A 15 días de la elección, cambios de estrategia

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Los últimos días de la campaña se están sucediendo con una importante andanada de maniobras por parte de los candidatos y sus partidos.

Un hecho que parece ser evidente es que el PRI ya está consciente de que perderá la elección presidencial, que efectivamente tal y como lo ha estado pregonando Ricardo Anaya  la contienda está entre dos de los candidatos, Ricardo Anaya y el decano de las elecciones Andrés Manuel López Obrador.

Otro elemento a considerar es que el único que ha podido capitalizar el gran descontento ciudadano en contra del PRI ha sido el candidato del Frente, Ricardo Anaya, quién es el único de los candidatos que ha prometido investigar la actuación del gobierno saliente, en especial la del actual presidente de México.

La actitud beligerante de Anaya contrasta con el sospechoso silencio de quien siempre acusó y señaló a la Mafia del Poder, el Abuelo Obrador, y preocupa mucho a quienes están a meses de dejar el poder.

Y también es notorio que el PRI ha entrado en modo de control de daños, saberse perdedores del gobierno del país los ha llevado a replantear la estrategia electoral y concentrarse en tratar de ganar lo más que puedan en las Cámaras de Senadores y Diputados.

La semana terminó con la publicación, como siempre pasa en estos casos, anónima de un video en donde se trata de resucitar la campaña negra en contra de Ricardo Anaya. De donde viene el "golpe" y quienes estuvieron involucrados no es difícil de adivinar, si no en su manufactura, si en el momento en que fue dado a conocer y quienes lo hicieron del conocimiento público de forma masiva, Televisa por medio de todos sus noticieros, los bots del PRI y Morena coordinándose entre si para tratar de hacer el mayor daño posible al candidato del Frente.

La nueva estrategia del Tricolor pretendía lograr que los votos de los priistas descontentos se fueran a favor del Abuelo Obrador, por lo que fue necesario hacer evidente el pacto del que todo mundo habla entre el PRI y Obrador-Morena, el Abuelo públicamente dando garantías a los priistas de no ser perseguidos olvidando sus fechorías y a su vez el PRI fabrica un nuevo video que trata de criminalizar a Ricardo Anaya.

Sin embargo el video, a pesar de los esfuerzos de las televisoras en especial las de Televisa y TVAzteca, por sensibilizar a sus espectadores no tuvo el resultado esperado , el golpe mediático fue insuficiente y comenzó a tener un efecto contrario al que esperaban pues la percepción generalizada es que Anaya si es víctima de un ataque calumnioso, sistemático y desproporcionado por parte del gobierno federal  y que este ataque se debe al temor que tienen de ser investigados.

Rápidamente trataron de corregir el error tratando de hacer creer que el ataque era un trabajo al interior del PAN y decidieron mandar a la PGR a Ernesto Cordero, ex panista, quedó fuera del PAN cuando manifestó públicamente que votaría por José Antonio Meade , a levantar una denuncia en contra de Ricardo Anaya, lo cual sólo fue un acto mediático que buscaba despistar a quienes no son muy duchos en los asuntos de los abogados.

El famoso último video y la denuncia de hechos de Ernesto Cordero fueron una vacilada, un tiro que a los priistas les salió por la culata y que contrario a lo que esperaban terminó beneficiando a Anaya, pues a pesar de que el periodismo que está a las ordenes del gobierno intentó por todos los medios de criminalizar al candidato del Frente, el  hecho es que hicieron ver a Ricardo Anaya como una víctima del Estado, poniéndolo como un luchador que está dando todo por vencer al gigante que no ha podido aplastarlo.

Por el otro lado, Obrador deja de atacar al PRI y ya no hace alusiones a la Mafia del Poder ni de "El Innombrable" Carlos Salinas, esperanzado en que ese silencio le atraiga el voto de los priistas descontentos y le proporcione la ventaja que tanto ha presumido y que ahora ha sido muy cuestionada.

Obrador en una clara contradicción de sus principios abandona los espacios públicos para realizar su cierre de campaña en un escenario que le permita tener un cierre muy parecido al que tuvo Peña Nieto en el 2012 en su cierre de campaña en el Estadio Azteca, elección que ha sido ampliamente criticada por sus propios militantes y seguidores por la enorme contradicción que significa hacer el cierre en una instalación que es propiedad de quienes el Abuelo Obrador señalaba como la Mafia del Poder.

La percepción ya muy generalizada en la sociedad civil a estas fechas es que efectivamente si hay un arreglo entre El Abuelo Obrador y Peña Nieto.

