Diez millones
Nutriseg-control-temperatura-concretos

Alejandro González Cussi

Abogado con maestrías en Derecho Parlamentario y Gestión Pública Aplicada. Actualmente realiza su tesis para obtener el grado de doctor en derecho.

Director Jurídico de Grupo Casas Arko. Asesor jurídico de Fundación Ciudadana para el Desarrollo Integral de Michoacán (FUCIDIM). Participa en COPARMEX Michoacán, presidiendo la comisión de cabildeo y USEM Morelia (Unión Social de Empresarios de México), en la que funge como Presidente del consejo directivo.

Escribe una columna de opinión semanal en Diario Provincia de Michoacán (Res Publicae) y participa como comentarista político en Cb Televisión, a partir de julio de 2013 fue nombrado por el Congreso del Estado de Michoacán como Consejero Ciudadano de la Comisión Estatal de los derechos Humanos.

Tras la confianza ciudadana

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
Confianza ciudadana

La confianza es la esperanza firme que se tiene de alguien. No hay cosa más difícil que otorgar de nuevo la confianza a quien antes la ha defraudado. Se trata de un vínculo muy frágil que difícilmente vuelve a ser el mismo... más aún en una sociedad como la nuestra que se distingue por la desconfianza generalizada como punto de arranque. Así desconfiamos de nuestros vecinos, de los despachadores de una gasolinería, de personas con actitud sospechosa... de gente que parece ser buena. De unos más que otros... en fin, que desconfiamos de todo y de todos... pero mucho más de los políticos. ¡Piensa mal y acertarás! parece ser la máxima en esta materia. No hay incentivos –ni personales ni institucionales para confiar o dar crédito al otro-...la desconfianza como realidad inexorable y crónica que caracteriza nuestro vilipendiado sistema político.

Leer más...

Analfabetas políticos

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
El 17 de octubre de 1953 en el Diario Oficial sale un decreto en el que se anunciaba que las mujeres tendrían derecho a votar y ser votadas.

En la competencia por la conservación del poder, los partidos han renunciado a muchas cosas, entre ellas al pudor, a sus tradiciones ideológicas y lo que más los ha desorientado... a su propia lectura crítica de la realidad.

Las elecciones se han vuelto un auténtico mercado en el que se intercambian las mercancías... votos y políticas públicas. Los ciudadanos nos hemos convertido en meros clientes, lo que genera una desconexión con los verdaderos problemas de la colectividad, dificultando la comprensión de la política como resolución del conflicto. Mercadotecnia... pan... circo.

Las elecciones marcan el límite de lo que los ciudadanos podemos escoger y solo eso. El mensaje es claro... “vota y no te metas en política”.

Leer más...

La depresión de los buenos

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

A riesgo de que el título suene un tanto maniqueo, me veo comprometido a escribir unas líneas a todos aquellos con los que he coincidido últimamente y que con sus comentarios me han demostrado que han caído en un estado de tristeza y desilusión sistemática por la complejidad de la situación actual que nos ha tocado vivir... una especie de depresión... empresarios, políticos, padres y madres de familia, estudiantes, obreros... todos ellos con algo en común: se trata de gente buena.

“Es que fulano empresario ya decidió cerrar su negocio, y aquel otro se está yendo a vivir a otro lado por la inseguridad”... “yo creo que renunciaré si mi grupo político no gana la asamblea frente a tal o cual candidato, no hay nada más que hacer”... ”las cosas está peor que nunca”...”para que estudiar si no hay posibilidad de trabajo”...

Leer más...

La política somos nosotros

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

En momentos de crisis como el actual, que supone además un cambio de época, caracterizado por lo viejo que no termina de marcharse y lo nuevo que no termina de llegar, valdría la pena tener la valentía de reconocer nuestra propia responsabilidad en la situación y en el abandono de la auténtica labor política.

La política es el medio adecuado para dirimir y superar las diferencias. Va a el fondo, cuidando la forma, pero si quedarse en ella...es una especie de autoayuda colectiva que se vale permanentemente del diálogo, de mí hacia los demás... “el lenguaje que permite hablarnos a nosotros mismos, pero que nació para ser diálogo... el nosotros de nuestro yo” en palabras del indignado español Monedero.

Leer más...

Administrar el sinsentido

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Estoy harto de escuchar por todas partes la gravedad de nuestra situación. Más viniendo de aquellos que teniendo las posibilidades reales de cambiar la historia, de dejar su huella... de trascender, se justifican en el statu quo... en el fracaso de la masa o de la instituciones.

Por supuesto que sabemos que la situación es complicada, pero justo estamos llamados a ser hombre y mujeres de nuestro tiempo, de estas circunstancias y problemáticas. Es estéril continuar con la administración de la lástima y del victimismo. ¿Qué hago yo, hoy, ahora, en mis circunstancias personales para lograr que las cosas sean distintas? ¿Qué dejo a mi estado y a mi país? ¿Respondo con la capacidad y el compromiso que corresponden?

