"Ya nos llegó la hora de chingar" o el nacimiento de los AmloBurgueses

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El triunfo de López Obrador sigue dando de que hablar, vamos en la tercer semana de su triunfo y los sombrerazos siguen agitando el aire.

La cruda en los tres lados del espectro político sigue a todo lo que da, unos por la derrota y otros por la "aplastante victoria", el caso es que unos y otros no saben qué hacer ni cómo actuar.

Y aunque parezca absurdo la situación recuerda la anécdota del ex panista Gabriel Hinojosa Rivero que en 1995, después de ganar la Alcaldía de Puebla, corrió al Palacio de Gobierno Municipal y ya en su interior pronunció la frase que lo llevó a los anales de la historia: "ya ganamos ¿ahora que vamos a hacer?".

Recordamos este curioso evento porque por el lado ganador, después del festejo y todavía con los humos del triunfo en la cabeza, se oyen las palabras de quienes tratan de meter orden al alegre desmadre del triunfo: "calma, calma, tenemos que ver que vamos a hacer ahora".

El mismo Abuelo Obrador deja ver que el triunfo fue inesperado, horas antes de conocerse la aceptación de la derrota de Meade y Anaya, se oían las arengas a defender el voto, porque todos "sabían" que perderían pero la sorpresa fue mayúscula y la reacción muy lenta por parte de los ganadores.

Durante 18 años de campaña, el Abuelo Obrador manifestó muchas veces que con solo ganar las elecciones a los seis meses acabaría con el desempleo, que al año o menos con su ejemplo se acabaría con la corrupción, pero lo que se ha visto en estas últimas semanas –y en particular en los últimos días– es que los escándalos de corrupción y de lavado de dinero empiezan a aflorar como hongos contaminando el tan anhelado triunfo de la seudo izquierda.

Para completar el cuadro, el 17 de julio en Estados Unidos el diario San Antonio Express News da cuenta de la detención e inicio del proceso penal por lavado de dinero a un joven que según el sitio web breitbart.com es militante de Morena y que se dedicaba al contrabando de grandes cantidades de dólares desde Estados Unidos a México vía aérea, alquilando avionetas para su transporte, en cada viaje introducía a México alrededor de 900 mil dólares y hacía uno a la semana https://www.breitbart.com/texas/2018/07/19/alleged-cash-smuggling-teen-with-mexican-political-ties-arrested-in-texas/

Ya detenido el joven, Rafael Gabriel Martínez Leal, aceptó su delito y confesó también que cobraba el 3.5% del dinero que introducía a México y, para complicar más las cosas, el joven detenido resultó ser primo del coordinador de Morena en Tamaulipas, José Ramón Gómez Leal.

Lo curioso de esta nota es que mientras en Estados Unidos se informa sobre el parentesco que el muchacho detenido tiene con uno de los recién nombrados Virreyes del Presidente Electo como Coordinador de Tamaulipas –la nueva figura burocrática que el Abuelo Obrador ha inventado para controlar al 100% los dineros de la federación y así también tener bajo control a los gobernadores–, este parentesco no se menciona en las notas mexicanas.

El caso es que esta nueva "casualidad" termina ensombreciendo más la reciente victoria del Mesías Tropical y dispara el sospechosismo sobre las posibles ligas con el narcotráfico de personajes a los cuales el Abuelo Obrador va recompensando.

Otro, recuerde el caso de dos jóvenes mujeres que pretendían trasladar desde Tuxtla Gutiérrez a la Ciudad de México más de un millón de pesos en efectivo y que durante la investigación resultaron ser las asistentes de Ricardo Monreal; en aquel entonces se comentó mucho que el dinero era para el Abuelo para financiar la campaña, tiempo después aparecieron unos audios en donde se escucha al Gobernador de Chiapas Manuel Velasco Coello explicándole a Ricardo Monreal que ya había movido todas sus influencias para liberar a las tres muchachas y el dinero.

Pero el caso más reciente, y que más ha puesto en entredicho la credibilidad del macuspano, es el del fideicomiso que ha comprometido una vez más la supuesta honestidad del Abuelo Obrador o cuando menos la honestidad de quienes lo rodean.

La corrupción toca a la puerta en todos lados en Morena.

La pregunta es ¿Obrador es tan tonto que no se da cuenta de lo que hacen quiénes son sus más allegados?

El caso del Fideicomiso que el Abuelo Obrador creó para apoyar a los damnificados por el sismo del 19 de septiembre de 2017, no fue más que una maniobra política que pretendía hacer parecer al macuspano como muy empático con los más vulnerables, pero en realidad ocultaba otro oscuro fin.

Obrador en su ya famoso video muestra ufano el número de cuenta del ya tristemente célebre fideicomiso "Por los demás" y afirma que "como lo hemos ofrecido Morena va a destinar 103 millones de pesos a los damnificados" https://www.youtube.com/watch?v=HbYYnu43ubc y al final del día, el famoso fideicomiso solo sirvió para financiar con dinero del que no se sabe su origen, a los candidatos de Morena y nunca a los damnificados.

