Chihuahua por el cambio

0
148

Sin saber aún quién será el candidato del PAN a la gubernatura en función de que la decisión se tomará, según lo programado, el día 3 de febrero próximo.  Me parece oportuno realizar un análisis de la realidad que vive Chihuahua, hoy por hoy, y como el PAN la enfrenta.

Sólo un jugador reparte las cartas, todo lo mueve el “boss”, el inquilino del palacio decide y así, son las expresiones -vox populi- que se escuchan por todos los lugares de nuestro estado. Este estilo autoritario ha golpeado incluso a las más altas instituciones de la democracia en Chihuahua, como el Congreso del Estado, y el Supremo Tribunal de Justicia. Ha afectado el funcionamiento de los partidos políticos vía la cooptación de sus liderazgos, a los que se entregan prebendas y posiciones en el gobierno o en organismos dependientes, como concesión y no como reconocimiento de representación política. Obviamente, de esta situación no ha escapado el propio PAN, en el cual algunos “líderes” ambiciosos y de escasa convicción han sucumbido. No se diga en el PRI en el que afloran graves problemas que exhiben la fractura de ese organismo político por las imposiciones de las cuales el priismo ha sido víctima, generando odios y resentimientos hasta en su propio partido.

Pudimos detectar las jugadas, que a través de personajes de poca monta y convicción, militantes o ex militantes del PAN, se estaban operando para tronar cerca de la elección, en marzo, renuncias y traiciones. El PAN ha sabido prever esta situación y anticipar los petardos, con lo que tiene la posibilidad de contener y recomponer los que desde las altas del corrupto y corruptor poder político de Chihuahua se diseñó como estrategia para frenar al PAN.

-Publicidad-

Los datos de las elecciones próximas pasadas dan constancia, de que en el comparativo de votos, el PRI solo contra PAN solo, a nivel estatal y algunos municipios del estado, el PRI ha ido a la baja constante en la votación en los últimos años, la estrategia que ha seguido para enfrentar al PAN en todo el país ha sido la misma: 1.- Comprar personajes guangos -de carácter y de convicción- del PAN; 2.- Aliarse con mini partidos, otorgándoles privilegios y montos de dinero de escándalo, del erario público, a través de proveedores o directamente, o evitando que se organizan y realicen alianzas con el PAN y atomizando el voto opositor al promover candidatura diversas, incluyendo ahora independientes; 3.- El desprestigio, con argumentos o sin ellos, de los candidatos del PAN y 4. La “operación” del día de la elección, con cuantiosos recursos económicos del gobierno que se desvían de su función social; comprando representantes de casilla, acarreando, presionado y comprando votos.

Algunas situaciones que hoy vivimos no resultan nuevas, ya Carlos Castillo Peraza en su discurso de presentación de su candidatura a la presidencia nacional del PAN, en 1993, que se puede reproducir en Youtube como “Ser Con Ustedes 2″ mediante el vínculo http://youtu.be/zRZs5g87nNs, ante consejeros nacionales mencionaba y tocaba temas en este sentido, de forma tal que podría aplicarse al momento actual en Chihuahua: “Nuestro orgullo de ser panistas se ve amenazado, al panismo desde el poder público priista se le acosa, se le espía, se le infiltra, se le hace dudar de sus dirigencias, se le acusa de abandonar su doctrina. Se pone en duda su fuerza moral, institucional y política y a algunos hasta nos sugieren declinar por la sociedad civil” (hoy candidaturas independientes).

Se pretende, desde el PRI gobierno, vender a la sociedad chihuahuense la idea de que hay pluralidad y opciones políticas diversas entre las cuales elegir durante las elecciones, lo que es a todas luces falso. Sabemos que sólo existen dos polos, PAN y PRI, a donde las fuerzas políticas y sociales podrían concurrir: Con El PRI, que tiene de su lado al resucitado PT (Partido del Trabajo) franquicia familiar de Rubén Aguilar, totalmente plegado al PRI gobierno, el PVEM partido truculento que se ha fusionado y su permanente aliado, Movimiento Ciudadano, bajo el mando de Fernando Reyes, yerno del secretario de gobierno priista Raymundo Romero, ahora desplazado por Cruz Pérez Cuéllar, quien vive de hace tiempo de lo que le paga el gobierno. El Partido Nueva Alianza, el de los maestros que controlados a través del sindicato representan otra fuerza pro-priísta, el PRD que bajo el mando de facto de Hortensia Aragón y Pavel Aguilar, quienes tienen una reconocida cercanía política y económica con el gobernador, que los ha llevado prácticamente a la desaparición por la pérdida de credibilidad y su baja obtención de voto.

Por la otra parte: Morena, el partido de López Obrador, aún conserva una imagen separada del PRI pero sus posibilidades electorales son limitadas.

Los independientes, bajo observación, en poco tiempo podremos saber hacia dónde se inclinan, por acción u omisión, si persisten en ofertarse sin posibilidad de triunfo, están haciendo el caldo gordo al PRI, al dividir el voto opositor. Tienen la opción de aliarse bajo condiciones explícitas con el PAN, favoreciendo la democracia y el cambio profundo que Chihuahua requiere.

Del PES Partido Encuentro Social, de reciente creación,  habría que esperar por donde se decanta.

Es el PAN la fuerza política capaz de aglutinar a las fuerzas políticas y sociales que claman por el cambio en Chihuahua, empezando por la reinstauración del resquebrajado estado de derecho y la sanción de la corrupción hasta las últimas consecuencias. En tal virtud, el PAN debe de mantener la unidad de quienes con convicción y alejados de intereses particulares privilegien el bien común. El Partido Acción Nacional reclama la mayor lealtad política de sus militantes, de sus liderazgos y de la sociedad en general hacia los intereses genuinos de los Chihuahuenses. Debe el partido de estar en comunicación constante con los ciudadanos, en la mayor comunión de intereses y de esfuerzos a favor del cambio profundo en la política y en el gobierno.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí