Diez millones
Nutriseg-control-temperatura-concretos

La PGR ¿Como la Selección Nacional?

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

         Aunque aparentemente no tienen relación entre ellos, son dos entes a los que el pueblo mexicano desearía ensalzar si mostraran mejores resultados. En algunos momentos de la historia han estado a la altura de las circunstancias, y en otras han caído por debajo de las expectativas. Incluso cuando alguna vez parecía que sacaban la casta y se iban a imponer, su desempeño desengañó al más optimista.

         Por más que uno espere que en la siguiente oportunidad en verdad salgan triunfadores y demuestren lo que se espera de ellos, pareciera que se esfuerzan de lograr lo contrario. Sólo quedan palabras y el esbozo de una vana promesa que nunca se cumple. A pesar de ello, con cada nueva oportunidad se vuelve a creer en que ahora sí lograrán la meta.

         No importa quiénes sean los integrantes, ni tampoco quienes son los dirigentes; antes del encuentro todo mundo los alaba y los festeja. En un principio se dice "ya no será como antaño, ahora tendrán éxito", pero cuando la dura realidad llega se repite la vieja historia. Al inicial "ganaremos como nunca", sigue el "perdimos como siempre". Todo mundo, aunque sea un desconocedor de la materia desea apostar por ellos, soñar con ellos y aspirar a que ganen, y con ellos todo el país.

         Aunque es posible que muchos descarten de antemano cualquier posible triunfo de la Selección Nacional de fútbol, algunos siguen creyendo en ella aunque tengan contabilizadas las veces que confió en que ganaría sin lograrlo. ¿Somos optimistas irredentos o simples ilusos? Quizá ambos, pues en el fondo cada mexicano quiere que algún día -por lejano que parezca- triunfe la Selección, y México con ella.

         Al igual que con la Selección Nacional, gran parte de la población está esperanzada en que la Procuraduría General de la República (PGR) tenga éxito cuando tiene que defender a la sociedad. Con el mismo fervor con que sigue a quienes portan la camiseta verde desea que la PGR defienda los intereses de los mexicanos, no sólo los del gobierno. Con devoción siguen comunicados y procesos en los que participa.

         Repetidamente en el pasado hemos visto a una PGR que persigue con singular tesón a quienes han sido enemigos declarados del régimen, no necesariamente de la sociedad. Así vimos cómo persiguió, aprehendió y consignó a Elba Esther Gordillo, a José Manuel Mireles y a Jacinto Baños Gutiérrez, enemigos del gobierno en turno, no necesariamente de la sociedad. También lo ha hecho con quienes trafican armas o drogas, y entonces sí la sociedad lo agradece.

         En muchos de los casos en que intervino la PGR hay expedientes incompletos o mal hechos, con confesiones obtenidas por métodos no aceptados y no siempre dentro de los plazos constitucionales. Cuando hay "instrucciones superiores" sí hacen todo lo posible por integrar el proceso debidamente sin mirar si tuercen un poco la ley.

Nutriseg-control-temperatura-concretos

         Cuando llevan casos en los que entran en juego relaciones emotivas o amistosas sin presión de las altas esferas del gobierno para actuar, los expedientes no siempre están bien integrados o no se tienen cuidado del debido proceso, lo que da a los abogados de la defensa una ventaja a favor del indiciado.

         Si en el proceso que ahora se le sigue al ex gobernador Javier Duarte la PGR no logra una sentencia con todo rigor, la opinión pública los comparará certeramente con los hombrecitos verdes de la Selección. Y más grave aún, contribuirá a una menor apreciación del gobierno.