memo-anaya-2
Nutriseg-control-temperatura-compostas

Germán Martínez Cázares

Delfina o Josefina, ¡y ya!

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

"Debemos aprender a disolver los ídolos: aprender a disolverlos dentro de nosotros mismos...".
Octavio Paz en Posdata

Mientras fascinados asistimos al espectáculo de "la caída" de Javier Duarte, dejamos de ver "la subida" de Alfredo del Mazo.

Nos encanta, parafraseando a Octavio Paz en Posdata, el festín político de cebar a nuestros gobernantes-tlatoanis, treparlos a la pirámide de los sacrificios y ofrendarlos para el martirio a los dioses mediáticos. Hechizados frente al espectáculo pestilente, despanzurramos a Duarte en la cima de El Tajín, pero no reparamos en la engorda y ascensión a lo más alto de Teotihuacán del tercer Del Mazo.

Leer más...

Cárcel, ¿promesa electoral?

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

¿Otro gobernador más en la cárcel es sinónimo de cumplimiento de la ley y combate veraz al delito?, ¿es legítimo y útil ofertar al electorado la pena de prisión para el adversario político? Nuestra democracia reclama un sistema de rendición de cuentas de los gobernadores, pero tengo dudas que vaya por buen camino, cuando busca la venganza pública e intenta legitimarse con las rejas de una penitenciaría.

Destino y coincidencia quisieron que a Tomás Yarrington, el ex gobernador tamaulipeco, lo atrapara la policía italiana en la bellísima ciudad de Florencia, y precisamente en plaza Beccaria, nombrada así en honor del noble italiano César Bonesana, marqués de Beccaria (1738-1794) que escribió la famosa obra De los delitos y de las penas, cuya conclusión es conocidísima en el mundo del derecho penal: "...para que una pena no sea una violencia de uno o de muchos contra un ciudadano particular, debe ser esencialmente pública, pronta, necesaria, la menor de las penas posibles en las circunstancias dadas, proporcional a los delitos y dictada por las leyes...".

Leer más...

Obediencia anticipatoria

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

A Luis Martínez Garmendia.

¿López Obrador ganó, ya, la Presidencia? Una mezcla de inevitabilidad histórica, derrota anticipada, cobardía cívica, cargada política, cuidado de negocios y trasiego de privilegios se siente en el ambiente. El rey se pasea, sus súbditos salen a vitorearlo.

Son varios con ese síntoma del sumiso: el gobernador Velasco de Chiapas y su abuelito le costearon y organizaron en febrero pasado un acto multitudinario a López Obrador. Alfonso Romo lo compara impunemente con el expresidente colombiano Álvaro Uribe y nadie lo desmiente. Muchos empresarios con el "no vaya a ser" o el "más vale" en la boca, tienden puentes por si las canijas dudas. "No fue tan malo" como jefe de Gobierno en el DF, sostienen con resignación.

Leer más...

Perversión democrática

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

¿Por qué naufragó la nueva Constitución de la CDMX en el mar de las impugnaciones jurídicas?, ¿dónde acabó la presumida unanimidad con que se aprobó? Las firmas y aplausos en la antigua casona de Xicoténcatl, donde rubricaron con pompa histórica la carta magna chilanga, fueron fingimiento puro y duro. Simulación política.

Si el saldo de esa asamblea constituyente hubiera sido solamente el ridículo de sus participantes, no habría problema para la ciudad (algunos sobresalen en la materia); sin embargo, existe una secuela seria y profunda: pervirtieron nuestra democracia.

Leer más...

PAN, síndrome de Hidalgo

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

El camino a Los Pinos pasa por Toluca. Hace seis años Peña Nieto hizo de esa ruta un paseo triunfal. Salió a caminar por el Paseo Tollocan y sin despeinarse llegó al Paseo de la Reforma, para entrar sin contratiempos a Palacio Nacional. Quien quiera ganar la silla presidencial, antes tendrá que triunfar en el Estado de México. ¿El PAN quiere ganar? La pregunta ni es ingenua, ni es ociosa.

Si Alfredo del Mazo Maza no gana el cargo de gobernador, que ya ocuparon su padre y su abuelo, el PRI deberá empezar a desalojar el gobierno federal. Si gana la candidata de Morena, la mesa estará prácticamente servida para López Obrador. Por eso la pregunta clave es: ¿quiere el PAN esa gubernatura? Hace doce años con el voto del PAN en el Congreso local se aprobaron las cuentas públicas de Arturo Montiel, y hace seis años el secretario de Gobernación panista atestiguaba un pacto secreto firmado por panistas para abonar a un eventual triunfo del PRI. ¿No hay arreglos hoy?

Leer más...

