Diez millones

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Para algunos lo que está ocurriendo en el PAN, con la convocatoria por parte de importantes liderazgos del partido a nuestro dirigente nacional para que defina si continúa al frente de los trabajos del partido, o va en busca de la candidatura a la presidencia de la República, es un cisma, pero en realidad en el partido es una deliberación democrática normal, abierta, fraterna, sin ambages, acerca de la equidad que debe existir entre quienes aspiran a una misma candidatura en el partido.

No cabe duda de que son legítimas las aspiraciones de cada militante de cualquier partido por alcanzar una candidatura a algún cargo de elección popular, en el PAN tenemos los mejores cuadros para contender por las gubernaturas el año próximo y por la presidencia de la República en el 2018, que seguramente vamos a ganar, lo que no es legítimo es que un militante con un cargo partidista utilice al partido como plataforma para hacer campaña anticipada, simulando estar proyectando el ideario de partido, eso es ilegal, antiestatutario y antiético.

Tampoco se trata de ver moros con tranchetes, de denostar la vida familiar de los y la aspirante a la candidatura presidencial, cada quien le da coherencia a sus vidas privadas y públicas de acuerdo a sus intereses personales y convicciones públicas, ni de impedir que vayan en busca de tal candidatura, sin duda todos tienen cualidades para hacerlo, de lo que se trata es de que todos salgan del mismo arrancadero de la misma pista.

Lo importante es que esta polémica, como siempre en el PAN, y a diferencia de los demás partidos, se ventila abiertamente, de cara a la sociedad, sin temores ni nada que ocultar, no es nuevo porque en el PAN siempre hemos entendido que la base de la democracia es hacer públicas las deliberaciones sobre las cosas públicas, y no de espaldas a la sociedad.

Nutriseg-termometro-cooper-1246-02c

Esta convocatoria a las definiciones habla de la solidez de las convicciones políticas de los militantes del PAN, estamos seguros de que no pone en peligro ni en riesgo la unidad del partido porque esa, está en función de los principios políticos e ideológicos que todos los panistas compartimos.

Hay también algunos analistas mediáticos que con su característico morbo, creen que detrás de esta polémica hay una confrontación entre grupos políticos en la que están metiendo la mano personajes panistas y no panistas, manipulando a los y la aspirante a la candidatura presidencial, nada más alejado que eso de la realidad, los prospectos y prospecta a esa candidatura en el PAN tienen trayectoria, vida partidista, experiencia y convicciones propias, entre quienes se prefigura una contienda interna, que no hay en los demás partidos, en aquellos la definición de su candidato presidencial será dedocráticamente.

En el PAN hemos demostrado que la competencia y polémica interna nos fortalece, está no va a ser la excepción, el partido ya está posicionado entre el electorado mexicano como el partido del cambio, del cambio para mejorar, como el partido de las y los ciudadanos, y en las elecciones venideras, sobre todo la del 2018, tampoco va a ser la excepción.