Leer más...

La silla vacía

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Antier  tuve le encomienda de llevar la representación de  COPARMEX Michoacán en el informe que rindió el presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, a mi lado, el lugar había sido reservado para el representante de un importante organismo público… sin embargo el personaje nunca llegó y la silla quedó vacía. Hecho que me hizo reflexionar seriamente…

No se trata de un fenómeno nuevo. En muchos ámbitos la ausencia gubernamental es evidente… la ausencia de autoridad, una constante. El descrédito y desconfianza, frutos de la corrupción política, lacera las instituciones, las socava…las vuelve huecas…las vacía. Así a pesar de estar físicamente ocupadas, en realidad están solas, abandonadas…truncas. Esas sillas, esos espacios que a base de traicionar y renunciar al servicio público y a la búsqueda del bien común… tan comprometedor y arduo – pues implica buscar el bien del otro con prioridad sobre el propio-, pierden sentido… legitimidad.

Leer más...

Valores Sociales: Aprender a vivir juntos

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Los acontecimientos sociales de nuestro país no solo hablan por sí mismos...gritan, nos increpan y nos llevan tarde o temprano, por unos caminos u otros al fondo del diagnóstico... a cuestionarnos la necesidad de sentido... el para qué de todos los esfuerzos para mejorar y cambiar la complicada realidad que nos ha tocado vivir.

Este fenómeno de pérdida de sentido personal y social –que no es privativo de las comunidades pobres ni con serios problemas de violencia como el caso de Michoacán-... de cierta insatisfacción... este reclamo de esperanza y de justicia debe ser correctamente canalizado.

Leer más...

Destino Compartido

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Es un hecho irrefutable que la sociedad y sus miembros personalmente considerados dependen recíprocamente entre sí. La vida de cada uno de nosotros se desarrolla en una red permanente de relaciones humanas de todo tipo que involucra distintos tiempos y lugares.

Con conciencia o sin ella, lo queramos o no, para bien y para mal, dependemos de la sociedad en que vivimos, y ésta, depende a su vez de nosotros.

Efraín González Morfín, gigante ilustre y humanista de carne y hueso, a quien honrosamente tuve como maestro -recientemente fallecido-, ilustraba este hecho de la solidaridad mediante la comparación con un barco y sus pasajeros, quienes aunque no lo quieran van hacia donde el barco avanza, flotan o se hunden con la embarcación... ningún pasajero se libra de esta solidaridad si se encierra en su camarote y decide desentenderse de los problemas del barco o de la tripulación, y de igual manera el barco depende inevitablemente de todos lo que intervinieron en su construcción, mantenimiento y utilización.

Leer más...

Desesperanza crónica

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Es un hecho que hoy en México -en unos estados más que en otro-, se percibe un ambiente de temor, desesperanza y pesimismo, de cierta frustración generalizada. Ante él, nos hemos replegado y refugiado renunciando a muchas de las características básicas y esenciales de la vida en común.

La muerte, la violencia y la corrupción son temas comunes y recurrentes en todos lados. Los medios de comunicación retransmiten constantemente noticias en ese sentido. Son parte habitual de nuestras conversaciones y de nuestra manera de afrontar la vida. Nos hemos acostumbrado a ellas y conforme pasa el tiempo la insensibilidad nos invade. La idea de que las cosas no van a cambiar, por lo menos en el corto plazo, impregna el ambiente de franco fatalismo.

Leer más...

La eterna autojustificación de Michoacán: política 'ojalatera'

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

La salida de Alfredo Castillo de Michoacán tiene múltiples lecturas. Para ser objetivos hay que valorarlas todas... Hoy hay cierta mejoría, sí, desde el punto de vista estrictamente policial...hubo abatimientos, detenciones... muchas... Socialmente, inestabilidad y dolor... manipulación... administración de la miseria y de la necesidad. Atraso... prehistoria. Institucionalmente un verdadero desorden... nuevamente se apostó a la salida rápida, al efecto inmediato que privilegia el éxito fugaz de una misión que se asume temporal, cortoplacista... inmediatista... y Michoacán es fondo.

El estado está sumido en una espiral de eterna auto-justificación... se justifica el fracaso de los de aquí y de los aquí vienen, se hace apología permanente de la mediocridad y del fracaso de toda iniciativa ajena... nos inventamos sistemas y modos...

Leer más...

Michoacán: Un proyecto común

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

A estas alturas resulta evidente dadas las circunstancias, la necesidad de replantearnos la viabilidad de Michoacán como comunidad y como pueblo. Las diferencias y las dificultades de nuestra convivencia social así lo reclaman. El actual momento de crisis social e institucional debe movernos a pensar en una cultura que, privilegiando el diálogo como forma de encuentro, permita alcanzar los consensos y acuerdos necesarios para la construcción de un proyecto común que no pierda de vista la constante preocupación por una sociedad ordenada, justa y sin exclusiones.

Leer más...