#Ley3de3 y la corrupción

0
165

El movimiento que busca promover entre la clase política nacional las declaraciones de intereses, de impuestos y patrimonial, ha comenzado a llamar a los actos de corrupción por su nombre, en una cruzada que busca crear conciencia entre la ciudadanía para contribuir a detener este flagelo nacional. Tarea difícil en un país en el que la bandera de muchos es “el que no es tranza no avanza”, tanto en el ámbito público como en el privado.

Las 10 de la corrupción

La iniciativa ciudadana que impulsa la presentación de servidores públicos de las tres declaraciones –fiscal, de intereses y patrimonial–, busca hacer de la ciudadanía un aliado importante para la lucha en contra de la corrupción. Un primer paso ha sido promover la recolección de firmas para presentar la iniciativa al Congreso de la Unión para hacer obligatoria esta medida, habida cuenta del escaso número de funcionarios que voluntariamente las han presentado.

Y es que en México, la opacidad, la complicidad y la proliferación de actos de corrupción son cosa de todos los días, con los costos que esto implica, así como las derivaciones en temas como impunidad y otros. Sobra decir que las medidas tomadas tanto en el legislativo como en los tres órdenes de gobierno han sido insuficientes.

Es por lo anterior que se ha buscado que desde la sociedad surjan iniciativas que ayuden a este particular. Lo llamativo en esta ocasión, ha sido que se empieza a llamar a las cosas por su nombre en materia de corrupción, para que las personas comiencen a pensar mejor antes de permitir o cometer algún acto de corrupción.

-Publicidad-

Si se me permite la anécdota, en cierta ocasión en un trabajo anterior que tuve, se comentó que la administradora estaba contratando a familiares, cosa que ella aseguraba que no era cierto –pese a que los trabajadores señalados reconocían el parentesco–, a lo que ella retaba que si fuera cierto que tenía de malo. Pues las organizaciones que impulsan la #Ley3de3 ya le pusieron el cascabel al gato y el nepotismo figura en la lista de los 10 tipos de corrupción.

Así, el movimiento que impulsa la #Ley3de3 ha enlistado los tipos de actos de corrupción: soborno, peculado o desvío de fondos públicos, tráfico de influencia, abuso de funciones, enriquecimiento oculto, obstrucción de justicia, colusión, uso ilegal de información confidencial, nepotismo y conspiración para cometer actos de corrupción.

Es de reconocer la labor educativa que el movimiento realiza, pues si algo puede acabar con décadas de prácticas corruptas en México –cuna, por ejemplo, del “año de Hidalgo”–, es la educación. Entre más conocimiento acerca del fenómeno, más se podrá inculcar entre los ciudadanos el rechazo a cualquier forma de corrupción.

Mucho se ha comentado, incluso en este espacio, que la tolerancia de la gente hacia la corrupción es uno de los factores por lo que ésta ha proliferado a los niveles que la tenemos actualmente. De igual manera, la forma en que muchos la justifican hace difícil combatirla, tanto en el sector privado como en el público.

Como hemos afirmado, los incentivos para cometer actos de corrupción son bastantes, en comparación con las regulaciones que buscan contenerlos. Muchos ciudadanos ven hasta con simpatía a quien recurre a tales prácticas, cuando no buscan también verse beneficiados.

Y como tanto desde el ámbito legislativo como desde el gubernamental las medidas para frenar la corrupción se han visto ineficaces, pues la opción debe venir de la propia sociedad civil para buscar una solución a este tema.

En la elección de 2018, el combate a la corrupción puede ser el “tema” de la campaña y el candidato que convenza de su intención de emprender en serio una cruzada en contra de este fenómeno, podría convertirse en uno de los favoritos de los votantes. Una prueba de este particular, lo podríamos tener en comicios estales este año, como en Veracruz en donde el tema cobra importante relevancia a la luz de la denuncias en contra del actual mandatario y de las promesas de candidatos como Miguel Ángel Yunes.

Asimismo, el hartazgo ciudadano en relación con los partidos tiene como una de sus causas los actos de corrupción de los militantes que se han hecho públicos, así como en los casos de enriquecimiento ligado a esta práctica de muchos exservidores públicos, quienes no tendrían las riquezas que ahora ostentan sino fuera por la corrupción.

Se trata de un problema en el que podemos contribuir para empezar a encontrar una solución al mismo.

Del tintero

Si desean más información de esta iniciativa, pueden visitar el portal http://ley3de3.mx para que puedan sumarse, con su firma, al esfuerzo para presentar esta iniciativa ciudadana ante el Congreso. Por cierto que el movimiento está preparando la Jornada de Nacional contra la Corrupción y la Impunidad, para el 13 de marzo, en la que se instalarán mesas para recolectar firmas.

Hoy, 4 de marzo, se cumple un año del nombramiento de Arely Gómez como titular de la PGR, lapso en el que los problemas que encontró cuando arribó a la Procuraduría… se han mantenido. Al menos hay que reconocerle que no los ha agravado más o creado algunos nuevos; pero hay que esperar, hasta nos puede sorprender.

Twitter: @AReyesVigueras


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí