Cómo serán las elecciones 2016

0
1130

A poco del inicio de las campañas electorales para renovar 12 gubernaturas, así como presidencias municipales y diputaciones locales en 13 entidades –pues Baja California se suma a las que renuevan mandatarios estatales–, además del Congreso Constituyente en la flamante Ciudad de México, es momento de empezar a delinear cómo serán las campañas electorales en este 2016. Una pista: ya vimos un adelanto en Colima.

Escenario conocido

El país será escenario de elecciones en 14 entidades del país, lo que provocará que tengamos campañas electorales por parte de los candidatos partidistas e independientes. La forma en que éstas se desarrollen y las tácticas y armas que empleen las distintas fuerzas políticas es algo que podemos adelantar, dada la propensión de nuestra partidocracia a utilizar cualquier recurso para ganar posiciones.

Así, en primera instancia, podemos adelantar que serán campañas en donde la guerra sucia estará presente. En Colima, a principios de año, vimos un adelanto de lo que nos espera conforme se acerque el día de la elección, por lo que no deberemos extrañarnos si desde ahora comienzan a salir filtraciones de audios o videos en donde se exhiba en actividades sospechosas a algunos de los abanderados.

Quizá por la cantidad de puestos en disputa, esto llegue a niveles absurdos, pues algunos estrategas electorales recurrirán a reciclar material ya conocido, pero que puede servir a sus intereses, en lo que las redes sociales ayudarán a difundir todo lo que salga de las alcantarillas del espionaje extraoficial, incluso del oficial, pues ya ven que todo ayuda a alcanzar el objetivo.

-Publicidad-

Otro rasgo de los comicios venideros, será el relativo a una mayor presencia de candidatos independientes. En Aguascalientes, Zacatecas, Puebla, Veracruz, por citar unos ejemplos, comienzan a aparecer algunas personas que buscan aparecer en las boletas sin las siglas partidistas, buscando emular la hazaña de Jaime Rodríguez Calderón en Nuevo León.

Sin duda, algunos podrían dar la sorpresa, pero a pesar de que ninguno de ellos salga ganador, las bases para más candidaturas en los años venideros estarán sentadas, así como para el 2018, amparados en un amplio movimiento que puede ganar adeptos conforme los partidos continúen insistiendo en postular a los miembros de los grupos que los controlan.

El movimiento de los independientes podría recibir un gran impulso si más candidatos independientes llegan a alguno de los dos órdenes de gobierno que estará en competencia.

Asimismo, las redes sociales seguirán ganando protagonismo en temas electorales. La falta de regulación, el crecimiento en la cobertura de Internet –principalmente a través de dispositivos móviles–, así como un mayor interés en utilizarlas como fuente de información –principal o para contrastar o completar a los medios tradicionales–, hará que la elección se apoye en las redes.

Por lo tanto, veremos a candidatos más activos en Twitter o Facebook, a los partidos planeando estrategias para apoyar a sus candidatos y denostar a los contrarios, así como a algunas empresas y pseudoespecialistas enriquecerse gracias a la ignorancia de los partidos y abanderados en este tema. Quizá aún las redes no sean definitorias, pero ayudarán a dar a conocer a los interesados en ocupar un puesto de elección, así como a incrementar o eliminar las simpatías ciudadanas.

Si en 2015, en el contexto de las elecciones federales, se presentaron algunos movimientos que buscaban anular el voto, boicotearlo, hacer conciencia sobre la exageración de la propaganda política, en 2016 algunos de ellos podrían volver a surgir, reforzados por la experiencia lograda así como por el mantenimiento de un sistema de partidos con pocos cambios.

Quizá, la zona en donde se presenten más movimientos de este tipo sea la Ciudad de México, pues la elección del Constituyente es la oportunidad para que se afinen tácticas de cara a la votación de 2018, pues los partidos que se disputan las posiciones en la urbe necesitan confirmar su fuerza, además de ensayar nuevas estrategias para dentro de dos años.

En cuanto a participación ciudadana, se podría esperar un número similar al del año pasado, incluso en las entidades que renueven gubernatura, lo que demostrará que el sistema político mexicano necesita una revisión, pues de lo contrario en 2018 el 25 o 30% de los electores elegirán a un Presidente con el que no estará de acuerdo el 70% de los votantes –o más si atendemos al abstencionismo–, lo que repetirá lo que hemos venido viviendo, en materia de enfrentamientos y protestas sociales, desde 2006.

Son puntos para reflexionar, aunque lo que podemos adelantar es que el espectáculo estará garantizado.

Del tintero

Hoy, 29 de febrero, se celebra el día mundial de las enfermedades raras, fecha que podemos aprovechar para festejar a todos aquellos funcionarios aquejados de amnesia selectiva, de cleptomanía en presupuesto público, declaracionitis aguda, nepotismo tropical, influyentismo severo o ineptitud crónica, ya ven que siempre hay algo que les impide hacer lo que deben.

Twitter: @AReyesVigueras


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí