En Otro Canal: Por qué defender al líder

0
223

Por: Armando Reyes Vigueras

Defender al líder del movimiento parece ser lo de hoy, es más, parece que es algo necesario y quien no siga esta línea es parte de la mafia del poder, golpista, traidor a la patria encarnada en el líder y conservador, pero el problema es que los encargados de realizar dicha defensa recurren a los mismos argumentos que se dan a conocer en la conferencia mañanera o por los voceros oficiales del movimiento. O son flojos y no pueden pensar en un argumento propio luego de analizar los textos que denuncian las irregularidades del gobierno, o se trata de una bien orquestada estrategia de defensa en la que disciplinados seguidores acatan las órdenes recibidas.

Todos juntos ya

Junto a la estrategia de polarización que se ha implementado desde que comenzó el sexenio, que busca obligar a periodistas y ciudadanos a tomar partido por uno de los bandos en disputa, también se ha promovido la participación de articulistas y columnistas que buscan participar en la discusión pública, pero desde un punto de vista cercano al oficialismo.

-Publicidad-

Incluso, algunos medios han recibido la “sugerencia” de incorporar a sus páginas o espacios a dichos articulistas y evitar así estar mal con el régimen.

Pero algo que llama poderosamente la atención es cómo dichos “articulistas” que buscan aportar su granito de arena a la defensa del lopezobradorismo, lo hacen repitiendo los mismos argumentos que se han dado tanto en las conferencias mañaneras que a través de los voceros oficiales más visibles.

Si se cuestiona la manera en que se enfrentó la crisis sanitaria derivada de la pandemia por la Covid-19, se repetirá que el subsecretario encargado de coordinar las tareas del gobierno federal en este campo hizo lo adecuado y que las críticas que se han dado, por ejemplo en el libro de Laurie Ann Ximénez-Fyvie Un Daño Irreparable, provienen de una “dentista” y no de una doctora en ciencias médicas por la Universidad de Harvard, así como que todo se trata de un intento golpista en contra del gobierno de la 4T.

Si se aborda el tema del estilo de vida del hijo mayor del presidente, con todas las implicaciones que tiene el caso, se repetirá que no hay nada malo y que todo se trata de un montaje, a pesar de que la propia esposa del citado personaje reconoció que sí rentó la casa a un ejecutivo de Baker Hugues y Pemex confirmó qué sí tienen contratos con dicha empresa y que fueron ampliados en el periodo, coincidentemente, en el que habitaron dicho inmueble.

Y hablando de montajes, a Carlos Loret de Mola no le pueden perdonar lo sucedido respecto al caso Cassez hace 14 años, con lo que tratan de argumentar que lo que ha dado a conocer respecto a la Casa Gris no tiene valor o es una simple mentira, pero no aplican el mismo rasero respecto a personajes como René Bejarano, a quien perdonan los fajos de billetes y las ligas, o Manuel Bartlett y lo de su participación en los regímenes neoliberales como el de De la Madrid o Salinas de Gortari.

Así, la defensa con este tipo de argumentos que se repiten a la menor provocación, representa un curioso caso de telepatía pues se repiten las mismas palabras, ya que no reciben las indicaciones acerca de qué decir y cuándo hacerlo, ¿verdad?

Pero de reconocer errores ni una letra, a pesar de las acusaciones que en el pasado hicieron a los gobiernos de otros partidos y que ahora se repiten.

Tampoco responden a las denuncias que hizo Jaime Cárdenas Gracia en su carta de renuncia al INDEP, a lo que publicó antes de recibir amenazas Octavio Rodríguez Araujo en los espacios que tenía en medios, lo que ha sostenido Joel Ortega en sus artículos, a las críticas de Cuauhtémoc Cárdenas que se han hecho públicas en las entrevistas que ha concedido y las observaciones que otros militantes de la izquierda mexicana han realizado en forma negativa al lopezobradorismo.

Para ellos y sus textos, el silencio y discretas amenazas, cuando no la clasificación de que se trata de traidores a quienes no se les debe dar crédito por sus palabras.

Si algo se critica a los partidos de oposición es la falta de autocrítica, lo que mantiene el rechazo ciudadano luego de las elecciones de 2018, esta misma observación se le puede hacer al lopezobradorismo, que intenta por todos los medios –y con todo el presupuesto a su disposición— presentarse como un gobierno que es totalmente exitoso y que está transformando al país, erradicando males como la corrupción y otros similares, a pesar de que hay evidencias de que se han cometido errores y hay graves irregularidades en la operación de varios de los programas gubernamentales.

Pero lo que queda en el tintero a la espera de que uno de tan esforzados defensores nos explique, es –conspiraciones golpistas o campañas de desprestigio aparte— cuál es la razón para defender a un político que no ha ofrecido los resultados esperados ni cumplido las promesas de campaña, pues parecen olvidar que a pesar de los colores que defiende en la actualidad, se trata de la misma clase política que nos ha gobernado desde hace décadas.

@AReyesVigueras


There is no ads to display, Please add some

Deja un comentario