Diez millones
Nutriseg-termometro-cooper-1246-02c

Los peligros para México

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Todo mundo quiere la verdad pero nadie quiere ser honesto
Desconocido.

Hace algunos años se hizo famosa la frase de que AMLO es un peligro para México, frase que en general aún sigue vigente. Pero no es el único peligro debemos sumar más peligros. Actualmente el mayor peligro es la venganza, la falta de reflexión, el apasionamiento por creer que hay personajes en las campañas capaces de resolver los conflictos propios de México. El mayor peligro es creer todo lo que dicen, dicho sea de paso, todos dicen lo mismo y todos resolverán la situación más o menos rápido, lo cual preocupa y debe preocupar más el que se les cree porque nos endulzan el oído dicen lo que queremos oír unos con furia otros con tranquilidad pero lo dicen todos. Peligro es la demagogia de las promesas los que buscan cargos ejecutivos hablas de cosas legislativas y viceversa que pobre retórica prometer lo que no les toca hacer.

Resulta inaudito ver como el presidente nacional del PAN no sabe lo que es la corrupción, la define mal y si no sabe lo que es la corrupción menos sabrán combatirla de igual manera la forma en que se presenta el Sr. Zepeda a debates con un Diputado de Movimiento Ciudadano ahora su aliado y éste al final del debate ataca a los ex presidentes de México panistas y se refiere al PRIAN por favor ese apodo que por cierto lo empezó el PRD, ahora también aliado y AMLO lo usan los propios aliados, eso es peligro de credibilidad.

Es asombroso ver que el Sr. Zepeda presidente del PAN habla de que la coalición no tiene que ver con ideologías que esos temas cada bancada en el Congreso lo tendrán que analizar, que los temas de la economía no son de ideología, que mal está por supuesto que son de visiones distintas los del PAN, PRD y MC, de lo contrario todos en el mundo tendrían un mismo modelo económico. Y peligro es ver que Anaya acabó de un plumazo con la historia democrática del PAN para proclamarse su candidato y se preste a fingir una  elección interna democrática. Y más grave lo que pasó en Jalisco el pre candidato de MC a la gubernatura pide bajen las banderas del PAN y lo permiten.

Y claro que hay peligro con AMLO, no existe más peligro que creer que las cosas incorrectas no lo son y menos cuando están hechas por ídolos mesiánicos que prometen mejoras con política de atrasos y bravuconadas. Regresar a la esencia de la Constitución de 100 años por favor si es la misma solo que violada y actualizada, nos da el mensaje de atraso. Es peligroso porque cambia de parecer como cambiar de pantalones simplemente vean como ha ofendido al Ejército Mexicano y quiere ser su Comandante Supremo. Es Juarista y usa a la Virgen de Guadalupe para promoverse. Se une a la derecha pero dice ser de izquierda y ahora de centro. Su visión de la política social es populista, su visión de la economía es de socialismo retrógrado. Desconoce, o mejor dicho por autoritario y poco democrático, dice que acabará con la Reforma Educativa ¿No es asunto Legislativo el modificar las leyes? Por eso Jess C. Scott decía que “Los hipócritas se ofenden por la verdad”

AMLO es de izquierda radical, es de los que dicen aunque luego cambie un poco, que el Estado debe ser no el rector sino el dueño de la economía de México y si llegara a ganar a los 3 años de su gobierno veríamos el grave peligro del verdadero AMLO ya con poder tratando de llevar a puerto sus sueños socialistas. No olvidar López Portillo con gobierno socialista en su último año privatizó la banca, a Salinas que era el ídolo después de su 5° año de gobierno acabó con todo, cuidado. Su gabinetazo no importa, él los mandará como quiera y mejor ver a los que nos están que pueden estar después.

Del otro contendiente no hay mucho que decir, el peligro es el Partido que lo postula, pero de ese Partido ya sabemos cómo cuidarnos, Meade por sí solo está muy bien pero la unión ciudadana con la coalición que lo trae sí es peligro. Pero para la presidencia de México tenemos opciones en las candidaturas independientes, en especial la de la mejor calificada que es Margarita Zavala, que aminoran el peligro de la demagogia y la retórica.

Estamos en una encrucijada para garantizar un futuro prominente para las generaciones que nos siguen y solo valorando nuestra participación y voto lograremos el Bien Común, pero para combatir el peligro necesitamos participar diariamente en la vida cívico política de México. No escuchemos el canto de las sirenas, conozcamos a fondo las propuestas y el cómo llevarán esos compromisos de campaña a verdaderos actos de política pública. Cuidado las promesa son iguales ninguno habla de que seguirá la inseguridad, que habrá más desempleo, que habrá más pobres, que habrá más corrupción e impunidad; lo lamentable no dicen cómo le harán y solamente vociferan que acabarán con el sistema que nos ha fregado por años y les aplauden.

Ya para ir acomodando más las piezas debemos esperar a ver quiénes quedan como independientes, como quedan las candidaturas al Congreso, a los Congresos Locales, gubernaturas y Ayuntamientos porque eso generará más divisiones y más brincos de ilustres personajes a otros partidos políticos, entonces sí a luchar contra el peligro de la mentira y las falsas esperanzas.

 

Tomás Trueba Gracián.