El INE se ve obligado a hacer una investigación y termina sancionando al partido del tabasqueño con 197 millones de pesos por los malos manejos en el fideicomiso.

Ahora los de Morena pretenden hacer creer que el fideicomiso no es de Morena, que nunca recibió recursos de Morena y que nunca se ha demostrado que el dinero se haya usado para financiar a los candidatos del partido Movimiento de Regeneración Nacional.

Efectivamente no se ha podido demostrar que pasó realmente con el dinero, pero por esa razón es la multa, porque en el fideicomiso está expresamente prohibido hacer depósitos en efectivo y retiros en efectivo.

El escándalo es muy grande, y la famosa "autoridad moral" del macuspano se deteriora rápidamente, pues no pueden probar que efectivamente el dinero haya sido utilizado para ayudar a los damnificados del 2017.

Al día de hoy cientos de miles de ciudadanos que votaron a favor de Obrador ahora están viendo que ese pequeño acto de rebeldía ciudadana que ejercieron el 1 de julio puede traerles consecuencias funestas.

El aviso de la descentralización de las Secretarías de Estado ha generado mucha inquietud entre los trabajadores que ahora se están preguntando seriamente que es lo que va a pasar con sus vidas.

Decenas de miles de trabajadores de confianza de estas secretarías perderán su trabajo en algún momento del sexenio entrante, serán despedidos porque la promesa de austeridad obliga a adelgazar las plantillas laborales de las mismas y los primeros en pagar la cuota de despidos serán los trabajadores de confianza y eventuales.

Pero lo sorprendente es el discurso de los activistas de Morena que repiten sin cansancio, "si no te preocupó que despidieran a los del SME o Mexicana ¿por qué te preocupas ahora de unos cuantos miles de personas que perderán su empleo?"

Sin comentarios sobre esta postura.

Pero la famosa descentralización también trae aparejado otro problema, familias en donde el ingreso se compone por lo que aporta el padre y la madre se verá disminuido en un 50% cuando la familia sea reubicada en donde le toque la nueva dependencia, en muy pocos casos marido y mujer trabajan en una misma secretaría, en otros casos uno de los dos trabaja en alguna empresa del sector privado y al mudarse la secretaría uno de los dos sostenes familiares perderá su empleo.

Pero no termina ahí. Muchos de los activos fijos de las Secretarías son propiedad de la misma Secretaría y al mudarse de localidad, como es lógico, los bienes inmuebles se quedarán en la ciudad, los gastos de adecuación que se hicieron en los mismos se perderán y habrá gastos enormes para pagar las penalizaciones por los contratos no cumplidos de arrendamiento, en el caso en que eso suceda.

En nuevas adecuaciones y remodelaciones, el pago de rentas que antes no se erogaban aunado a los gastos de mudanza, compra de equipos nuevos y la rapiña desmedida de quienes se van a encargar de eso harán parecer ridículo el supuesto ahorro que se pretende lograr.

Las señales encontradas sobre temas de campaña que ya como gobierno mostrarán que eran irracionales, se tienen que matizar o de plano reconocer que son inviables, lo que trae reacciones y enfrentamientos de criterios sobre esos temas, el caso más notorio el asunto de la venta del avión presidencial en el que por un lado el que será el secretario de hacienda advierte que no se venderá porque el gobierno perdería mucho dinero y, por el otro lado, quienes a fuerza quieren que se dé una señal inequívoca sobre la seriedad de las promesas.

O el tema de las Guardias Presidenciales; por un lado Obrador dice que deben desaparecer y por el otro la que será la Secretaría de Gobernación afirma que son necesarios para la seguridad del Presidente y de la Nación.
Pero lo que deja un muy amargo sabor de boca es el perdón a las trapacerías de quienes ahora son gobierno.

Va a perdonar el ominoso escándalo de La Casa Blanca de Peña, perdonará a Javidú como según parece ser que hará el gobernador electo de Veracruz, quien ya declaró que en el caso del exgobernador "hay muchas anomalías en el proceso" y que este deberá repetirse, todos sabemos que cuando se declara sin ser magistrado o juez y se dice que hay fallas el delincuente seguramente saldrá libre.

En resumen, todas las promesas que hizo el Abuelo Obrador sobre la corrupción, austeridad, legalidad y demás sólo fueron frases hechas para impactar en el gran público y nunca con la intención de llevarlas a cabo.

Eso ha traído descontentos al interior de Morena y desencanto en la sociedad que mira ya con desconfianza –y quizás hasta con arrepentimiento– lo que sucede alrededor del presidente electo

Ahora el discurso Obradorista radical, usa palabras como barbarie, bestial, brutal, lógicas individualistas, trabajo social, colectividad, para atacar a quienes comienzan a dudar de las promesas y su factibilidad para ser logradas.

Es cierto estamos en el umbral de una nueva era, en la cual veremos el nacimiento de una nueva clase social: la amloburguesía que al igual que la boliburguesía de Venezuela medrará, se enriquecerá y crecerá al amparo de una clase política que como hienas ha esperado el momento de chingar.

@EnriqueDavilaV