Diez millones
Nutriseg-control-temperatura-compostas

Escuchar a Merkel

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

México tiene aduanas a superar en la consolidación de un nuevo rumbo de crecimiento económico y desarrollo nacional. Algunas de ellas, ubicadas en el contexto internacional adverso, principalmente marcadas por la incertidumbre derivada de los intentos políticos de cambiar las reglas de juego hacia políticas proteccionistas. 

El renglón más importante en este rubro es, sin duda, la inminente renegociación del TLCAN, impulsada por nuestro principal socio comercial. Otros obstáculos están al interior de nuestras fronteras. Un segmento del electorado juega con la idea de respaldar la puerta falsa del populismo, en una aspiración legítima —pero con enfoque equivocado— de favorecer la prosperidad de la sociedad. En el conjunto de desafíos, México debiera escuchar con atención la serie de mensajes dejados por el liderazgo de Angela Merkel, canciller de la República Federal de Alemania, en su reciente visita oficial a nuestro país.

Primero, fue contundente en cerrar la puerta al populismo y le asiste la razón. La simplificación de soluciones no es un criterio de política que conduzca los esfuerzos colectivos hacia un mejor escenario de oportunidades para los sectores marginados del desarrollo. Por el contrario, el populismo es la fórmula fallida que de manera sistemática lleva al abuso del poder, a la pérdida patrimonial y a la debilidad de los fundamentos macroeconómicos. Los gobiernos populistas son insostenibles en el mediano plazo, basta ver la geografía política latinoamericana para constatar cómo de un significativo de naciones con cierto nivel de desarrollo económico y democrático, sólo Venezuela se mantiene alineada con el populismo a un muy alto costo social. Al margen de sesgos ideológicos, pocos entienden las admiraciones chavistas del Morena y de López Obrador —comprobadas en las relaciones con la representación diplomática de ese país y en el corte de políticas promovidas en el libro 2018 La salida, respectivamente—, cuando las decisiones del régimen de Maduro provocaron tan sólo en 2016, una inflación mayor de setecientos por ciento y una contracción del PIB de más de 10%, sin olvidar los efectos en el desabasto de bienes esenciales y la pulverización de la capacidad adquisitiva. Desde el año 2014, los indicadores consumo e inversión también se encuentran en franco deterioro.

Segundo, la salida institucional al crecimiento inclusivo está fincado en el libre comercio e integración global. Sin duda, el atractivo comercial de México es el acceso al principal mercado económico del mundo, los EU, pero la creciente interconexión entre regiones facilita espacios de oportunidad que nuestro país debe aprovechar para detonar el acceso a empleo e innovación. La canciller Merkel citó en diversos discursos la presencia de mil novecientas empresas alemanas en nuestro país, las cuales han encontrado un clima favorable a la inversión. Entre ellas destacan la alianza estratégica de Volkswagen y de Audi con el gobierno de Puebla. Bajo el liderazgo de Rafael Moreno Valle, dicha entidad consiguió un total de dos mil 300 millones de dólares en inversión automotriz, con los cuales se establecieron la planta armadora de la camioneta Tiguan y la primera fábrica de vehículos de lujo en México. La inversión de Audi se complementó además con la planificación de Ciudad Modelo, la cual ofrece oportunidades laborales, de capacitación y de educación a personas de comunidades aledañas que hasta hace unos años, se encontraban aisladas de las rutas del crecimiento. Lo acontecido en Puebla es muestra de los importantes alcances que tiene el comercio en el bienestar de los mexicanos.

Nutriseg-termometro-cooper-1246-02c

Finalmente, tercer punto, los mensajes de la canciller alemana nos dejan ver la agenda de mediano plazo de la cual dependerán economías con nivel de competencia exitoso. Entre los puntos más sobresalientes destacan la adaptación de nuestra fuerza laboral al cambio tecnológico y el comercio digital, la transición hacia una economía verde consistente con el Acuerdo de París, el ordenamiento de los flujos migratorios mediante un mayor nivel de cooperación internacional, la exploración de sistemas económicos más diversificados y con mejor distribución de la riqueza entre los distintos segmentos de la población, así como el fortalecimiento del Estado de derecho. Por todo ello, la visita de Angela Merkel es una buena oportunidad de reflexión sobre la inutilidad del regreso a fórmulas del pasado, en la construcción de la prosperidad deseada por todos.