Diez millones

2018 Año de buenos deseos y demagogia

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Inicio mi columna deseando a todos ustedes y sus familias un Feliz Año. Para tener un feliz año debemos tener salud, debemos tener certeza de una vida tranquila, debemos tener trabajo y sobre todo unión familiar.

Este año para nuestra Nación estará lleno de retos, son retos político-sociales que debemos afrontar con mucha sabiduría, con diálogo ciudadano respetuoso y con información en la mano para saber decidir; decidir no solo el voto sino decidir cómo participar en favor de una sociedad más justa. En el trámite político por las elecciones, el TLCAN, los precios de las gasolinas, del gas y la luz tendremos un gran distractor el Mundial de foot ball de Rusia 2018. Por eso este año debemos en familia, en la comunidad y en la soledad meditar las acciones a tomar.

Terminamos el 2017 y empezamos el año 2018 con bombardeo sin misericordia de “Pre campañas” políticas para la Presidencia de México y vemos mucho la de Jefe de Gobierno de la Ciudad de México que es infame, es aberrante porque ese circo no va dirigido a los militantes de partidos políticos está siendo dirigido a todos. Y lo que vemos es lo mismo, con las mismas propuestas, con ocurrencias infames, con ofertas de acciones que ya existen, en fin pura demagogia y populismo.

Debo recordar a los aspirantes y sobe todo a ti ciudadano, México no es un laboratorio, no debe ser México el centro del experimento democrático; o sea no caer en el juego de que ya estuvo tal o cual partido gobernando y ahora demos la oportunidad a otro, al “que debería ser”, no es así. Si queremos democracia y progreso sepamos elegir al Presidente, al Congreso de la Unión, al Gobernador, a los Congresos Locales y a los Ayuntamientos en base a su capacidad e integridad.

Muchos Congresistas Federales se querrán reelegir pero cuando vengan en campaña con sus promesas les debemos recordar su sordera ante nuestra voz, su incapacidad de tomar en cuenta nuestra propuesta o descontento con sus votos legislativos, sobre todo conocer a esos que no escucharon y ahora buscan estar en cargos públicos nuevamente.

Lo que nos ofrecerán en las “pre campañas” todos los “pre candidatos” no será diferente a lo que ofertarán en las campañas, acabar con la corrupción, mejorar la seguridad, el crecimiento económico bla bla bla. Pero no escucho ni escucharé la propuesta congruente de cómo lo harán, no dirán las acciones reales para lograr eso. Estamos en medio de una serie de ideas más de izquierda anticuada que de una Nación moderna, estamos viendo alianzas partidistas enfocadas a tener el poder y control autoritario de México y no a tener una valoración ideológica de cada Partido. Y vean como muestra la forma en que llegaron rompiendo todos los estatutos partidistas algunos y otros por la imposición del líder, además del engaño, el embuste y la farsa, repitiendo eso en los estados.

Nutriseg-control-temperatura-concretos

Como ejemplo en mi querido Veracruz, para Ripley, otra vez como hace dos años Yunes vs Yunes y Cuitláhuac pues hubieran guardado las boletas y no gastar en impresiones nuevas. Otro ejemplo del apetito personal la repartición de candidaturas en el Frente dando sin merecer. Otro ejemplo de ese afán de poder el gabinete de AMLO retomando gente de la mafia del poder. Y lo mejor el PANAL aliado al PRI y la salida de Elba Esther de la cárcel, aunque ella se sumará con AMLO. En fin mucho que reflexionar.

Pero también vienen los independientes, con muchos problemas porque no se juntan las firmas, porque llevan desventaja por falta de recursos, estructura y sobre todo por no hacer precampaña. Lo grave de esto es que la ciudadanía, con razón absoluta, no cree en los partidos políticos, pero tampoco le da la firma a los independientes; no entiendo. Yo juraba que Margarita juntaría las firmas en dos o tres meses pero no es así, juraba que Pedro Ferriz tendría más de 200,000 firmas y tampoco lo que me deja pensando en que aún debemos meditar más sobre cómo elegir.

Hagamos del 2018 el año realmente del renacimiento, del renacimiento de la ciudadanía, de la fuerza de la democracia y no caigamos en experimentos políticos. Está en nuestras manos.

 

Tomás Trueba Gracián.