Diez millones
Nutriseg-control-temperatura-concretos

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
Vamos a ser honestos: el narco ha penetrado todos los espectros de nuestra sociedad incluido por supuesto y primero que ninguna otra, la clase política, porque allí se encuentra el mayor factor de corrupción de nuestro país demostrado una y mil veces en incontables corruptelas, extorsión de empresarios, captados en vídeos y audio, multimillonarios contratos a constructoras de hermanos y cuñados, colosales deudas adquiridas con papelería falsa, contubernio con casinos, no cabria nunca en este espacio la larga e interminable historia de corrupción y asociación delictiva de nuestra clase política. Pensar que nuestros políticos estarán "blindados" del narco es creer que Santa Claus va llegar por la chimenea de nuestras casas en esta navidad. Es un hecho comprobado que el crimen esta entrelazado con nuestra clase política y no requerimos diez ni cien congresistas o alcaldes mas prófugos para entenderlo, con uno basta, con uno de nuestros Honorables Congresistas de la Unión que haya sido encontrado en evidencia de contubernio con el crimen. Uno basta.
No lo queríamos admitir, hay quienes todavía prefieren llevar la venda en los ojos, aunque cada vez son menos, porque es un hecho que el narco esta en todas partes de nuestra sociedad. Hay decenas de miles de agentes del crimen organizado entre nosotros, son policías, oficiales de transito, taxistas, vendedores ambulantes, prostitutas y demás en todo el país cuyos ojos son los ojos de criminales reportando los movimientos del ejercito y la policía federal o de posibles víctimas de secuestro. Hay cientos de alcaldes ya controlados, muchos que no se dejaron ya están muertos y desde luego que también hay congresistas en congresos locales y no tengo duda que en el federal también que tienen nexos con el crimen. Hay jueces, magistrados, abogados de oficio, abogados poderosos, hay empresarios que lavan dinero, hay gobernadores amenazados que se hacen de la vista gorda o de a tiro cooperan abiertamente abriendo las rutas de sus estados al narco, hay aduanales que dejan pasar droga, armas y dinero, hay gerentes de bancos lavando dinero producto del narcotráfico, hay escuelas donde los directores también reportan al narco, hay sindicatos, hay logias e iglesias, hay cantantes, hay bandas, hay escritores y periodistas, hay revistas y periódicos, hay medios impresos y electrónicos, hay profesores y líderes de estudiantes en universidades publicas y privadas, hay funcionarios de todos los niveles de las empresas paraestatales y en niveles superiores del gobierno federal, del poder legislativo, y por supuesto del poder judicial. Ellos ya están en todas partes y su licencia y sus redes son la cultura de la corrupción, la permisividad y el clientelismo de nuestra sociedad y son grupos poderosísimos con vastos territorios en toda la geografía del país. Es un monstruo de mil cabezas.
Vamos a dejar de hacerle al tonto, es fecha que nadie, absolutamente nadie en el congreso nos ha explicado a nosotros como fue posible que se le diera trato de víctima y héroe a Godoy Toscano, como fue posible que se pusieran todos de acuerdo para formar un frente contra la Policía Federal y defender a Godoy Toscano, para permitir que entrara al recinto, para tomarle la protesta, tampoco en el poder Judicial nos han podido explicar como fue posible que obtuviese amparos a diestra y siniestra, tampoco la comentocracia nos explica como fue que saltaron a defenderle y denostar a la policía federal, a compañeros de decenas policías asesinados precisamente por el padrino de Godoy Toscano en Michoacán. Allí esta Aristegui que le entrevisto al narco político y le hizo ver como toda una víctima y puso en tela de duda que la policia federal actuara en nombre de la ley, y allí están otros periodistas que como ella realizaron toda clase de documentales para hacernos creer que Godoy Toscano era un perseguido político victima de un gobierno represivo y cuando se hicieron publicas las grabaciones de Godoy Toscano con La Tuta, todos ellos callaron repentinamente, el tema a segundo plano. Todavia estoy esperando un programa de Aristegui, un documental de Proceso, un articulo de La Jornada, Reforma, El Universal, Milenio, dedicado a investigar como fue posible que dos poderes de la Union, el Legislativo y el Judicial, aun después de haber escuchado ellos en privado las grabaciones de Godoy Toscano y La Tuta, antes de que estas se hicieran publicas, como es que se pusieron en contubernio para proteger a una persona con comprobados nexos con el narco. Como fue posible que le protegieran y ayudaran a escapar de la autoridad. Ahora esta prófugo, parece que es mejor así para estos dos poderes y para mucha otra gente allá afuera. Pero no habrá tal investigación, sin embargo las acusaciones que todos estos medios y poderes de la unión lanzaran contra la Policía Federal allí estan. Después callaron y ya no hablaron mas al respecto. No es un hecho fortuito, no hablaron porque alguien, algo les instruyo a que callaran. El monstruo del crimen organizado tiene poder político y mediatico y tiene una agenda político electoral también, va a defenderla con todo porque tiene demasiados intereses en juego, los criminales tienen a su partido preferido porque también ellos tienen su corazoncito y se sienten con derechos de ciudad y no solamente van a presentarse en la casilla para votar y a untarse con la tinta indeleble. Van a tratar de ganar elecciones para su partido preferido y van a usar sus armas y su poder de disuasión, la amenaza, la extorsión y el terror pero también va a usar a todos aquellos bajo su ala de influencia criminal, a sus políticos, sus plumas y sus periodistas, a sus funcionarios y jueces, y se van a ir con todo contra quienes se les han enfrentado: contra Felipe Calderón, contra aquellos en su partido que prometen continuar la lucha contra el crimen. Por supuesto.
