Diez millones
Nutriseg-control-temperatura-concretos

Probidad del gobierno en el Estado de México

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Concluyeron las campañas para gobernador del EdoMex y ahora viene la votación, cuyo resultado no lo conozco porque envío mi artículo el mismo domingo de la elección; lo único que espero es que la gente salga a ejercer un derecho cívico fundamental que es el voto libre y secreto.

Recorrí muchos municipios y localidades a lado de Josefina Vázquez Mota, convencido de que es la mejor opción para una alternancia y un buen gobierno en el EdoMex porque tiene la sensibilidad y capacidad para enfrentar uno de los mayores retos que puede significar encabezar el gobierno del estado con mayor población del país. Los problemas más graves que identificamos a lo largo de la campaña son la inseguridad física y jurídica de la población, corrupción de autoridades, impunidad, mala calidad de servicios públicos, falta de empleos bien remunerados, destrucción del medio ambiente y la caída económica del estado.

En los distintos recorridos que pude hacer al lado de Josefina, me llenó de tristeza y preocupación constatar el abandono y deterioro de muchísimas comunidades que yo había conocido hace 20 ó 30 años, constatar cómo la irresponsabilidad y la corrupción de malos gobiernos han destruido no solo la belleza escénica y natural de muchos sitios, donde impera la anarquía en crecimientos urbanos desordenados, sino también la falta de servicios públicos dignos y los daños ecológicos, en su mayoría, irreversibles.

Comenté aquí los casos del distrito de temporal de Lerma, el más productivo del país, donde la lluvia se presentaba puntualmente para primero preparar la tierra, sembrar y finalmente cosechar. En las administraciones de Montiel y Peña Nieto este distrito desapareció, hoy está convertido en una zona urbana espantosa, con malos servicios, sin parques ni áreas verdes y muy inseguro; lo mismo sucedió en relativamente poco tiempo con Teoloyucan, Tecámac, Almoloya, Huehuetoca y muchas localidades más que contaban con unidades de riego bien construidas y productivas, que han desaparecido para dar paso a unidades habitacionales promovidas por las principales desarrolladoras inmobiliarias del país, pero que han convertido a estos municipios en un verdadero desastre ambiental.

Los cambios de uso del suelo que dieron lugar a la mayoría de estos desastrosos desarrollos urbanos fueron ilegales y producto de una corrupción escandalosa de autoridades estatales y municipales. El cambio de uso de suelo de agrícola a urbano en una unidad de riego destruye la infraestructura física de muy alto costo porque estamos hablando de la construcción de presas, canales, ductos, sistemas de bombeo, entre otros, además de dejar sin empleo a miles de familias.

Josefina Vázquez Mota es una persona con experiencia de gobierno que garantiza probidad en el ejercicio del nuevo gobierno del EdoMex. Esta palabrita que parece anticuada y que poco se emplea, tiene mucha profundidad y debemos exigirla de quien encabece el nuevo gobierno del EdoMex y, en general, a todos los servidores públicos.

Probidad significa rectitud de intención, integridad y honestidad; es decir, tres virtudes en una sola. Quien gobierne el EdoMex, independientemente del partido, deberá actuar en todo momento con absoluta probidad.

Se requieren cambios de fondo para revertir el grave deterioro de las comunidades y la inseguridad que tanto afecta a la población; planeación de largo plazo, con visión metropolitana y de cuenca; ordenamiento ecológico del territorio para que los planes de desarrollo urbano municipales respeten la vocación y usos del suelo. Es necesario detener el crecimiento horizontal y recuperar áreas de bosques, agrícolas, recarga de acuíferos. Hay que promover planes integrales de movilidad, de manejo de residuos, de energía y de desarrollo económico que acerquen las fuentes de trabajo a las comunidades. Edomex necesita un gobierno honesto, comprometido y eficaz.

 

 

@JL_Luege