Diez millones

Esther Quintana Salinas

Diputada Federal por Coahuila de la LXII Legislatura.

 

 

 

 

¿Y por qué tengo que…?

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

"Este 4 de junio los jóvenes coahuilenses tienen una causa que debe impulsarlos a emitir su voto: luchar por la emancipación política de su estado"

Con mucho cariño y respeto a todos los maestros que saben darles causas a sus alumnos

Durante los años que tuve el privilegio de ser catedrática, solía iniciar el primer día de clases diciéndoles a mis jóvenes e inquietos estudiantes que cuanto iban a aprender en el curso les iba a ser útil en su vida. Recuerdo como si fuera ahora las expresiones en sus rostros y la mirada de incredulidad reflejada en sus ojos, me encantaba. Unos pocos me veían burlones con un ¿a poco?... La clase era definitivamente divertida, me llegaban a escribir en sus comentarios que parecían mítines políticos, nadie se aburría porque la participación se convertía en algo consuetudinario, la discusión era ama y señora en las exposiciones de mis muchachos, yo encauzaba, moderaba, cuadraba, pero ellos eran los tribunos. Claro, eso demandaba estudio diario. Mi reto era que no reprobaran, yo no les regalaba nada, al contrario, les exigía que se prepararan todos los días. Leer era parte sustantiva y la correspondiente reflexión. Mis chicos no reprobaban, alguna vez no la libró alguno, pero sólo uno. Y el que no pasaba era de plano porque su pereza se lo había impedido.

Leer más...

Si no le gusta, combátala con su voto

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Los Gobiernos corruptos no combaten la corrupción; al contrario, la protegen, es su garantía para seguir con vida

Decía Walt Whitman: “Rechaza todo aquello que insulte a tu alma”, y definitivamente la corrupción insulta no sólo el alma, sino cuanto toca. 

La política es una de las actividades más contaminadas por este cáncer. La proclividad de quien llega a un cargo público y ve en el mismo una catapulta para volverse rico sin más trámite que robarse el dinero de la comunidad, se ha vuelto tan cotidiano… tan deleznablemente cotidiano que a mundo y medio le parece ordinario… sin embargo, lo reprueban. Pero no basta con reprobarlo, hay que combatirlo, y el combate tiene que ser de fondo.

Leer más...

¡Que vuelvan!

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

En estas casi cuatro semanas de recorrido en el toque de puerta para solicitar el voto para el próximo 4 de junio, hemos estado percibiendo una especie de euforia que hacía tiempo no se presentaba en Coahuila. Hay esperanza en los saltillenses, y lo digo porque es el municipio que he estado caminando, la gente nos abre su puerta, tiene la generosidad de escucharnos y recibe la papelería que le entregamos, háblese de dípticos o volantes. La alternancia para el Gobierno Estatal ya está en el ánimo de los electores.

Y la simpatía por el Gobierno municipal de la capital del Estado se percibe en la calidez del recibimiento de nuestra propuesta.

Leer más...

Asistencialismo que aniquila

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Subsidiariedad y asistencialismo no son lo mismo. La subsidiariedad es un principio en virtud del cual el Estado social coordina las acciones de la sociedad con la finalidad de alcanzar el bien común. El asistencialismo es todo lo contrario;  limita las capacidades del ser humano al proveer los servicios sin llegar a la solución de los problemas sociales. La subsidiariedad hace parte del Derecho Natural y es uno de los principios sustantivos de la Doctrina Social de la Iglesia Católica.

Este principio lo trajo el Papa León XIII en 1891, en su encíclica Rerum Novarum: “Los que gobiernan deben proteger la comunidad y los individuos que la forman. A los Gobiernos les ha confiado la naturaleza la conservación de la comunidad, de tal manera, que esta protección o custodia del público bienestar no es sólo la ley suprema, sino el fin único”.

Leer más...

Una lección de amor siempre vigente

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

"Son momentos para recordar que el amor, la humildad y el perdón hacia nuestros semejantes no deben tener límites"

Es un tiempo precioso para el receso de lo cotidiano, para dejar un rato lo de todos los días y volver la vista al interior y fortalecernos espiritualmente, para unirnos en el amor y la fe en Dios, para reencontrarnos y para abrazar a lo más preciado que tenemos, que es nuestra familia.

Para quienes profesamos la fe católica, son momentos para recordar la muerte y la resurrección de Jesús, el divino nazareno que quiso ser hombre para entender al hombre y entonces amarlo y comprenderlo en toda la magnitud de su condición humana. Son momentos para recordar que el amor, la humildad y el perdón hacia nuestros semejantes no deben tener límites. El rabino de Galilea nos dio cátedra al respecto.

Leer más...