Porque ha sido Felipe Calderón y su administración en solitario, quienes han sido el azote de estos grupos criminales que han visto como en el transcurso de cinco años de su gobierno perdieron miles de mansiones donde venían viviendo plácidamente y sin ser molestados por décadas, y han tenido que irse a esconderse de las fuerzas federales a tugurios y agujeros de ratas donde no puedan ser vistos. Sus zoológicos privados, sus leones y tigres, sus yates y sus enormes fincas con sus grandes fiestas con famosos cantantes y bandas, todo eso ya pertenece a un tiempo pasado cuando se les permitió todo, se les concedió todo, se les tolero. Y vivíamos “en paz”, una paz muy priista por cierto, una paz que estos criminales añoran regresar.
Ahora viven como ratas perseguidas. Han visto morir a decenas de miles de sus compañeros sicarios a manos de soldados, marinos y policías federales, han visto a muchos de sus líderes y socios caer presa de las fuerzas federales, han perdido miles de millones de dólares en los mas grandes decomisos de la historia del país, han pedido miles de toneladas de drogas, han visto limitada su capacidad de movimiento y acción. Y también odian a Calderón porque su guerra contra ellos ha significado cambios drásticos en el mapa de crimen que ellos mismos habían construido por décadas bajo la complaciente mirada del régimen priista, Felipe Calderón ha puesto de cabeza a poderosísimos carteles debilitándoles, ha destruido a varios por completo, La Familia, La Línea, Beltran Leyva, Sinaloa, Cartel del Golfo y muchos otros carteles están viviendo una verdadera cacería bajo la voluntad de Felipe Calderón y la pregunta hoy en día no es si se va a atrapar a sus capos, sino cuando.
Empero, cuando Felipe Calderón le declaro la guerra al crimen y lanzo las fuerzas federales a combatirlo, el Priismo, sus gobernadores, alcaldes, congresistas y lideres de partido, todos le dieron la espalda al presidente, y a México. En lugar de unirse a la lucha levantaron banderas y se sentaron en sus tiendas de campaña cuestionando, deshojando margaritas, especulando si Calderón acaso ganaría esta guerra algún día. Ni un solo gobernador priista dio un paso al frente a dar la cara contra el narcotráfico y mientras llegaban las fuerzas federales a sus estados, sus propios policías halconeaban y reportaban al crimen organizado acerca de sus movimientos. Y en el congreso, faltaba mas, Manlio Fabio Beltrones y Peña Nieto operaron para que no se aprobara el mando único y otras reformas importantes en materia de seguridad. Los Priistas, junto con los perredistas, regatearon el apoyo al Presidente Calderón durante estos años.
Pero todos nuestros actos traen consecuencias y la lectura táctica y especulativa que entonces pudieron hacer los priistas de no apoyar a la guerra del Presidente Calderón puede ser hoy interpretada por muchos como un acto de cobardía o colusión con el crimen organizado, porque mientras los priistas hablaban de la boca para afuera acerca de cambiar la estrategia del gobierno Federal contra el crimen organizado, su lenguaje corporal enviaba un mensaje diferente a los narcotraficantes, quienes sabían que requerían de un socio político para contrarrestar las políticas anti-crimen de Felipe Calderon y encontraron a su socio en ellos, los narcos acusaron recibo y hoy apoyan al PRI fervientemente, así lo quiera este o no, en Tamaulipas, en Veracruz, en Michoacán, en todo Mexico lo harán y son ya incomodos y peligrosos compañeros de viaje del Priismo. Otros ojos no menos despiertos también observaban la relación peligrosamente simbiótica que se desarrollaba entre los narcos y el priismo, y tomaron nota: en Octubre 15 de este año, el New York Times publico una entrevista con Felipe Calderón donde afirmaba que “había muchos en el PRI que creían que los tratos del pasado funcionarían hoy en día”.
Las declaraciones del presidente Calderón desataron toda una serie de protestas en el PRI: Manlio Fabio Beltrones, Humberto Moreira Valdés, Peña Nieto, Gamboa Patrón, Labastida Ochoa, Francisco Arroyo, Fernando Castro y otros mas se lanzaron a dar alaridos de dolor, unos como Gamboa Patrón diciendo estar “Verdaderamente lastimados y ofendidos”, Peña Nieto llamando a “no caer en provocaciones vengan de quien vengan”.
