Diez millones

Juan Ignacio Zavala

 

 

 

El voto por la cárcel

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Artículo publicado el 19 de octubre de 2106

Algo inquietante en el segundo debate de Hillary Clinton y Donald Trump fue sin duda el momento en que éste le dice a su contrincante que de estar en el poder la iba a meter a la cárcel. Sorprendió a todos por la dureza. De entrada se trataba de un hombre advirtiéndole a una mujer que la encarcelaría, esto independientemente de que se trata de adversarios políticos y no personas con algún tipo de deuda entre sí.

 Fue la primera vez que en un debate presidencial se dio una amenaza de ese estilo. En un artículo del New York Times firmado por Max Fisher y Amanda Taub –que entrevistaron a especialistas norteamericanos en ciencia política– se afirma que ese tipo de declaraciones son propias de una democracia en problemas, de personajes como Hugo Chávez o Robert Mugabe (presidente de Zimbawe).

Leer más...

Vocación de conflicto

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Este gobierno ha desplegado una notoria capacidad para generarse pleitos y problemas. Hay un viejo dicho que dice que una forma efectiva de hacer política es la de crear los problemas para poder ofrecer las soluciones. No estamos en ese caso. El gobierno de Peña nada más se genera problemas con todos.

Es sorprendente la vocación de conflicto que tiene el gobierno. No le basta con abrir todos los frentes posibles a nivel nacional, traen pleito internacional como nunca habíamos visto. Hace unas cuantas semanas se manifestaban en la Ciudad de México doctores, maestros, la comunidad gay, la ultraderecha, campesinos, empresarios, la Iglesia católica, todos rabiosos con la autoridad. Insisto, a este gobierno le falta pelearse con la Cruz Roja.

Leer más...

Herencias del 68

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Nací en 1966 y, por lo tanto, no fui a Tlatelolco el 2 de octubre de 1968. Con el tiempo me he topado con cantidad de gente que sí fue ese día a la manifestación estudiantil. Por lo menos, eso dicen. Muy pocos de esa generación me han dicho que no fueron al mitin. Gente que me dice que fue pero que me cuesta trabajo imaginarlos en una manifestación contra el gobierno de entonces. Recordemos que en esas fechas para criticar al gobierno se necesitaba bastante valor —como se necesita hoy para defender al actual—. Pero más allá de eso, no cabe duda de que se trató de una marca para una generación y de una cicatriz para la nación.

Leer más...

¿Qué necesidad?

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

El gobierno federal ha decidido bajar a Josefina Vázquez Mota de la contienda para gobernar el Estado de México. Y no porque fuera candidata del PRI, sino porque es (¿era?) la posible candidata del PAN. Para evitar que participe en las elecciones, el gobierno ha decidido hacer público un acuerdo —por años desconocido— en el que el gobierno de Peña apoyaba económicamente —con más de 900 millones de pesos— a una organización dirigida por Vázquez Mota para ayudar a migrantes en Estados Unidos.

Leer más...

Eso sí fue un debate

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

El debate por la presidencia estadunidense me dio verdadera envidia. Se trató de un foro interesante, atractivo, a pesar de que duró 90 minutos. Sin duda, lo hizo interesante lo cerrado de la contienda, la amenaza mundial que representa Trump y la mala racha que llevaba Hillary Clinton, todo eso lo convirtió en un encuentro definitorio.

Ambos llegaron preparados, ella más que él. Lo cual deja en claro que por más ducho que sea alguien para los debates, una gran parte del éxito es el entrenamiento a fondo. Hay que hacer notar que durante 90 minutos ambos estuvieron en las cámaras de televisión.

Leer más...

Se asoma la división panista

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Como sucede con deportistas o jóvenes artistas que se vuelven millonarios, es claro que administrar el triunfo es un problema tan serio —a veces más— que asimilar la derrota. Cuántas historias en el deporte sobre los ídolos triunfadores que terminaron derrochando su fortuna en una vida disipada para terminar viviendo en condiciones precarias.

