Partidos perdidos

0
17

En la historia político electoral mexicana, hemos tenido –y mantenido– a partidos que han pasado al baúl de los recuerdos, principalmente por perder su registro, lo cual no extraña en un sistema tan competido como el que tenemos en nuestro país. Siglas que duraron décadas y que llegaron a su ocaso se combinan con otras que sólo duraron un año, pero que demuestran que en México la competencia partidista puede dar sepultura a alguno de sus integrantes.

Los perdidos

Con base en información del INE, 19 institutos políticos han perdido su registro por no alcanzar el porcentaje que marca la ley para conservarlo. Esto nos lleva a suponer que se trató de ofertas políticas que no supieron como conectar con el electorado o no pudieron diferenciarse del resto de los partidos para contar con los votos necesarios para mantenerse en la competencia electoral.

         Al menos en teoría, partido es el representante de una parte de la sociedad por lo que expresa posiciones, ideas y propuestas que identifican a sus simpatizantes.

-Publicidad-

         Perder el registro implica que los votos que los electores depositaron en las urnas no fueron los suficientes para que una fuerza política se mantenga en el sistema. Esto también refleja que los proyectos detrás de estos partidos no fueron lo suficientemente atractivos para que el votante le otorgara su respaldo.

         También hay que mencionar que algunos proyectos partidistas surgieron por la necesidad de ocupar un espacio en el sistema de algún personaje o por la conjunción de intereses de algunas personas, pues hay que recordar que lo que está en juego no sólo es la presencia en el ámbito político sino las jugosas prerrogativas que el INE otorga a cada uno de los partidos.

         Si a eso le sumamos que la competencia electoral ha permitido que los triunfos se repartan entre la mayoría de los involucrados, pues el panorama luce tentados para quienes busquen contar con un partido.

         Es así que mostramos la relación de los partidos que perdieron su registro, la mayoría de los mismos poco le dirán al elector mexicano, pues algunos son recordados más por anécdotas penosas que por alguna propuesta que haya cambiado o solucionado algún problema que nos haya aquejado.

 

No.

Partido Político Nacional

Fecha de obtención de registro

Fecha en la que se declaró la pérdida de registro

1

Partido Demócrata Mexicano

4 de mayo de 1990

6 de noviembre de 1991

2

Partido Revolucionario de los Trabajadores

22 de enero de 1991 (condicionado)

6 de noviembre de 1991

3

Partido del Trabajo

22 de enero de 1991 (condicionado)

6 de noviembre de 1991

4

Partido Ecologista de México

28 de febrero de 1991 (condicionado)

6 de noviembre de 1991

5

Partido Popular Socialista

 

12 de diciembre de 1994

6

Partido Auténtico de la Revolución Mexicana

 

12 de diciembre de 1994

7

Partido Demócrata Mexicano

13 de enero de 1993

12 de diciembre de 1994

8

Partido Cardenista (antes Partido del Frente Cardenista de Reconstrucción Nacional)

 

2 de septiembre de 1997

9

Partido Popular Socialista

14 de junio de 1996

2 de septiembre de 1997

10

Partido Demócrata Mexicano

14 de junio de 1996 (condicionado)

2 de septiembre de 1997

11

Partido de Centro Democrático

30 de junio de 1999

30 de agosto de 2000

12

Partido Auténtico de la Revolución Mexicana

30 de junio de 1999

30 de agosto de 2000

13

Democracia Social

30 de junio de 1999

30 de agosto de 2000

14

Partido de la Sociedad Nacionalista

30 de junio de 1999

29 de agosto de 2003

15

Partido Alianza Social

30 de junio de 1999

29 de agosto de 2003

16

México Posible

03 de julio de 2002

29 de agosto de 2003

17

Partido Liberal Mexicano (antes Partido Liberal Progresista)

03 de julio de 2002

29 de agosto de 2003

18

Fuerza Ciudadana

24 de septiembre de 2002 (acatamiento)

29 de agosto de 2003

19

Partido Socialdemócrata (Originalmente Alternativa Socialdemócrata y Campesina; después Alternativa Socialdemócrata)

14 de julio de 2005

21 de agosto de 2009

 

         Sin duda se trata de una relación que poco dice a los mexicanos, pero que expresa como ha cambiado nuestro sistema de partidos. La polémica continúa acerca de si es conveniente mantener el porcentaje actual para mantener el registro o si es recomendable aumentarlo, a riesgo de caer en un bipartidismo o tripartidismo, pero con un ahorro por las prerrogativas que se otorgan a los partidos, pues la cantidad a repartir sería menor por los partidos que sobrevivirían.

 

Del tintero

Ya superados episodios como el IV Informe de Gobierno, con todo y la visita de Trump, y luego de ver cómo se resuelve la elección de Presidente en Estados Unidos y sus efectos que tendrán en México, los partidos se prepararan para afrontar los procesos electorales de 2017, en especial el Estado de México. Ya veremos qué medidas comienzan a tomar.

 

@AReyesVigueras

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí