Diez millones
Nutriseg-termometro-cooper-1246-02c

Noticias

Exige Corral seguridad para habitantes serranos de Chihuahua

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Falta de acciones contra delincuencia organizada, agravan condiciones de vida de habitantes de Guadalupe y Calvo

Imperante cumplir el Acuerdo para la Seguridad y la Justicia del Pacto por México

El Senador Javier Corral demandó al Presidente Enrique Peña Nieto, al secretario de Gobernación Miguel Osorio Chong y al Gobernador de Chihuahua César Duarte, el cumplimiento del Acuerdo para la Seguridad y la Justicia, contenido en el Pacto por México, para contrarrestar la ola de violencia que se vive en el municipio de Guadalupe y Calvo donde los habitantes, así como personal médico y administrativo del Hospital Regional de esa localidad, son víctimas de la delincuencia organizada.

La violencia que se vive en la sierra de Chihuahua ha rebasado a las autoridades y trastorna la vida cotidiana de sus habitantes, además de agravar sus problemas de salud sobre todo en niños que padecen tuberculosis, neumonía, gastroenteritis, así como diversas infecciones que en otros lugares son curables excepto aquí, debido a que en el Hospital Regional no hay personal, equipo médico, ni medicamentos suficientes por la situación de inseguridad que se vive.

La inseguridad en que viven los habitantes de Guadalupe y Calvo es grave, pues los elementos de la Policía Municipal renunciaron en agosto de 2012 después de que un grupo delictivo, encabezado por Joaquín “El Chapo” Guzmán, los amenazó de muerte.

La violencia sin control por parte de grupos del crimen organizado ha propiciado que los médicos practiquen su profesión en la zozobra, debido a las intimidaciones  que reciben constantemente. Prácticamente nadie quiere desempeñar su actividad en la zona serrana.

A esta problemática se agrega la mala administración del hospital de Guadalupe y Calvo, situación que se ha venido evidenciando desde 2009 y sobre la que existen denuncias de médicos y enfermeras por actos de nepotismo, hostigamiento laboral, autoritarismo y trato denigrante por parte de las autoridades del nosocomio que afectan a los pacientes, en su mayoría indígenas (rarámuris y tepehuanos).

El personal médico y administrativo ha denunciado también en varias ocasiones la insalubridad en que se encuentra el hospital, el cual registra uno de los más altos índices de muerte materna en el estado, sin embargo, las demandas que se han hecho llegar por escrito a gobernador César Duarte aún no tienen respuesta aun cuando éste ha admitido que en Guadalupe y Calvo sí existe un problema, aunque según él no significa un total riesgo.

Ante esta situación, Corral urgió al presidente Peña Nieto, al funcionario federal Osorio Chong y al mandatario chihuahuense César Duarte a cumplir con el Acuerdo para la Seguridad y la Justicia del Pacto por México, cuyo propósito es enfocar los esfuerzos del Estado para reducir los delitos que más lastiman a la población, entre los que se encuentran los asesinatos, secuestros y extorsiones.

Corral señaló que en dicho Acuerdo se establece la implantación de un Plan Nacional de Prevención y Participación Comunitaria, el cual a la letra dice: “se focalizará en los municipios con más violencia del país el avance del nuevo Sistema de Seguridad Social Universal; programas de combate a la pobreza; las Escuelas de Tiempo Completo; el Programa de Empleo para Jóvenes; y la recuperación de espacios públicos junto con las comunidades. De igual forma se alinearán todos los presupuestos para la prevención del delito para que se convierta en una verdadera prioridad nacional”.

El senador panista explicó que en el Acuerdo también se propone reformar los cuerpos policiacos a partir de un esquema de Policías Estatales Coordinadas, en el que los uniformados municipales se conviertan en elementos de proximidad que cuiden barrios, unidades habitacionales, mercados, zonas turísticas y otros espacios públicos; en tanto que las policías estatales tomen todas las labores de seguridad pública bajo un sistema de homologación de funciones y capacidades, sin dejar de coordinarse con las autoridades municipales.

La escalada de la violencia es tan preocupante que el lunes 10 fue secuestrado por un grupo armado Jaime Orozco Madrigal, candidato a la alcaldía del municipio por el PRI. Acción Nacional desistió de competir por los municipios de Maguarichi y Gómez Farías debido a amenazas tanto telefónicas como de hombres armados y encapuchados.