El PAN de Anaya está en esa delicada línea. Con la victoria de junio en la que el partido arrasó en las elecciones, y su sorprendente desenvolvimiento en televisión con Manlio Fabio Beltrones, Anaya vio subir sus bonos. El hombre se vio en la Presidencia en el 2018. Dueño de los tiempos del partido y de las decisiones del mismo, apostó por una estrategia individual de fortalecimiento personal. Sacrificó en la plaza pública a quien fuera su mecenas: Gustavo Madero. Ahora, Gustavo es su principal detractor.

Leer más...

De puercos y marranos

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

El lunes pasado comenté en este espacio la inclinación que tiene AMLO por animalizar a los demás y hacer comparaciones entre el país y una granja (varios lectores me recordaron que a sus seguidores les llama "solovinos", en referencia a los perros que llegan solos). El tipo se cree muy simpático haciendo esos símiles: los políticos de otros partidos distintos al suyo son ganado porcino, animales que roban, que hacen tranzas, que forman una mafia. Andrés Manuel tiene bien puesto el ojo en el chiquero ajeno, pero es incapaz de poner la mirada en el propio.

Leer más...

La zoociedad de AMLO

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Algo tiene en la cabeza Andrés Manuel López Obrador que muestra una debilidad por animalizar a los demás. Quizá porque él tiene un apodo de animal —pejelagarto— le parece que los demás también deben de tener un apelativo que los identifique con el reino animal, pues para él hay que comparar la conducta de los demás con la de determinados animales.

En la elección del 2006 se hizo famosa su frase: “ya cállate, chachalaca”. Esta frase se refería al entonces presidente Vicente Fox. Nos enteramos entonces que chachalaca es un ave que hace ruido constantemente. En el bando contrario se hizo un comercial en el que AMLO salía diciendo “ya cállate, chachalaca” incesantemente. Un comercial sencillo en el que se podía apreciar la expresión furiosa del tabasqueño insultando al Presidente. AMLO perdió las elecciones y la “chachalaca” nunca se calló. Hoy habla y tuitea alegremente.

Leer más...

Sobre la madriza a Peña

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Sin duda, el gobierno atraviesa una época turbulenta. El país, también. Enfrentamientos entre diversos sectores de la sociedad son la norma desde hace meses. Al parecer la autoridad, que debe mediar en este tipo de conflictos, está ausente, vapuleada en un rincón de la falta de popularidad. No es cualquier cosa.

Mi generación creció con la palabra "crisis". Económicas, sociales, de legitimidad, la palabra siempre ronda en estos lares. El país ha resistido los embates de sus crisis. Siempre que suceden sale otro trío de palabras: "Cuidar las instituciones".

Leer más...

Peña: más solo que nunca

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

El miércoles pasado vaticiné que Videgaray no se iría porque era el estilo de la casa. También dije que la que se tenía que ir era la canciller Ruiz Massieu por una cuestión básica de dignidad, pues fue claro que no es de las confianzas del Presidente. No pasó nada de lo que dije: Videgaray se fue y la canciller, inopinadamente, sigue ahí.

La salida del poderosísimo ex secretario de Hacienda no es cualquier cosa. Exhibe la dimensión que tuvo la estupidez de invitar a Trump y tratarlo como si fuera jefe de Estado. Algunos números tendrán en la Presidencia que aceptaron la renuncia de Videgaray. De los datos disponibles llegué a escuchar que más de 80% de la población se enteró de la visita del magnate norteamericano.

Leer más...

La canciller

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Es época de cambios. En septiembre siempre se habla de cambios. Apenas se acerca el Informe y nuestra prensa habla de posibles reajustes en el gabinete, enroques, salidas de personajes caídos de la gracia presidencial.

Este año parece que no es así. Quizá el único cambio que se hace necesario es el de la canciller Ruiz Massieu. Y debe ser necesario para ella en lo personal, no para el gobierno. Desde Los Pinos llegó como rayo mortífero la baja de su interlocución con la relación más importante del país. La estrategia de Videgaray y la aprobación de ésta por parte de Peña, la dejó como una persona que no es de las confianzas del Presidente para llevar la delicada labor en nuestra relación más compleja.

Leer más...