Diez millones

Videoescándalo fallido

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La insistencia en tratar de involucrar a Andrés Manuel López Obrador con los videos en los cuales aparece la diputada local veracruzana Eva Cadena recibiendo dinero es parte de la estrategia de sus enemigos para golpearlo políticamente. Este intento fracasó. Fue tan burdo el montaje y tan obvias sus intenciones que lo único que logró fue evidenciar su desesperación.

La insistencia de algunos personajes en sembrar la idea de que ese dinero llegó a la campaña de López Obrador, solo porque quien lo entrega a la diputada, cuyo rostro no aparece, pero que enfáticamente menciona que el destinatario sería el presidente nacional de Morena, revela el carácter del montaje.

La persona que tendrá que responder por sus hechos se llama Eva Cadena. Que se investiguen las razones por las cuales aparece en esas imágenes recibiendo dinero. En el primer video aceptándolo y en el segundo, inducida por sus interlocutores. En ambos casos, queda claro que se trató de una celada. Ella es la responsable de sus actos y tendrá que responder por éstos.

Afortunadamente se investigará, se sabrá quién fue y de dónde salen esos primeros 500 mil pesos y después esos 10 mil dólares, que se dice están dentro de un sobre. Que se llegue al fondo en la investigación.

El perfil de López Obrador es muy fuerte en los temas de honestidad; por el lado de la deshonestidad y de la corrupción no van a agarrar a López Obrador. Si a estas alturas de las campañas por las presidencias municipales de Veracruz y si en los días clave de la disputa por el Estado de México recurren a ataques con estas características, queda acreditado que no han encontrado nada con qué debilitar a López Obrador.

Desde hace casi 30 años, López Obrador es el político más observado, seguido y espiado por los órganos de inteligencia del Estado mexicano y del gobierno de Estados Unidos. Han indagado en su pasado y en el de su familia, en su trayectoria profesional y académica. Han investigado cuánto gana y quién le paga, revisado sus impuestos, sus gastos personales y su patrimonio. Lo han espiado para encontrar un acto condenable en su conducta, en dónde come, con quién come y qué come. Han intervenido sus teléfonos, sus redes sociales y no han encontrado nada con qué vincularlo a un acto de corrupción, dispendio o simple frivolidad.

Los videos de Eva Cadena son videoescándalos fallidos. Por el lado de la corrupción no podrán dañarlo, únicamente harán, como en este caso, el ridículo.

Es momento de conocer el origen y destino de los recursos que líderes partidarios, aspirantes presidenciales y servidores públicos utilizan para promoverse. Es momento de que se diga qué recursos utiliza Margarita Zavala para hacer su precampaña, qué recursos utiliza Ricardo Anaya, qué recursos utiliza Moreno Valle. Estos hechos también deben investigarse, que se haga público qué recursos se utilizan en propaganda gubernamental, cómo se financian las múltiples y casi permanentes imágenes y promocionales a favor de servidores públicos como Miguel Ángel Osorio Chong.

Quienes conocen a López Obrador saben que nadie habla a su nombre o lo representa. Nadie mejor que la sociedad sabe diferenciar entre lo que es una mentira y qué es una verdad, quién representa sus intereses y quién solo se ha beneficiado de los puestos de representación popular.

 

@MBarbosaMX