Los seguidores de Obrador poco a poco están perdiendo toda esa euforia triunfalista que habían venido demostrando, ahora se ven cada vez menos manifestaciones de apoyo al macuspano y los fanáticos son ahora más agresivos y amenazantes, haciendo llamados a la violencia contra aquellos que piensen diferente y a desatar y azuzar al tigre.

Meade ha mantenido un muy bajo perfil, sin declarar gran cosa a lo largo de la semana, su campaña sigue desangelada a pesar de que hace esfuerzos notables por tratar de levantarla, pero la lápida que tiene que pesa sobre él es muy pesada, la corrupción del PRI.

No se ha visto en la campaña del tricolor a los grandes políticos que solían merodear en estos eventos, Beltrones, Paredes, Chong,  Camacho, etc. lo que viene a demostrar que existe una enorme fractura al interior del PRI.

Durante el debate el gran perdedor fue, como siempre ha pasado en todas las elecciones, el Abuelo Obrador, quién fue acorralado y ridiculizado por Ricardo Anaya.

Meade por su lado dedicó su tiempo a hacer propuestas e intentar débiles ataques contra Obrador y Ricardo Anaya.

El simpático de la noche fue El Bronco, lástima que en esta elección se esté votando para presidente y no para cómico.

Ricardo Anaya por otro lado se mantuvo en pleno dominio de la situación, acorraló al Abuelo Obrador, señalándolo y exhibiéndolo como corrupto y mentiroso, a Meade lo presentó como cómplice del PRI-Gobierno y simplemente ignoró a El Bronco.

La sorpresa la da Vicente Fox sumándose abiertamente a la campaña de Anaya presentándose en el aeropuerto internacional de la CDMX para recibir al candidato panista.

El efecto de esta manifestación pública de apoyo de Fox le da un severo golpe a la maniobra del PRI-Morena.

Recapitulando. La nueva estrategia del PRI y Morena en alianza ha sido un verdadero fracaso pues logró el efecto contrario al buscado, pues el famoso video dio la señal de que el PRI se encuentra muy preocupado, alarmado por el rumbo que está tomando la elección.

Mientras que el Abuelo Obrador quedó en evidencia con la complicidad que tiene con el presidente de México y la "Mafia del Poder".

Margarita Zavala manifestó en Culiacán en un evento privado, según señalan algunos asistentes que a pregunta expresa de que por quién votaría, ella contestó que por quién fuera en segundo lugar.

Los seguidores de Anaya de inmediato tomaron esta respuesta como una declaración de que votaría por el abanderado del Frente, pero si se toma en sentido estrictamente literal dijo que votaría por el candidato que en el momento de la elección fuera en segundo lugar lo cual puede ser Anaya o Meade.

Desde el punto de vista de quien escribe esta columna el voto de Margarita tiene dedicatoria para Meade. Los agravios entre los Calderon y el grupo de Anaya son profundos y dolorosos, que impiden una reconciliación y hay que sumar que un muy allegado a ellos, Ernesto Cordero, ya declaró que votaría por Meade y fue a levantar una denuncia de hechos tratando de dañar a Anaya.

Por otro lado, Felipe Calderón, en un tuit trata de pintar su raya deslindándose de Ernesto Cordero en donde le dice que entiende los "graves agravios" de que fue objeto, Cordero, por parte del Grupo de Anaya pero que el ir a la PGR a levantar la denuncia no fue correcto y no lo comparte.

Desde nuestro punto de vista para los Calderón era necesario hacer este deslinde para no ser señalados, en caso de perder Anaya la elección, de que Calderón siguió operando en contra del candidato del Frente, lo cual reviviría el rumor de que el regreso del PRI en el 2012 fue pactado entre Peña Nieto y Calderón ya que eso pone en peligro el plan que pronosticamos en esta columna hace algunas semanas de que Margarita y Felipe optarían por hacer su propio partido, empiezan siguiendo la ruta del Peje, primero una asociación y después un partido, renunciando definitivamente a la alternativa que era rescatar al Partido Acción Nacional.

Que sigue para los días próximos, Morena va a tener que reagruparse y tratar de mejorar su deteriorada posición.

Meade seguirá dando patadas de ahogado.

Y el Frente aprovechará la coyuntura que los errores de sus adversarios le ha puesto en bandeja de plata, y es la unificación de sus enemigos electorales en donde la figura de Obrador se empequeñese al quedar subordinada a la estrategia que sale de Los Pinos.

Situación que simplifica mucho al electorado la compresión de las dos únicas fuerzas en pugna en esta elección,  la lucha de Ricardo Anaya contra un solo enemigo, que es el estado, y que los dos principales contendientes están subordinados a Peña Nieto.

 

@EnriqueDavila V