Votar es un acto de amor patrio

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

El voto es un acto de conciencia, ir a las urnas y votar en congruencia con nuestros valores cívicos para fortalecer nuestra democracia

¿Cómo serán estas elecciones? ¿Seguirán el patrón de siempre? Ya tengo a mi amiga Laurita aquí a un lado opinando al respecto, con su natural ironía: “Pues nomás que no nos pongan a elegir entre lo nefasto y lo menos nefasto”. La experiencia nos dice, con evidencia de por medio, que las elecciones en Coahuila suele ganarlas el abstencionismo. Y ese es el peor enemigo de los procesos eleccionarios ¿Por qué tiene que ser de esta manera? ¿No hay algo que conmueva y mueva a quienes pasan por alto un acto tan trascendental para el éxito o el fracaso de una comunidad?

Leer más...

Apuntes sobre el Poder Legislativo…

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Del Poder Legislativo se espera diversidad y pluralidad, puesto que es el órgano de representación de la población (diputados) y de las entidades federativas (senadores). El Congreso refleja lo que somos, y eso explica la presencia variopinta de los parlamentarios: vociferantes, apasionados, tímidos, inseguros, la del que no sabe ni porque está ahí –pero también cobra–, la del razonable, el necio, el talentoso, el honesto, el deshonesto, la del que debate con argumentos y del que sólo sube a decir… bueno... y también de los que ni la voz se les conoce. Estos cuerpos colegiados no gozan de las simpatías del pueblo, de hecho son los más duramente descalificados. La percepción es percepción, usted sabe de la afición que se tiene a generalizar la descalificación: “todos son iguales”, “no sirven para nada”, “no se hace con ellos”.  De tal suerte que desde esta perspectiva, el rechazo es devastador.

Leer más...

Sí hay de otros…

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Recibo una infinidad de correos electrónicos en los que las personas me comparten sus puntos de vistas, opiniones, quejas… en todos los matices que nuestra castellana lengua nos permite, sobre política y políticos. ¿Qué he ido notando que se va acentuando en el grueso de ellos desde hace ya muy, pero muy buen tiempo? Que están hartos de la manera en que actúan los gobernantes de todos los niveles, que no vislumbran disposición de quienes están en el cargo público de corregir estilo y que va en aumento el número de aquellos que carecen de visión de Estado y menos, pero mucho menos, de previsión de futuro. “La política –me escribe una de estas personas– la han convertido en algo despreciable, no hay altura de miras, se empeñan en no ver más allá de sus podridas (textual) narices, no quieren ver que el País, a pesar de ellos, ha ido cambiando… y que lo que acostumbran hacer como Gobierno ya no sirve, ya no funciona”.

Leer más...

‘Caminito de la escuela…’

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Cuando el insigne filósofo alemán Emmanuel Kant —murió en 1804— se refería a la educación, expresaba que “no basta con el adiestramiento; lo que importa sobre todo es que el niño aprenda a pensar”. Y tenía y seguirá teniendo razón, porque la educación no sólo debe servir para que uno adquiera conocimientos, sino para QUE APRENDAMOS A PENSAR, cuando uno desarrolla habilidad para reflexionar críticamente nos volvemos autónomos, de ahí que la educación sea el instrumento principalísimo para detonar el progreso y el desarrollo de los pueblos.

Leer más...

Lo que hemos ido perdiendo…

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Ya le he compartido en otras reflexiones que tengo fascinación por la Roma de la antigüedad, y hoy lo traigo a colación porque estamos viviendo tiempos muy difíciles como sociedad, la caída de Roma, del imperio más grande su tiempo se originó precisamente por el caos que originó la ausencia de valores, esto fue lo que lo debilitó y ya mermado fue presa fácil de sus enemigos. Su fuerza no radicada ni en sus logros, ni en sus conquistas, sino en el legado moral de sus antepasados: la lealtad, la austeridad, la laboriosidad, la responsabilidad. A quien se admiraba era al hombre que reunía esos méritos, el concepto que los acuñaba lo denominaban gravitas, que quiere decir gravedad, el hombre grave era aquel que se tomaba en serio las cosas de la vida, aquel que no vivía a la ligera, que tenía conciencia del valor. Los valores del pater familias eran defender a su familia, su patria y su religión. Con este triduo de raigambre tan profundamente colectiva, el individualismo en su dimensión unipersonalista no prosperaba, ese sentido de comunidad fue lo que los convirtió en un gran imperio. Y su ausencia fue la que los desmoronó.

Leer más...

La alternancia: Rara Avis

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

La alternancia fecunda el suelo de la democracia.
Winston Churchill.

José María Aznar, el expresidente de España decía que hay dos cosas a considerar para concretar la alternancia en el poder: tener la voluntad de cambiar las cosas y claridad acerca de lo que se quiere hacer, porque: “…no se llega al Gobierno para heredar y ponerse a flotar. Se llega al Gobierno con el deseo de cambiar las cosas”. También expresaba, que frente a la posibilidad de la alternancia se debe hacer “…un cambio inteligente. No se debe cambiar lo que está bien sólo por el hecho de que no lo hicimos nosotros”. No son palabras al viento, es sustantivo que no se pierda de vista, toda vez que la alternancia en Coahuila está a la vuelta de la esquina, y sería muy lamentable que no ocurriera así.

Leer más...