El dardo hirió profundo en los cuarteles del priismo. El pasado Domingo 4 de Diciembre el Presidente Calderón volvió a tocar la herida con una declaración que aunque ambigua, tenia un claro destinatario:
“Una delincuencia que, como he dicho, ahora también se constituye en una abierta amenaza a la democracia. La intervención palmaria y evidente en los procesos electorales es un dato nuevo y es un dato preocupante”
Y de nuevo el PRI se revolvió herido y volvió a lanzarse contra Calderón alegando que el mandatario esta usando el tema del narcotráfico en “un arma para minar la confianza de las autoridades electorales, socavar el proceso y agredir a partidos y candidatos”.
Pedro Joaquín Coldwell le respondió a Calderón en su discurso inaugural acusando al mandatario de recurrir a “toda suerte de artimañas” para atacar al PRI, “Por las acusaciones temerarias lanzadas desde la Presidencia, hasta el uso faccioso de la procuración de Justicia, todo se vale con el objeto de descalificar al adversario”, otros priistas están también saliendo a lloriquear. No salen a negarlo, no salen a condenar al narcotráfico vehementemente, a prometer que ellos perseguirán y arrastraran a los narcos fuera de sus guaridas. Nada de eso escuchamos, solo ladridos contra el presidente.
El tema le duele al PRI y a Peña Nieto por una sencilla razón: el tema del narcotráfico esta ya latente en el animo de los electores, no es la economía o la pobreza ni el costo de los alimentos, el narco es el principal tema ahora en la mesa de los mexicanos, en nuestras conversaciones, en nuestras preocupaciones y el PRI ha sido estigmatizado como un partido que “negocia” con los criminales. El Presidente Calderón ya le tiene tomada la medida al PRI y saben que este tema les hará daño en la campaña.
Como el monstruo que enfrentamos tiene mil cabezas, los priistas no estarán solos en sus alaridos contra el Presidente Calderón. En su confrontación contra el mandatario, los acompañaran buena parte de nuestra burocracia electoral y la comentocracia de siempre en los diarios y revistas que todos ya conocemos, algunas de esas plumas muy probablemente financiadas por narcotraficantes o sus múltiples redes, y se están uniendo a un gran coro para que de aquí hasta el día de las elecciones el Presidente Calderón no vuelva a mencionar las palabras “narcotráfico” y “elecciones” en una sola sentencia so pena de ser acusado, ya lo están haciendo, de intervenir en el proceso electoral. El objetivo es silenciarle, callarle, censurar su derecho a hablar y manifestarse como todo ciudadano. Es el mismo coro que antes defendiera a Godoy Toscano, son exactamente los mismos y defienden los mismos intereses.
La intromisión del narcotráfico en las elecciones de Michoacán, algo que todos pudimos atestiguar en audios recopilados y hechos públicos, no es la primera ni será la ultima, pues ya habia ocurrido con Godoy Toscano en las elecciones pasadas y con muchos otros congresistas y alcaldes electos, pero los gobiernos estatales, el IFE, el TRIFE, muchos de estos comentaristas y articulistas y muchas otras autoridades y burocracia relacionada permanecen en un silencio cobarde y sospechosísimo, igual el congreso de la unión y nuestro Poder Judicial. En cambio gustan del teatro y la simulación, pues en lugar de unirse a la lucha, saltan y lloran en alaridos y acusan a Calderón por simplemente afirmar que los narcotraficantes están intentando influir en las elecciones o se rompen las vestiduras porque agentes de la DEA cooperen con agentes mexicanos en operaciones de inteligencia para penetrar las redes de los narcotraficantes.
El Presidente Calderón le ha abierto un gran boquete electoral al PRI al poner el dedo en la llaga de un partido corrupto que por décadas pacto con el crimen, que lo tolero y que hoy es abiertamente apoyado por este. Al Presidente Calderón nadie lo va a callar, ni acusaciones ante cortes internacionales, ni Peña Nieto, ni el PRI ni nadie. Porque el sabe muy bien que tiene toda la razón en lo que dice. Rescato algunas columnas en la presa que tratan el tema el dia de hoy de dos diarios, aunque todos los mas importantes matutinos comentan sobre el tema: Excélsior, La Apuesta de Calderon, Ivonne Melgar Para disfrutar la columna. Excélsior, ¿Narcopolitica? Inventos de Calderon Excelentes puntos de vista de Jorge Fernandez Melendez Excélsior, ¿Como va a contestar el PRI? De Leo Zuckermann, recomendable con un buen cafe capuchino. Excélsior, Balas y Votos Ricardo Alemán Milenio, ¿De que nos habla Sr. Presidente? Pobre ejercicio retorico de Rosario Robles, nada recomendable Milenio, Desgastes Absurdos Francisco Garduño, una pobre columna, si a acaso se le puede llamar así a ese desperdicio de ciberespacio. Milenio, Discurso Electoral de la Seguridad Juan Gabriel Valencia