Unidad y selfie cardenista

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

"No basta con gritar y agitar banderitas", dijo Cuauhtémoc Cárdenas para vencer a Trump. Tiene razón. Pero tampoco abona a la fortaleza nacional insistir en la falsificación histórica y revestir de oropel causas de nuestra desgracia. Uno de los orígenes de nuestra división social, resentida en el fracaso de la marcha del domingo pasado, es insistir en ese juego maniqueo donde unos mexicanos son "buenos", "nacionalistas" y "puros", mientras otros son "traidores", "reaccionarios" y "conservadores". El autorretrato de 700 páginas que Cuauhtémoc escribió de su papá, "Cárdenas por Cárdenas" (Debate), ahonda esa fractura y aumenta la simulación política. El libro es un ejercicio de onanismo histórico donde Cárdenas está en el lado luminoso de la historia, y sus opositores en el infierno de la vergüenza nacional.

Leer más...

Un siglo de mentiras

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Germán Martínez: con los "logros sociales" constitucionalizados, los gobiernos "neoporfiristas" corporativizaron al Estado.

"La fe ciega en la bondad absoluta de las cosas pasadas es un vicio de debilidad, es una virtud de esclavos, es la lepra eterna".
Félix F. Palavicini

Entre la sangre de dos magnicidios nació la Constitución de 1917: el de Francisco I. Madero, apóstol de la democracia en 1913, y el de Venustiano Carranza, jefe del ejército constitucionalista en 1920.

Si la "historia es la biografía de los grandes hombres", como dice Thomas Carlyle, la de Carranza es la historia de nuestra Constitución. Su asesinato significó el fin de una idea de libertad con regularidad constitucional enarbolada en el Plan de Guadalupe, para vengar y restablecer el orden constitucional fracturado con la muerte de Madero.

Leer más...

Popper, Peña y la unidad

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

"No soy un diplomático, vengo a aprender".
Luis Videgaray

"El aumento del conocimiento depende por completo de la existencia del desacuerdo".
Karl Popper

Trump es enemigo de la "sociedad abierta", desafía a la democracia y a la libertad; pero a Peña también le causa urticaria la sociedad crítica y plural. Tienen fobia común al desacuerdo.

Antier, en un escenario con cuatro águilas nacionales, el Presidente mexicano consideró a la "unidad nacional" como la "piedra angular de nuestra estrategia y de nuestras acciones, hacia dentro del país (¡sic!) y hacia el exterior". No caben quienes cuestionan. Discrepar es traicionar. Rara coincidencia: Trump expulsa a los extraños, Peña no quiere oír a sus adversarios.

Leer más...

El 'plan B' de Eruviel

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

En memoria de Fernando Estrada Sámano. Michoacano panista con señorío moral.

¿Por qué el PAN no quiere ganar el Estado de México?

"Se puede ganar la Presidencia sin ganar el Estado de México", se dice con desdén y resignación en algunas sedes panistas. Es cierto, cuando ganaron Fox y Calderón no se conquistó esa plaza, pero el abordaje en junio próximo al palacio de gobierno de Toluca sería la puntilla electoral al PRI. ¿Quién quiere dejarlo vivo? ¿Por qué, en medio del mayor desprestigio del PRI, no hay un grito contundente para llamar a esa batalla?, ¿acaso el PAN respeta la tierra de Peña? ¿Tratos, complicidad, cobardía?

Leer más...

Trump declara la guerra

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

¿La historia se repetirá? No lo sé, pero la ignorancia puede poner su grano de arena al momento de pesimismo nacional con el que amanece el 2017.

Mientras la clase política prepara otra borrachera de cánticos demagógicos por el centenario de la Constitución de 1917, el hervidero social, la ausencia de liderazgos, los desatinos gubernamentales y la fractura cívica hacen recordar más otra escena histórica: la desventura de 1847. ¿La olvidamos? Ocurrió exactamente hace 170 años. Gobernaba Estados Unidos James Polk, quien llegó a la Casa Blanca con la promesa de arrebatar Texas a México, y "reanexionar" ese territorio a la Unión Americana. No eran palabras de campaña arrojadas al viento, como las que estamos acostumbrados a escuchar. Polk lo prometió y lo cumplió, y con creces, porque ese asalto dio pie a ocupar Oregón, Nuevo México y la Alta California.

Leer más...

Unamuno, morir en Navidad

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

"El creyente que se resiste a examinar los fundamentos de su creencia es un hombre que vive en insinceridad y en mentira".
Miguel de Unamuno

¿Por qué festejar el nacimiento si es el primer paso a la muerte? ¿No es ingenua la alegría de la fiesta de "Navidad" que sólo afirma nuestra "mortalidad"? ¿Nacer es morir?

Miguel de Unamuno falleció el 31 de diciembre de 1936, ochenta años atrás, y en su vida se hizo esas preguntas. Su filosofía fue precisamente una "meditatio mortis" (Ortega y Gasset). Cuando lo sepultaron, el dictador Francisco Franco avanzaba triunfal al poder; por eso, el mismo Ortega no dudó en afirmar que Unamuno murió del "mal de España". Sucumbió víctima de la enfermedad del dogmatismo excluyente, las fronteras de odio y el rencor divisor, atizadores de la famosa guerra civil española.

Leer más...