue diputada federal, en 1998 fue nuestra candidata a la gubernatura de Puebla. Se desempeñó también como titular de la Secretaría de Desarrollo Social y en 2008 fungió como Subsecretaria de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación”, dice Corral.

Luego, el caso de José Ángel Pérez, “es otra biografía panista que cala, no sólo por el prestigio de su extraordinaria gestión como Presidente Municipal panista de Torreón, sino por ser uno de los integrantes de la Comisión Nacional de Doctrina. El pasado 15 de octubre nos sorprendió con la decisión de abandonar el partido luego de 20 años de militancia”.

-Publicidad-

Y Corral suma un caso más: “Inmediatamente después del proceso que renovó la dirigencia nacional, se sucedieron otras renuncias; la misma noche de la jornada electoral del 16 de agosto, Tere García de Madero renunció  a sus 31 años de militancia en el PAN. Fue candidata en el proceso a dirigente estatal y denunció que hubo “múltiples trampas y actos desleales entre los demás aspirantes y sus equipos de trabajo”.

El senador Corral afirma que tras una Asamblea Nacional Deliberativa realizada luego de la elección en la que ganó Anaya, se decidió dar un año de tiempo para definir si  Anaya actuaba o no de manera democrática conforme a los principios del PAN.

“No ha habido semana, desde que Ricardo Anaya asumió la dirigencia nacional en la que no se haya producido una renuncia relevante dentro del Partido en algún Estado de la República. Las más recientes son las que he dado cuenta al principio y la que también dio a conocer Erwin Jorge Areizaga Uribe, ex regidor del PAN en Tijuana, que el 28 de septiembre presentó su renuncia al partido”, afirma el legislador.

Advierte que se ha creado una corriente interna llamada Acción Democrática Nacional cuyo capítulo estatal ya fue fundado en Veracruz, y próximamente tendrá vida en Sinaloa.

“Hay una misión, hay un deber, que no puede renunciarse, porque si respecto de ellos nos hacemos disimulados; si permitimos que sean inmunemente violados, es lo mismo que si estuviéramos aceptando nuestra propia esclavitud y que por cobardía estuviéramos vendiendo lo que de más sagrado tenemos aquíy mas allá. Me estoy refiriendo al deber político; me estoy refiriendo al bien común”, dice.

Se puede dejar de ser panista de credencial, pero no de corazón y alma, concluye.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí