Diez millones

Noticias

El Brexit será 'difícil', según expertos

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Algunas de las predicciones de académicos sobre el Brexit es que Reino Unido verá las consecuencias económicas y comerciales inclusive años después de haberse salido por completo, esto gracias a las 'severas' acciones que tomaría la UE en su contra.

Seis meses después de que Reino Unido votara a favor de abandonar la Unión Europea (UE), todo indica que se producirá un Brexit “difícil”, según un informe de 12 expertos e investigadores políticos.

La decisión por sorpresa ha unido a los restantes 27 miembros de la UE hasta un punto que rara vez se ha visto, y ha puesto en evidencia lo dividido que está el país, según ha dicho Changing Europe, un programa de investigación financiado por la UE y con sede en el King’s College de Londres, en un informe publicado el viernes.

El Brexit ha llevado a una reorganización del gobierno y ha dejado en un completo desorden al Partido Laborista en la oposición, según opinan investigadores de nueve universidades y del Instituto Nacional de Investigaciones Sociales y Económicas.

Los británicos están “un poco más cerca de saber qué significa en realidad el Brexit”, explica Anand Menon, profesor de política europea en King’s College. Esto ha dejado a los medios de comunicación, políticos y empresas preguntándose si Reino Unido se encamina hacia un Brexit tranquilo, que mantenga fuertes lazos de comercio, o hacia uno duro, que significaría que el país abandonase el mercado único y volviese a un sistema de aranceles.

“Me apostaría la hipoteca por el difícil”, ha revelado Menon a los medios en Londres, citando factores que incluyen el intento por parte de la primera ministra, Theresa May, de acomodarse a los dictados de la facción más derechista del Partido Conservador y la falta de flexibilidad por parte del resto de la UE. “Si combinamos eso con los niveles de rencor que creo que podemos esperar que surjan de las negociaciones del artículo 50, por no mencionar las negociaciones sobre el comercio, mi imaginación se queda corta a la hora de ver un camino que lleve desde nuestra posición actual hacia un Brexit tranquilo”.

May necesita alcanzar dos acuerdos principales; uno sobre los términos del divorcio y otro que atienda a la nueva relación entre Reino Unido y la Unión Europea. Aunque Reino Unido quiere trabajar en ambos simultáneamente, Michel Barnier, el jefe negociador de la UE, está a favor de la postura tradicional europea de negociar los tratados paso a paso.

Jugando duro

“Si hubiese buena voluntad por ambas partes, las dos partes de la negociación (el divorcio y la relación en el futuro) podrían hacerse de modo paralelo”, ha explicado Catherine Barnard,profesora de derecho europeo en la Universidad de Cambridge. “Ahora mismo, la Unión Europea está jugando duro, y dice que ni siquiera van a comenzar a negociar ningún acuerdo futuro hasta que Reino Unido se convierta en un tercer estado”.

Esto significa que Reino Unido se enfrenta a un “abismo” entre el momento del divorcio, seguramente en abril de 2019, y la entrada en vigor de un nuevo acuerdo; un espacio que deberá ser llenado por acuerdos de transición, explica Barnard.

May declaró que está sopesando una “fase de implementación”, para dar a las empresas británicas tiempo para adaptarse al régimen post Brexit. Podría tener que hacer frente a demandas de la UE de hasta 60 mil millones de euros, es decir 63 mil millones de dólares para cubrir responsabilidades, como las pensiones de los funcionarios de la UE.

“El problema del dinero va a ser mucho más importante de lo que lo ha parecido hasta ahora”, ha opinado Iain Begg, profesor de políticas en la London School of Economics. Begg dice que, debido a que los presupuestos de la UE se acuerdan durante un período de siete años, Reino Unido podría ser responsable de los pagos hasta finales de 2020, incluso aunque abandone a principios de 2019.