Precaria, abandonada y sumisa estructura de seguridad de México

0
217

Por: Carlos Ramírez

Las principales asimetrías en las relaciones México Estados Unidos se localizan en tres puntos que el Entendimiento Bicentenario sobre seguridad hizo visibles:

1.- Los recursos presupuestales para reorganizar toda la estructura de seguridad, destinar fondos para jóvenes, mujeres y familias, atender los desequilibrios de salud pública y garantizar comunidades seguras con mejores fuerzas de seguridad y tejidos sociales y políticos arreglados.

2.- Las estructuras de seguridad que no dependen solo de definiciones voluntaristas, protocolarias e institucionales, sino que implican presupuestos estadounidenses escandalosos para construir un escudo militar y civil de seguridad nacional fuera del territorio estadounidense.

-Publicidad-

3.- Las doctrinas de seguridad nacional de ambos países difieren en origen, composición de objetivos. Para Estados Unidos la seguridad nacional que refiere la lucha contra el crimen organizado transnacional tiene que ver con el mantenimiento y la defensa del status quo interno que se conoce como american way of life o modo de vida americano o Estado de confort. Para México, la seguridad nacional es la defensa del territorio y de la seguridad interior. EU tiene autorización para reprimir y derrocar, en tanto que el Estado mexicano está atado a condiciones de democracia y derechos humanos.

El contenido del Entendimiento Bicentenario obligará a México a una reorganización y financiamiento de toda su estructura de seguridad; y a pesar de los esfuerzos que se haga, nunca podrá llegarse a una equidistancia, sobre todo porque las fuerzas de seguridad mexicanas carecen de capacitación y entrenamiento.

La clave del nuevo entendimiento se centralizará en la DEA, la poderosa y autónoma agencia antinarcóticos de EU, con presupuesto, personal, tecnología y sobre todo desbordada capacidad de inteligencia para perseguir narcos sin cumplir con las reglas del derecho. En cambio, la lucha contra el narco se ha centralizado en México en la Guardia Nacional en proceso de capacitación y creada apenas en 2019 con estrictos candados de controles institucionales. La DEA, por ejemplo, puede corromper, infiltrar, asesinar y espiar con la impunidad del enfoque de seguridad nacional estadounidense.

El Entendimiento Bicentenario presionará a México para cumplir lo que definió en su Estrategia Nacional de Seguridad Pública: “fortalecer sus capacidades institucionales a efecto de alcanzar los objetivos estratégicos”. De los siete compromisos asumidos cinco quedan pendientes y son vitales para operar desde México el Entendimiento: refuncionalizar el Consejo de Seguridad Nacional, establecer un Sistema Nacional de Inteligencia, fortalecer y mantener la seguridad interior con la participación de las fuerzas armadas y la Guardia Nacional, promover el concepto de cultura de seguridad nacional, mejorar las capacidades tecnológicas de investigación científica en los ámbitos de seguridad pública, seguridad interior, generación de inteligencia y procuración de justicia y construir las bases de un documento único de identificación nacional biometrizado.

El contenido del Entendimiento obliga a México a darle velocidad a la construcción de una verdadera estructura de inteligencia y seguridad nacional interna y externa para evitar la dependencia de los fondos y las agencias estadounidenses. Pero los presupuestos asignados hasta ahora y previstos para el 2022 apenas alcanzarán para mantener funcionando la actual estructura de seguridad, pero se requerirán fondos especiales mucho más amplios para modernizar el área de seguridad nacional vis a vis las obligaciones del Entendimiento Bicentenario.

El problema se percibe de corto plazo: no hay dinero disponible para relanzar la estrategia y la estructura de seguridad pública-interior-nacional y Estados Unidos está comenzando a presionar a México para dinamizar los tres universos del problema: la seguridad, la salud y el rescate de las comunidades.

Los plazos establecidos por el Entendimiento Bicentenario son muy cortos: menos de dos meses a su revisión. Y si no hay capacidad operativa nacional, entonces otra vez habrá que caer en la subordinación y dependencia de la estrategia de seguridad nacional de la Casa Blanca.

Política para dummies: La política no sirve para despertar de una pesadilla, sino que es la pesadilla en modo absoluto.

Novedad editorial: adquiera el libro El shock neoliberal en México, Editorial Indicador Político, escrito por Carlos Ramírez, Samuel Schmidt y Rubi Rivera; disponible en Amazon en versión eBook digital o impresa: https://www.amazon.com/dp/B09919C13V

El contenido de esta columna es responsabilidad exclusiva del columnista y no del periódico que la publica.

http://indicadorpolitico.mx

[email protected]

@carlosramirezh

Canal YouTube: https://t.co/2cCgm1Sjgh


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí