Diez millones

Una ciudad para todos

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La calidad de vida de las personas con alguna discapacidad tiende a convertirse en un reto con la acelerada urbanización de las metrópolis

El concepto de ciudades accesibles empieza a crecer dentro de la agenda de los gobiernos, pues se trata de un derecho humano consagrado desde la Constitución.

Lograr que una ciudad sea accesible no es tarea sencilla, pues se padece desde la ineficiencia con la que se construye la infraestructura hasta la falta de política pública que ponga en práctica las necesidades mínimas de un grupo social vulnerable.

La legislación en esta materia no es popular, no acapara las primeras planas y, sin embargo, la calidad de vida de las personas con alguna discapacidad tiende a convertirse en todo un reto con la acelerada urbanización de las metrópolis.

Por ello, las acciones encaminadas a tener ciudades habitables para todos son, por demás, loables y rescatables. Una administración que incluye en sus espacios la convivencia entre personas con discapacidad y animales de asistencia destaca con sus esfuerzos a través de logros. La inclusión como hito en las acciones de gobierno que parecen mínimas y modestas, pero logran grandes cambios de fondo para los beneficiados.

El gobierno de la Ciudad de México da un paso adelante y de la mejor manera posible.

Las unidades de la controvertida Línea 7 del Metrobús, que circulará en el Paseo de la Reforma, tienen a bien incluir espacios para los animales de asistencia de personas con discapacidad. En medio de la tormenta en la que se ha visto envuelto el proyecto, acierta al incluir espacios para los animales de asistencia y se convierte en el primer medio de transporte público en la Ciudad de México que de manera estratégica incluye las zonas únicas para la convivencia entre estos acompañantes y los humanos.

La ciudad se va redefiniendo como un espacio de inclusión, pero no sólo de las personas con discapacidad, sino también de los animales. Es petf riendly y se identifica como tal. El gobierno lo promueve, pero va más allá, pues pone en práctica las mejores experiencias al escuchar a grupos vulnerables y de organizaciones civiles.

Recordemos que recientemente también se inauguró el Centro de Transferencia Canina del Metro. Espacio en el cual se albergará a perros que hayan sido encontrados en situación de abandono dentro de las instalaciones del sistema de transporte, y en el cual se les dará atención y cuidado, además de que se fomentará su adopción.

Logros que pudieran parecer menores, sin embargo, producen un cambio radical para los pequeños animales de compañía, ya sea como mascotas o con funciones más esenciales como los de asistencia.

Nutriseg-control-temperatura-compostas

Fue por ello que también, desde la Cámara de Diputados, en el grupo parlamentario del PAN, la diputada Kathia Bolio impulsó reformas a la Ley General para la Inclusión de las Personas con Discapacidad, justamente con este fin, permitir que los animales de asistencia tengan garantizado acceso a los espacios públicos.

Hacer la ciudad amigable con las mascotas, pero particularmente con los perros de asistencia, es hacerla habitable para todos y fomentar la inclusión de personas con discapacidad es un paso adelante. Enhorabuena para la administración de la Ciudad de México que marca de nuevo un precedente de vanguardia en materia de inclusión.

Me congratulo de la medida y manifiesto mi continuo apoyo a este tipo de medidas que desde el Legislativo seguiremos impulsando.