Diez millones
Nutriseg-control-temperatura-compostas

No aprendemos y volvemos a caer

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Que momentos estamos volviendo a presenciar por desgracia a muchos de nosotros nos toca ser testigos nuevamente de las grandes tragedias ocasionadas, iba a decir por desastre naturales, pero corrijo por nosotros mismos; no aprendemos, seguimos repitiendo los mismos errores y por lo tanto pagando la deuda añeja con la sociedad.

Desde luego que para poder buscar la luz al final del túnel no puedo dejar de mencionar que la problemática social que tenemos, no puedo dejar de mencionar que la situación caótica que padecemos como ejemplo contaminación ambiental, contaminación humana,  delincuencia, desastres naturales tiene su origen en cada ser humano que ha dejado de hacer lo que le toca y ha dejado en manos de unos pocos su futuro, el futuro de su familia y el futuro de México.

En estos días escuchamos mucho que el pueblo de México es solidario, considero que es una verdad a medias ya que cuando debemos realmente de ser solidarios, o sea en la vida diaria, en la búsqueda del crecimiento humano general no lo somos, no tenemos además la capacidad de ser subsidiarios y eso nos hunde más y más. Ese caos que vivimos tiene su origen en los malos gobernantes y en lo malo que hemos sido como ciudadanos.

La historia de un México independiente data de más de 200 años, más de 200 años que hemos dejado pasar las grandes oportunidades de crecer, de ser una Nación libre e independiente. Desafortunadamente esas condiciones se perdieron por la falta de libertad, de democracia, por la apatía; no tuvimos visión al futuro. El espejismo de bienestar de unas décadas nos ganó.

¿Por qué en su momento también no aprendimos de países como Alemania y Japón? Los pongo porque fueron dos naciones que en 1945 quedaron destruidas, lastimadas y ahora son una potencia; no descubrieron el agua tibia, simplemente supieron trabajar en equipo, ser solidarios y subsidiarios, ser honestos y tener gobiernos que los supieron guiar, fortalecieron sus gobiernos locales y educaron a la población.

Los mexicanos seguimos padeciendo una centralización asfixiante porque no hemos sido capaces de generar polos de desarrollo en todo el territorio nacional cuando concentramos millones de personas una “zona metropolitana” no podemos esperar más que caos, baja calidad de vida y desastres. A pesar de las leyes no se promueve el fortalecimiento local, no hay realmente un desarrollo regional en todo el territorio mexicano, las oportunidades de formación son escasas en la provincia con la consecuencia lógica del hacinamiento en el Valle de México.

La corrupción, la voracidad de los desarrolladores inmobiliarios, la falsa esperanza de una mejor vida en el Valle de México han ocasionado un crecimiento descontrolado, han ocasionado una devastación ecológica, han ocasionado la migración desmedida; esto genera falta de espacio para una vivienda lo que ocasiona invadir cerros, lomas, lagos, lo que sea, ocasiona vivir lejos de centros de trabajo, ocasiona falta de planeación vial y lo peor construcciones de edificios donde había casas, por lo que se multiplica el número de personas que requieren servicios públicos y éstos se vuelven insuficientes.

En mi opinión hay dos problemas graves poblacionales en México: Una dispersión imposible de atender para mejorar la calidad de vida y bajar los estándares de pobreza y la densidad poblacional tan disímbola. Veamos  la densidad poblacional al 2015 (Número de habitantes por kilómetro cuadrado): México 66, Alemania 267, Japón 248, España 93, EUA 93, Francia 122, Chile 24 y Argentina 16. Ahora lo interesante es ver en México algunos ejemplos de la densidad poblacional: Ciudad de México 5,967, entidades como México 724, Puebla 180, Morelos 390, Veracruz 113, Chihuahua 14, BCS 10, Nuevo León 80, Querétaro 174 y Jalisco 100. Traducción cerca del centro y lejos del campo. Resultado en desastres naturales mayor desgracia.

Nutriseg-control-temperatura-concretos

Lo grave ante tanto desorden es que los partidos políticos solo siguen trabajando para ellos, mejor dicho, para unos cuantos de sus miembros, solo ven la siguiente elección con que “promesa” ganarán, no ven el futuro no ven las necesidades del ciudadano, se alejan de sus principios y razón de ser. Lo vemos con el Frente Ciudadano por México, el PAN abonando al populismo de la izquierda demagoga con propuestas a impulsar ahora como la del presupuesto con austeridad, vean la Ley vigente ya está, hablan de presupuesto equitativo para gobiernos locales, no lo digan cambien la Ley de Coordinación Fiscal (por cierto llevo años peleando el tema, incluso en Veracruz la tengo como iniciativa de Ley y nada). Mando mixto policial por favor tiene 6 años esa propuesta y no debe pasar, no es la solución, mejora salarial pero sin reforma hacendaria integral, alto al gasolinazo. Todo esto es populismo electoral y no remedia la vida del ciudadano.

No escucho propuestas que empoderen a la familia, no escucho propuestas reales y el como para empoderar el desarrollo humano, empoderar al municipio, propuestas en materia de agua, de drenaje pluvial, de comunicaciones, orden estructural urbano,  en fin nada de propuestas que terminen con el centralismo y generen desarrollo de la provincia. O lo exigimos o paguemos las consecuencias.