Diez millones

Reitero mi aprecio, mi reconocimiento…

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Para Margarita Zavala, “las puertas (del PAN) están abiertas. A ella le reitero mi aprecio, mi reconocimiento y también a sus simpatizantes”, Ricardo Anaya dijo este 17 de mayo, en Hermosillo, y que ya entró en contacto con ella y espera verla en los próximos días, (es una cita de prensa).

 

Es a esos mismos simpatizantes, a los que formalmente el CEN de Anaya amenazó con expulsarlos (lo cual era improcedente), a quienes dice ahora “reiterar” su aprecio, su reconocimiento, cuando hizo exactamente lo contrario. Por eso no es “reiterar” el verbo correcto. Se trata de un nuevo trato, “ofrecer”, es el verbo adecuado, el aprecio y reconocimiento que se les había negado.

Hay que tomar en cuenta que hay muchos panistas (y simpatizantes del panismo), que están muy enojados, hasta furiosos, porque Ricardo y resto de la cúpula del poder panista, destrozaron la democracia interna del partido. Se designaron muchos candidatos indeseables, tanto panistas como del PRD y de MC. Y también panistas opuestos a la coalición con estos dos partidos, armada “en lo oscurito” y presentada a la militancia como hecho consumado.

 

Muchos panistas están enojados, decepcionados y hasta retirados del partido por la forma en que se traicionaron abiertamente los principios de humanismo político de Acción Nacional. Esto debe cambiar, y pronto.

 

Ahora bien, de entre estos panistas que se sienten agraviados, algunos se fueron a apoyar a Margarita Zavala, ciertos abiertamente, y otros discretamente. Los demás, la mayoría, se mantuvieron ajenos al zavalismo y al anayismo. Pero todos, todos, tienen en común el sentimiento de agravio, y hasta de traición a la esencia del panismo.

 

De esta manera, atraer a los panistas que apoyan a Margarita no es tan sencillo, se requiere una gran labor de convencimiento, y en especial, una solicitud de perdón, tragándose el orgullo por el maltrato e injurias que infringieron.

 

“LAS PUERTAS (DEL PAN) ESTÁN ABIERTAS”, Anaya dixit.

 

Es una frase anayista clave, de buen ver. Se trata de revertir las renuncias tanto de Margarita como de sus simpatizantes, esos que renunciaron al partido por los agravios divisionistas al interior del PAN, tanto los que se consideran “zavalistas” como los demás alejados de las campañas, pero con alma blanquiazul.

 

Como se dice, no se tapa el sol con un dedo, y las ofensas, las amenazas de sanción, de expulsión, que son tan grandes, no se cubren con “reiterar” aprecio y reconocimiento (antes negados). Anaya deberá tender una mano que se note sincera, que realmente lleve el mensaje de que las puertas del partido, están abiertas. Y que los panistas enojados hagan lo propio. Generosidad de todos.

 

Hay algo más: para que esos ciudadanos de alma blanquiazul regresen, es necesario que se den muestras claras que se volverá “al PAN de antes”, el llamado doctrinario, el de los principios sobre el “pragmatismo”, el anterior al flagrante oportunismo y el “cuatismo” que ahora imperan.

 

Margarita Zavala no tendría problema en volver a SU PAN, pero la mayoría de los agraviados, por motivos muy humanos, habrán de titubear o cerrar los ojos a todo ese proceso antidemocrático que se ha sufrido. Y apoyar las campañas.

 

¿Y LA CAMPAÑA?

 

Así, respecto a esta campaña: ¿qué deberán hacer el CEN y el equipo de campaña, encabezados por Ricardo Anaya? Algo que de alguna manera ya se hace, pedir el voto útil, pero no el anti-Amlo en especial, sino el voto utilitario para Acción Nacional como partido, como buen gobernante y legislador, y no a su candidato presidencial en particular, al que muchos no quieren. Pedir el antiguo “Vota PAN”, no un “Vota RAC” en particular. Eso, funcionaría, aunque resulte desagradable.

 

Hay que recordar algo: este primero de julio habrá 4,604 elecciones, y al PAN habría que apoyarlo en todas, según el domicilio del ciudadano. Por eso, pedir apoyo electoral para el PAN, es más, pero mucho más que para la elección crítica, la presidencial, (para gobernadores, senadores, diputados, alcaldes y más).

Nutriseg-control-temperatura-concretos

 

Para todo esto, podríamos decir que la bola está en manos de Ricardo, sí, pero más que bola es una papa caliente. Corregir el trato a la militancia agraviada le dará muchos puntos a favor, tan necesarios en esta contienda por Los Pinos.

 

LAS BUENAS NUEVAS…

 

Finalmente: hay buenas noticias, muchos zavalistas, por el bien de México, se suman ya a la campaña panista a la presidencia. La reconciliación de activistas zavalistas inicia, pero hay mucho que hacer para lograr que miles de “panistas de a pie”, y millones de ciudadanos, apoyen en campaña y el 1 de julio el “VOTA PAN”.