La Ucrania Heróica

0
425

La Ucrania de hoy no es la de los países que vivían bajo la bota soviética.

Lo más relevante sobre la invasión rusa en Ucrania puede apreciarse desde muy diversos ángulos, pero entre ellos los más importantes son: a) la guerra misma desde el punto de vista militar; y b) la guerra económica, pero lo más lamentable es pretender solucionar un conflicto sin haber agotado las posibilidades de negociación política y sin sacrificar la independencia y las libertades en el territorio de la nación invadida.

En relación con el primer ángulo ya se puede observar que la guerra de Putin, hasta ahora, y a pesar de sus avances limitados será la derrota, no necesariamente de Rusia o no solamente de Putin, pero sí de Putin.

Según información transmitida por el canal “euronews”, uno de los que siguen más de cerca la invasión y de acuerdo con declaraciones del presidente de Ucrania, Selenski, que han señalado que el número de soldados rusos que han fallecido son, cuando menos, el doble de efectivos de la nación invadida, y también lo afirma con la siguiente declaración:

-Publicidad-

“Los ocupantes rusos no pueden conquistarnos, no tienen esa fuerza, no tienen ese espíritu, se basan sólo en la violencia, sólo en el terror, sólo en que las (Armas que tienen) y son muchas”,   

El terrorismo, considerado un crimen de guerra, es también un arma que están utilizando los invasores y han bombardeado, a larga distancia, zonas habitacionales, instalaciones hospitalarias y escuelas porque al parecer las tropas rusas no tienen mayores capacidades en contra de los militares ucranianos, lo que parece demostrarse porque en algunas de las ciudades ocupadas aún se combate calle por calle y los invasores tampoco tienen la moral militar necesaria, ni la convicción de estar haciendo algo amparado por la justicia, pero tampoco por el bienestar de los propios rusos.

Al respecto, otro hecho, que ya es del dominio público mundial, es que los comandantes del ejército ruso tenían la esperanza de tomar las principales ciudades ucranianas incluida la capital, Kiev, en dos o tres días y es también un hecho que no han podido hacerlo en ya prácticamente tres semanas.

Otro hecho destacado es que los defensores, con armas ligeras y antitanques y con una inteligencia guerrera fuera de lo común, tal vez comparable con la de los vietnamitas en los años sesenta del siglo pasado, han logrado frenar el ataque lo que por sí mismo representa un triunfo destacado y da tiempo a los ucranianos para seguir recibiendo armas de la Europa Occidental.

En pocas palabras, sin los espectaculares bombardeos a distancia de instalaciones civiles las tropas de Putin no tendrían nada que celebrar, el puerto de Mariupol es un ejemplo evidente de que habiendo sido atacado desde hace alrededor de dos semanas, los rusos no han podido cantar ni siquiera una victoria parcial, pero sí han presumido la destrucción, las acciones criminales en contra de la población civil.

Desde el punto de vista económico se cumple literalmente el proverbio de que en “la guerra todos pierden”. A estas alturas y de acuerdo con analistas internacionales (Cfr. France 24 en Youtube) la economía ucraniana cuya mayor fortaleza se encuentra en la agricultura, Ucrania es uno de los mayores exportadores de granos en el mundo, lo que se reducirá en el corto plazo, o ya se ha reducido en un 30%.

Es difícil calcular las pérdidas económicas de Rusia ante el retiro de muchas empresas occidentales de este país, entre ellas la Volkswagen, y la probable expropiación de las plantas de la empresa por parte del país invasor; la congelación de cuentas de multimillonarios (oligarcas) rusos en todo el occidente y particularmente en los Estados Unidos; la reducción de las exportaciones de hidrocarburos rusos a Europa Occidental y a Norteamérica, y la posible suspensión total de esas exportaciones a mediano plazo; la supresión de vuelos comerciales a y desde Rusia y, en general, la baja de la economía mundial por causa de la guerra que la afecta también y más que a muchos otros países.

Por lo que se refiere al apoyo de la segunda economía mundial, China, a su aliado tradicional, Rusia, hasta hoy no se ha visto la voluntad del gobierno chino para intervenir a favor de su antiguo aliado porque ello representaría un freno considerable a su propio crecimiento económico que en unos pocos años han convertido a ese país en la segunda economía mundial.

Lo que cabe esperar, sin demasiada esperanza, es que la invasión del ejército de Putin, la guerra, puede durar tanto que termine revirtiendo los resultados en contra del invasor. Ucrania no es un país como el de la invasión soviética en la primavera de Praga.


There is no ads to display, Please add some

Deja un comentario